Servicios en comunicación Intercultural

Colombia: Paramilitares amenazan a autoridades indígenas de comunidad embera Patadó

Indígenas Embera Eyabida

Servindi, 27 de octubre, 2011.- El lunes 24 de octubre a la 1 de la madrugada hombres armados pertenecientes a grupos paramilitares postdesmovilización ingresaron a la comunidad de Patadó en busca de Luis Eduardo Sinigüí, líder de la comunidad, quien se ocultó para no ser hallado.

Durante el fin de semana los paramilitares asediaron a miembros de la comunidad de la etnia Embera Eyabida controlando el ingreso y salida de personas y alimentos. Al retirarse se llevaron bienes y animales de la comunidad.

La acción última es parte de una secuela de constantes agresiones y amenazas ocurridas en el mes de octubre buscando capturar autoridades indígenas, intimidando los miembros de la comunidad de Patadó y saqueando los bienes de los Embera.

Secuela de agresiones

El domingo 16 de octubre ingresaron a la comunidad hombres armados y mientras revisaban las viviendas preguntaron por el Gobernador indígena Anibal Bailarín, quien se encuentra temporalmente en otra comunidad. Luego de una hora de requisa los agresores partieron rumbo a la finca del señor Orlando Suescún.

El lunes 17 de octubre el señor Orlando Suescún ingresó a la comunidad de Patadó y preguntó por el Gobernador Indígena diciéndole a los miembros de la comunidad que requería al Gobernador Indígena para “hablar con él”.

El miércoles y jueves de la misma semana hombres armados pertenecientes a grupos paramilitares postdesmovilización permanecieron cerca a la comunidad, registrando quienes ingresaban y salían del asentamiento indígena.

El viernes 21 de octubre en horas de la noche, ingresaron a la comunidad aproximadamente 15 hombres armados, requisaron las viviendas una por una y preguntaron por el gobernador indígena, luego de revisar todas las viviendas salieron llevándose varios cerdos de la comunidad.

La Comunidad de Patadó

La comunidad Embera Eyabida de Patadó (Apartadocito), ha sido víctima de despojo territorial y desplazamiento forzado en varias oportunidades, indicarom fuentes locales.

Ella pertenece al Resguardo de Urada Jiguamiandó, y se encuentra ubicada en el límite del consejo comunitario de Curbaradó y el Resguardo Embera, pero al momento de la titulación del Consejo Comunitario, les fue sobrepuesto el título del territorio de comunidades negras y negada la garantía legal de su territorio.

Esa situación ha impedido a los integrantes de la comunidad Embera el acceso a su territorio ancestral y ha generado una grave situación alimentaria y de salud, dado que no tienen la posibilidad de sembrar y viven en menos de 2 Ha. de terreno, delimitados por la cerca de la finca ganadera.

Desde el inicio de su proceso de retorno a finales de 2009, lo han hecho sin el acompañamiento, ni garantía de las instituciones competentes, han sido asediados y amenazados por miembros de grupos paramilitares postdesmovilización que custodian la hacienda del señor Orlando Suescún, ganadero de Llano Rico.

Los paramilitares han disparado en varias oportunidades contra los animales de la comunidad, han robado bienes de los Embera y ejercen permanente control sobre la movilidad de personas y alimentos desde y hacia la comunidad indígena.

Todo esto se presenta a menos de media hora de camino de Pavarandó, sitio en el cual se encuentra la estación de Policía más grande de la zona, sin que haya una respuesta efectiva desde los organismos de seguridad, ni las demás instituciones responsables.

Voceros de la comunidad piden a las autoridades proteger de manera urgente la vida de las autoridades tradicionales, líderes indígenas y miembros de la comunidad Embera Eyabida de Patadó y disponer los recursos para atender la crisis alimentaria generada por la falta de acceso a la tierra y el control alimentario ejercido por los grupos armados.

También piden a la Defensoría del Pueblo - Regional Urabá, convocar por medio de las Alcaldías municipales a un consejo Extraordinario de seguridad para analizar la situación y tomar las medidas necesarias para garantizar la vida de los miembros de la comunidad.

Al Instituto Colombiano para el Desarrollo Rural (INCODER) solicitan llevar a cabo de manera perentoria comisión para la verificación de los linderos de la comunidad Embera Eyabida de Patadó, con respecto a la finca ganadera y el Consejo Comunitario de Curbaradó.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario