Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Asesinato a la Madre Naturaleza ¿Por qué el proyecto Conga es inviable?

Servindi, 23 de noviembre, 2011.- Sergio Sánchez Ibáñez, ex gerente de Recursos Naturales del gobierno regional de Cajamarca, cuestionó la validez del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto Conga y sustentó técnicamente por qué es inviable.

Aseguró que el EIA no muestra una mitigación de impactos en relación con el agua superficial para lograr que el agua sea de la calidad adecuada ya sea para descargar en cauces naturales o para consumo humano.

Asimismo, aseveró que la eliminación de alguna laguna afectará de manera impredecible el comportamiento hidrológico e hidrogeológico de las cuencas aledañas al proyecto.

Ello sucede debido a que las lagunas son parte de la recarga de acuíferos, y estas alimentan el flujo base de ríos y quebradas. Este impacto ocurre a pesar de haberse utilizado un modelo de balance de agua.

Limitaciones del EIA

Una limitación del proyecto es que reconoce como área de influencia solo a 32  comunidades de los distritos de Huasmín, Sorochuco y La Encañada, sin embargo, estos tres distritos cuentan con 250 centros poblados.

Cabe destacar que los niveles de pobreza de estos distritos son elevados. Tal es el caso de Huasmín con 88,3 %, Sorochuco con 79,1 % y La Encañada, donde el 78,5 % es pobre

La economía depende del agua

El 98 por ciento de la población en el área de infuencia del proyecto depende de actividades agrícolas y pecuarias que demandan un continuo abastecimiento de agua.

Entre los cultivos de secano se producen: papa, cebada, trigo y oca, olluco, haba, quinua. Los cultivos de secano con aportaciones de agua de riego son: maíz, frijol, hortalizas, alverja, papa, sarandajo, camote, yuca y sandía.

Además, existen cultivos permanentes que requieren dotación de agua de riego: cítricos, plátano, chirimoya, pacae; y una intensa actividad ganadera para venta de leche y subproductos.

Biodiversidad amenazada

Existen 460 especies de plantas de las cuales 34 están amenazadas, 46 son únicas (endémicas) de Perú, y 6 son únicas de la región de Cajamarca.

También existen 225 especies de vertebrados terrestres: 13 especies de aves amenazadas, siendo relevante el picaflor Taphrolesbia griseiventris que se encuentra en situación de "peligro crítico".

Esta biodiversidad se reproduce en un ecosistema donde existen formaciones vegetales: matorral, bofedal, pajonal y vegetación ribereña. Precisamente, indica Sánchez Ibáñez, existen 103 hectáreas de  bofedales y 1720 hectáreas de pajonales.

Circuito de aguas

El Proyecto Conga compromete en alto grado el circuito natural de las aguas pues abarca las cabeceras de las cuencas de los ríos Jadibamba y las Quebradas Chugurmayo y Chirimayo afluentes del Sendamal en la provincia de Celendín.

Asimismo, la cuenca del río Chailhuagón, afluente del Chonta (Cajamarca) y la Quebrada Toromacho afluente del Llaucano, en la provincia de Bambamarca.

Todas esas cuencas derivan sus aguas al río Marañón, afluente del río Amazonas que desemboca al Océano Atlántico.

De otro lado el proyecto Conga destruirá de manera directa 4 de las 20 lagunas que existen en la zona, lo que en conjunto copmpromete a 34 hectáreas de espejo de agua.

Entre ellos el Azul, naciente del Río Alto Jadibamba; el Perol, naciente de la quebrada Alto Chirimayo; Mala y Chailhuagón, naciente del río Chailhuagón.

También impactará las lagunas: Mamacocha, Cortada, Seca, Mishacocha Negra, Alforjacocha, Honda y Chica; 682 manantiales, y 102 captaciones de agua para consumo humano y 18 canales de riego.

Componentes del Proyecto Conga

El proyecto comprende dos tajos mineros: el Perol, de 1,95 km. de largo y 1 km. profundidad; y el tajo Chailhuagón, de 1.80 km. de largo y 600 m. de profundidad.

Asimismo, dos botaderos de desmonte: Perol, que tendrá 480 Mt. de desmonte, 289 has.; y Chailhuagón, con 174 Mt de desmonte y 160 has.

La planta de procesamiento manejará 92.000 toneladas diarias al día y la faja transportadora tendrá 2,4 km. pues de los tajos se transportará material a una chancadora y de ahí por una faja a la planta de procesamiento donde se realizará la separación del cobre, oro y plata mediante un proceso de flotación.

Los depósitos de relaves se ubicaran en las cuencas de la quebrada Toromacho y río Jadibamba, en un área de 700 has.

---

Con información de la Nueva Prensa

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario