Servicios en comunicación Intercultural

Nigeria: Ordenan a petrolera Shell devolver tierras a comunidades indígenas

AIDESEP, 16 de octubre de 2008. Un tribunal del estado de Rivers en la zona petrolera del sur de Nigeria, dictaminó que la representante nigeriana de la multinacional Shell debe devolver a las comunidades indígenas locales los terrenos que vienen siendo ocupados por ellos para la explotación de este hidrocarburo.

La devolución de las tierras ocupadas por Shell en Bonny era la principal demanda de los grupos rebeldes que operan en la región.

Estos grupos acusan al gigante petrolero anglo-holandés de haber obtenido un certificado de ocupación de las tierras en tratos secretas con el Gobierno, a espaldas de las comunidades del área.

El dictamen emitido por el juez M.O. Opara, del Alto Tribunal del Estado de Rivers, indica que Shell Petroleum Development Company (SPDC), nombre con el que la multinacional opera en Nigeria, debe entregar a las comunidades de Bonny las tierras donde está ubicada su terminal de embarque de crudo, que incluye un parque de tanques con capacidad para doce millones de barriles.

Según el veredicto, Shell deberá hacer entrega también de los terrenos donde han sido instalados un helipuerto, un amarradero para seis buques cisternas, un club y el sector de viviendas residenciales para sus empleados extranjeros.

"Shell perdió sus derechos como inquilino, amparados por el contrato de alquiler acordado (con las comunidades locales) en 1958, al reemplazarlo con un Certificado de Ocupación", obtenido de las autoridades locales, señaló el juez Opara en su dictamen.

El magistrado puntualizó que los querellantes, como propietarios ancestrales del área, son los arrendadores de todas las tierras ubicadas entre las localidades de Bonny y Finima, tal como se indica en el contrato de alquiler firmado entre las partes el 22 de julio de 1958, y como tales tienen el derecho a desalojar a un inquilino.

La decisión judicial podría dificultar aun más las operaciones en Nigeria de Shell, afectadas por una sistemática campaña de ataques por parte de grupos armados, de los cuales el principal es el Movimiento para la Emancipación del Delta del Níger (MEND, en inglés).

Secuestros, ataques y sabotajes contra las instalaciones de las compañías petroleras son las tácticas empleadas por numerosos grupos que actúan en la región y demandan una mayor parte de los beneficios derivados de la explotación del crudo en nombre de las poblaciones locales, que pese a la riqueza petrolífera del área siguen viviendo en la pobreza.

Desde principios de año, Shell se ha visto obligada a suspender dos veces sus exportaciones de crudo desde Bonny debido a los ataques y sabotajes contra sus instalaciones.

El mayor ataque llevado a cabo este año por el MEND se registró el 19 de junio, cuando el principal yacimiento nigeriano de Shell fue dañado con explosivos.

El yacimiento Bonga, que se encuentra en mar abierto, próximo a la costa del estado de Bayelsa, produce cerca de 200.000 barriles diarios de los 1,85 millones que elabora actualmente Nigeria.

Los ataques perpetrados por el MEND en los últimos meses han causado que la producción de crudo de Nigeria, que era en 2007 de unos 2,15 millones de barriles diarios, se haya reducido en cerca de un 14 por ciento, lo que ha dejado al país en el segundo puesto, por detrás de Angola, entre los productores africanos de petróleo.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario