Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Perupetro y Petrobras reclutan profesores para dividir comunidades en el Putumayo

Organizaciones indígenas rechazan maniobra de petrolera

Radio La Voz de la Selva, 31 de julio, 2011.- Demecio Tangoa Guerra, presidente de la Federación Indígena Quichua del Alto Putumayo, denunció que tres directores de centros educativos que laboran en esa cuenca fueron reclutados por Perupetro para hacer labores de sensibilización en la población a favor de la empresa Petrobras, concesionaria del Lote 117.

El dirigente indígena señaló que uno de los docentes sindicados de laborar a favor de la empresa Petrobras es Manuel Puga Salas, quien es el encargado de entregar invitaciones a las comunidades para que asistan a una reunión el próximo 24 de agosto en la comunidad de Angusilla, donde Perupetro dará a conocer las bondades de la explotación petrolera.

“Estos malos docentes están aprovechándose del nivel del liderazgo que tienen en las comunidades y por eso están ofreciendo veinte galones de gasolina a las comunidades que aceptan participar y lo más grave es que se encuentran regalando gorros y polos de Perupetro como si fueran empleados de la empresa. Con eso están promoviendo la división de las comunidades que desde un inicio rechazan la presencia de Petrobras debido al antecedente de contaminación que traen las empresas petroleras a las comunidades indígenas”, denunció el dirigente quichua.

Este hecho fue puesto en conocimiento del presidente de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana, Alberto Pizango Chota, donde le comunican que si la empresa persiste en su intención de ingresar a la cuenca del Putumayo, tomarán acciones radicales.

La posición de la Federación Indígena Quichua del Alto Putumayo es respaldada por la Organización Indígena Secoya del Perú y la Organización Kichwaruna Wankurina del Alto Napo (Orkiwan), base regional de la Organización Regional de Pueblos Indígenas del Oriente (ORPIO) y la Aidesep.

Dichas organizaciones remitieron la semana pasada un comunicado al jefe de Estado, al presidente electo, al Congreso y al presidente del Gobierno Regional de Loreto, exigiendo que se respete el derecho a la consulta y a la libre determinación sobre sus territorios ancestrales, pues no permitirán que se repita la historia de saqueo y sufrimiento que pasaron los pueblos de Corrientes, Pastaza, Marañón y Kichwas del Ecuador.

En el documento señalan que el Estado peruano ha pasado por alto el derecho fundamental de todo pueblo indígena a ser consultado: en el 2006, Perupetro licitó el Lote 117 a la empresa brasileña Petrobras donde viven los pueblos kichwas, siekoyas y witotos, en los distritos de Teniente Manuel Clavero, Putumayo, Torres Causana y el Napo, y la Zona Reservada Güeppí, sin mediar el proceso de consulta previa.

Asimismo, denunciaron que la Zona Reservada Güeppí aún no ha sido categorizada como se planteó en el 2007, a pesar que fue creada en 1997, mediante DS N° 003-97-AG, con el objetivo de conservar la diversidad biológica, ecosistemas, áreas paisajísticas y poblaciones no disturbadas de flora y fauna silvestres representativos de la selva baja del nororiente del país y por encontrarse en el denominado "Refugio del Pleistoceno Napo-Putumayo".

Manuel Puga Salas y otros docentes cuestionados por las comunidades, indicaron que se dedican a estas actividades en sus tiempos libres, es decir los días sábados y domingos. Indicaron, sin mayor sustento, que los dirigentes de las federaciones solo buscan crear divisionismo y beneficiarse económicamente.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario