Servicios en comunicación Intercultural

ONU: Presentan la primera alianza global para promover los derechos de los pueblos indígenas

Servindi / OIT, 22 de mayo, 2011.- La primera iniciativa interagencial de las Naciones Unidas para promover y proteger los derechos de los pueblos indígenas fue presentada el viernes 20 de mayo con ocasión de la décima sesión del Foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas.

La iniciativa, llamada Alianza de Naciones Unidas con los Pueblos Indígenas (UNIPP por su sigla en inglés), es un compromiso hacia la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, y hace un llamado para su plena realización a través de la movilización de la cooperación financiera y la asistencia técnica.

UNIPP reúne la experiencia y los conocimientos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACDH) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

El Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, celebró el lanzamiento de la iniciativa y urgió a todos los países a “apoyarla para que pueda alcanzar su potencial de convertir los principios de la Declaración en realidad”.

El Secretario General señaló que “los pueblos indígenas han sufrido siglos de opresión y siguen perdiendo sus tierras, lenguas y recursos a un ritmo alarmante”.

“A pesar de estos obstáculos”, dijo, “los pueblos indígenas contribuyen enormemente a nuestro mundo, inclusive a través de su relación espiritual con la tierra. Ayudándolos a recuperar sus derechos también contribuiremos a proteger el medio ambiente que compartimos para beneficio de todos”.

El objetivo de UNIPP es garantizar los derechos de los pueblos indígenas, fortalecer sus instituciones y capacidad de participar plenamente en la gobernanza y procesos políticos a nivel local y nacional, incluyendo la prevención de conflictos en relación a las tierras ancestrales y el uso de los recursos naturales.

Muchas comunidades indígenas son testigo de la explotación de estas tierras y recursos por parte de la industria de la extracción minera, que en muchos casos no respeta sus derechos.

“Nosotros percibimos esta Alianza como un paso importante en los esfuerzos de los pueblos indígenas de todo el mundo para la realización plena de sus derechos humanos”, dijo Mirna Cunningham, Presidenta del Foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas.

“Estamos ansiosos de continuar nuestro trabajo con la ONU para que aquéllos que no tienen voz sean escuchados y para que podamos dotar de dignidad y respeto a la diversidad de culturas, tradiciones, historias y aspiraciones” expresó Mirna.

La Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (2007) y el Convenio sobre Pueblos Indígenas y Tribales de la OIT (No. 169), adoptado en 1989, han sido ampliamente reconocidos como los instrumentos internacionales fundamentales para la promoción y protección de los derechos de estos pueblos.

La población indígena mundial incluye a más de 370 millones de personas en alrededor de 90 países. Además, representan el 15 por ciento de los pobres del mundo y un tercio de las 900 millones de personas que viven en condiciones de pobreza extrema.

Además, la población indígena también suele tener bajos niveles de educación, mayores problemas de salud, y enfrentar más abusos a los derechos humanos y tasas de crimen más altas.

A nivel mundial, es menos probable que los niños indígenas vayan a la escuela y más probable que la abandonen. Las niñas indígenas están expuestas a riesgos aún mayores de ser excluidas de la escuela. Además, los niños indígenas con frecuencia enfrentan discriminación y exclusión durante toda la vida, aumentando sus desventajas y perpetuando el ciclo de la pobreza.

Esta nueva alianza ayudará a abordar estos problemas y otras cuestiones sociales, económicas y políticas al trabajar con gobiernos y asociaciones de pueblos indígenas, a través de diversos medios, incluyendo la formación, la promoción del diálogo, el establecimiento de procesos consultivos, la revisión y reforma de la legislación, así como la prevención de conflictos.

Durante generaciones, los pueblos indígenas han desarrollado conocimientos especializados, estrategias de subsistencia, oficios y culturas, que están muy vinculados a las tierras, territorios y recursos naturales. En el contexto de la crisis actual, la sabiduría indígena es vital para la búsqueda de nuevas soluciones que vinculen el desarrollo humano, los derechos humanos y la sostenibilidad del medio ambiente.

Las poblaciones indígenas se encuentran en una posición única para contribuir al abordaje de los desafíos ambientales y sociales más apremiantes de nuestros tiempos. Su colaboración es una condición esencial que UNIPP desea promover.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario