Servicios de comunicación Intercultural

Perú: Una canción y un poema de escolares del pueblo Awajun

Por Alberto Chirif

En un reciente viaje por comunidades awajun del río Cenepa, escuché a dos alumnos de un colegio de secundaria que funciona en una de ella, cantar y recitar una canción y un poema que destaca virtudes de su tierra y de los guerreros de su pueblo que fueron a luchar contra el gobierno para conseguir la derogatoria de los arbitrarios decretos leyes que afectaban sus garantías territoriales. Se trata de una mirada desde la juventud de los problemas que afectan al pueblo Awajun.

Ambos textos son buenos ejemplos de la identificación de estos adolescentes con las luchas de su pueblo, con el amor por su territorio y con la fortaleza de su gente para defender sus derechos y, a la vez, un nuevo testimonio para echar abajo el argumento racista de la manipulación externa, mediante el cual el gobierno y algunos otros sectores han tratado de explicar las causas del levantamiento indígena. En el caso del poema, quiero además destacar el correcto uso que hace el alumno del concepto de "patria", como la tierra donde uno y sus padres han nacido. Sin más preámbulos, leamos los textos.

Awajun guerrero (poema)

Autor: Dany Cléber Apikai Chimpa

Awajun guerrero, saliste para luchar por tu tierra,

un nueve de agosto, llevando en la mano tu lanza.

Todos quedaron tristes por tu partida, mas no te importó

porque querías defender nuestra tierra.

Llegaste hasta el corral quemado, soportando hambre,

sed y cansancio; pero no desmayaste e hiciste

temblar al gobierno corrupto.

No retrocediste por las bombas que te lanzaron, ni por

las balas que te dispararon; luchaste como un roble,

valiente y decidido en todo y sin importar la muerte.

Para ti es este poema por tu sudor y por agradecimiento

de la victoria del 22 de agosto, fecha que todos los

indígenas y campesinos recordaremos.

Porque con tu valentía y honor supiste defender

a nuestra tierra que el gobierno quería explotar.

¡Oh hermano guerrero!, gracias por defender nuestra

patria, eres un ejemplo de las generaciones de hoy

y del mañana.

¡Gracias hermano!

---

Mi tierra linda (canción)

Autor: Lorgio Kajekui Nujigkus

En el rico Amazonas se

encuentra Condorcanqui.

Con sus tres distritos lindos

Santiago, Nieva y Cenepa (bis).

Cenepa, mi tierra linda,

tierra donde yo nací.

Cuna de hombres valientes awajun

de pura sangre (bis).

Te canta la juventud, la esperanza del mañana

de ver crecer a tu tierra con alma, mente y corazón (bis).

Todos cantaremos, todos bailaremos, somos awajunes

hombres muy valientes.

Todos cantaremos, todos bailaremos, que linda es mi selva

con sus grandes ríos y bellas mujeres, todos cantaremos,

todos bailaremos en el aniversario de nuestro colegio.

Valoración: 
0

Sin votos (todavía)

Comentarios

Cuando el ser humano le canta a su tierra, es que esta persona sabe la importancia que le representa a ella. Si le escribe un verso es que la lleva en su memorÃa y no hay manera de desaraigar su verdadero origen...
Saludos desde Kuna Yala, Panamá a todos estos jóvenes y a los autores por si vuelves por allá.

Gracias a Alberto, antropólogo peruano de cuerpo entero, que sabe escuchar al pueblo y está atento a las manifestaciones de su alma donde quiera que se produzcan como en este caso en los poemas de dos adolescentes aguarunas del Cenepa que nos recuerdan con sus versos lo que no debemos olvidar. Lorgio Kajekui canta una linda canción enamorado de su tierra y Dany Apikai dedica su poema a los nuevos héroes del Cenepa que se levantaron en paro el pasado mes de Agosto “para defender nuestra tierraâ€. En este canto triunfal puede parecer una exageración poética la frase "no retrocediste por las bombas que te lanzaron" pero esa fue la realidad de la agresión que recibieron precisamente en la Plaza Héroes del Cenepa, en el centro de Bagua, los indÃgenas en paro y todo el pueblo de Bagua bajo el disparo de tantas bombas lacrimógenas lanzadas por primera vez con fusiles especiales que provocaron la creación de una espesa nube que oscureció el pueblo en plena tarde. El poema nos hace recordar aquella aberrante actuación de unos efectivos de la policÃa pésimamente "azuzados" por unos jefes que les obligaron a disparar contra el pueblo. Este pueblo ignora todavÃa si se le ha hecho justicia por tal atentado contra la seguridad, la salud y la paz de todos los vecinos y sus huéspedes, perpetrado por la PNP. El pueblo de Bagua se levantó indignado contra aquella policÃa que incumplÃa su primera obligación constitucional de velar por la seguridad del pueblo y, a pedradas, logró desalojar de sus calles a aquellos uniformados que sembraron el terror (terroristas) en medio del pueblo. Ese fue el peor momento de aquel paro activo y pacÃfico organizado por los indÃgenas para dar a conocer a todo el paÃs la violación de sus derechos por parte de “un gobierno corruptoâ€, como afirma el poeta. No hay que olvidar estos hechos del más reciente pasado pero no podemos distraernos del presente y el futuro inmediato que amenaza la heroica sierra del Cóndor donde una nueva empresa minera comienza sus actividades extractivas con unas –dicen- fabulosas perspectivas de importantes yacimientos de oro y plata en la cuna de nuestros rÃos de Condorcanqui que desembocan en el Marañón. Todos los descendientes de los viejos héroes del Cenepa saben que el pueblo del Cenepa habÃa luchado por conseguir que toda la fronteriza Sierra del Cóndor fuese una zona reservada liberada de toda explotación minera. Gracias, Alberto, desde Santa MarÃa de Nieva en Condorcanqui por darnos a conocer a estos nuevos poetas del pueblo con mucho futuro por delante.Y felicidades al colegio de Dany y Lorgio.

Me gustaria saber la cancion y el poema en lengua madre awajun.
¡Seria muy bello! maria.

filicitaciones por sacar este poema y cancion , nunca podemos desmayar por somos indigenas luchadores . vamos ala lucha vamos ala victoria defendiendo nuestra amazonia

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA

This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.