Servicios en comunicación Intercultural

Mundo: Campesinos reclaman el respeto de su derecho a intercambiar y resembrar semillas

Campesinos reunidos en la sede de la UPOV

Servindi, 25 de octubre, 2011.- Más de un centenar de campesinos de diferentes asociaciones del mundo protestaron delante de la sede de la Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV), en Ginebra, por el reconocimiento de sus derechos.

La protesta de dio en el marco de celebraciones por el aniversario de la UPOV, el pasado 20 de octubre, entre las 12:00 y 14:00.

Mediante este levantamiento pacífico, exigieron la protección de sus semillas de la biopiratería, la contaminación por genes patentados y contra el dominio de las multinacionales semilleras.

Del mismo modo, demandaron libertad para resembrar e intercambiar las semillas, la cual fue restringida por el Convenio 1991 de la UPOV, mediante la creación de patentes para variantes o derivados.

Esta comenzó con la plantación de un árbol y la escenificación del “kata de la houe", un símbolo de la lucha de los agricultores para sus supervivencia y autonomía, inspirado en las artes marciales.

Algunos de los candidatos a las elecciones federales de Suiza se sumaron a la protesta al recibir los saquitos y demás objetos de los campesinos.

Según un comunicado enviado por la Coordinadora Europea Vía Campesina (ECVC), entre los simpatizantes estaban Pierre Vanek, Philippe Sauvin (Partido Solidarités) y Anne Mahrer (Partido Vert).

“La libre reproducción y el intercambio de semillas por parte de los campesinos es la única forma de evitar que las multinacionales, a través de la UPOV, se apropien y privaticen (…) toda la cadena alimentaria", declaró Pierre-André Tombez, del sindicato agrario Suisse Uniterre.

Cabe resaltar que el derecho de los campesinos a resembrar y a intercambiar sus semillas es indispensable para la adaptación de los cultivos a los cambios climáticos y para la adaptación local.

Asimismo, permite reducir el uso de abonos y pesticidas químicos, lo que garantiza la disminución de su impacto en las semillas y en consecuencia, la seguridad alimenticia.

“Los campesinos y campesinas siempre han guardado una parte de su cosecha para resembrarla e intercambiarla entre ellos. Lo quiera la UPOV o no, van a continuar haciéndolo”, manifestó Josie Riffaud, del Comité de Coordinación de la ECVC.

“De ello depende el futuro de la agricultura, del campesinado y de las generaciones futuras. El derecho a guardar, sembrar e intercambiar las semillas constituye la base para la realización de la Soberanía Alimentaria", concluyó.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario