Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Párroco de Sta. Maria de Nieva escribe carta reveladora al Presidente de HOCOL

Fermín Rodríguez Campoamor, sacerdote de la Parroquia de Santa María de Nieva, provincia de Condorcanqui, región Amazonas envió una carta al presidente de la empresa HOCOL en la que describe con detalle los temores sinceros y la visión de las comunidades frente a la actividad petrolera y el lote 116.

La misiva revela el comportamiento abusivo e inapropiado de la representante de PeruPetro, a quién responsabiliza del fracaso del diálogo, y el rol de algunos personajes que juegan por la camiseta de la empresa y el Estado y no a favor de los pueblos y comunidades indígenas. Leamos:

Sr. Presidente de HOCOL:

No tengo el gusto de conocerlo personalmente. Mi nombre es Fermín Rodríguez Campoamor. Soy sacerdote y trabajo como párroco de Santa María de Nieva (Condorcanqui, Amazonas) desde hace quince años.

Con todo respeto me dirijo a usted para darle a conocer una crónica que he escrito sobre la reunión habida en esta capital de Condorcanqui el día 29 de marzo pasado, de la que soy testigo presencial, en la que Perupetro, como le corresponde según el Reglamento de Participación Ciudadana, realizaba la presentación oficial de la empresa petrolera contratista del Lote 116 superpuesto sobre nuestra provincia, es decir, su empresa HOCOL.

De entrada he de decirle que sus representantes -una pareja colombiana- dejaron una buena imagen de personas educadas y respetuosas en abierto contraste con la representante de PERUPETRO que dirigió personalmente el evento y ha sido principal responsable del fracaso del mismo desde sus primeros momentos, como puede deducir Usted mismo del relato que le ofrezco.

Llamó la atención que en un evento organizado para presentar a la Empresa HOCOL al pueblo "involucrado" no haya sido posible dialogar con sus representantes que literalmente fueron silenciados una vez que terminaron su exposición a mediodía con tan hermosas proyecciones fotográficas y buenos deseos de armonizar y servir al pueblo que va a ser afectado por las actividades petroleras de su empresa.

La presentadora representante de Perupetro no les concedió el micrófono en ningún momento por la tarde en el espacio reservado para el diálogo y las preguntas. También se lo negó a los técnicos que la acompañaron desde Lima, para entregarlo únicamente a un tal Cesar Sarasara, asesor de CONAP, que le ayudó a hundir todavía más el evento por sus intervenciones despectivas e injuriosas contra su pueblo al que vapuleó y zahirió cuanto quiso con el uso (abuso) del micrófono que la presentadora, ya exasperada por su incapacidad para llevar la reunión a buen término, puso en las peores manos si es que se pretendía iniciar un diálogo sincero, armonioso y constructivo entre la empresa, el estado y el pueblo que, como repitieron sus representantes, era uno de los principales objetivos de la Empresa.

¿Por qué no intervinieron sus representantes, sobre todo cuando se discutía sobre la realidad de un pacto o acuerdo entre la empresa y la Federación Aguaruna Domingusa (FAD)? ¿No querían hablar o no les permitieron o desaconsejaron?

El silencio de HOCOL no ayudó a despejar la sospecha de que algo se estaba burlando al pueblo al que se pretendía informar sólo de lo que le interesaba al estado y a Cesar Sarasara, que aparecía como el único que sostenía e intentaba justificar una postura de colaboración con la petrolera por los intereses particulares del mismo que chocaban contra los de la inmensa mayoría con la única excepción, según se rumoreaba y afirmaba el tal Cesar Sarasara, del sector Domingusa.

A pesar de todo y aunque no haya sido posible levantar ningún acta de una reunión tan desordenada y hasta caótica en algunos momentos, sí se pudieron sacar conclusiones patentes que a la dirigente del evento no le interesaba hacer constar en un acta que le desprestigiaría a ella misma como única responsable, y son al menos éstas:

1.- Que la FAD realmente no representa al pueblo ni a las comunidades de Domingusa. Su presidente actuaba por su cuenta y nunca había convocado reunión ni hizo consulta al pueblo para conocer su opinión pensando acaso que el pueblo de Domingusa tenía que estar de acuerdo con el presidente de la FAD y no al revés como es lo lógico y democrático.

Hubo testimonios claros de quienes denunciaron que el tal presidente nunca comunicó nada de sus planes secretos con la HOCOL. Muchos comuneros y Apus van a enterarse en esta reunión de lo que está tramando su presidente con el asesor de CONAP y se indignan de que tomasen decisiones tan importantes para el bienestar, la salud y el futuro del pueblo sin contar con él.

Por esto las comunidades de Domingusa reaccionaron rápidamente revocando al Presidente Daniel Francisco Inchipis por hacer, sin contar con las comunidades, "gestiones contrarias a los intereses de nuestro pueblo". Y se constituyó una nueva junta Directiva presidida por Carlos Quiaco Chicania.

2.- Que el pueblo awajum-wampis está unánimemente en contra del ingreso de cualquier petrolera en sus territorios ancestrales superpuestos por el lote 116. La única discrepancia aireada interesadamente por CONAP era la del sector de Domingusa que ha quedado reducida a la discrepancia del presidente influenciado por el asesor de CONAP y el apoyo de algún amigo, ambicioso de plata, que se le acerque.

Y aunque realmente el sector de Domingusa se opusiese al resto de la población indígena siempre sería una minoría sin capacidad de decisión democrática para justificar el ingreso en el territorio ancestral del pueblo awajum-wampis en contra de su voluntad clara y repetidamente manifestada.

3.- Que los pozos de petróleo cerrados en tiempos del Presidente Juan Velasco Alvarado por los que se interesa, parece ser, su empresa no se encuentran en territorio del Domingusa bajo la asociación FAD sino en la cuenca del río Santiago y pertenecen al territorio de la comunidad de Kagkás en la cuenca del Santiago, por lo que la FAD no puede tener ninguna jurisdicción sobre dicho territorio y su intervención injustificada en contra de la comunidad podría generar tensiones y conflictos importantes que nadie desea. En la reunión de la tarde del día 29 de Marzo, dos comuneros del río Santiago (uno de Kagkás) expresaron al presidente de FAD con fuerza su voluntad de defender sus derechos sobre su territorio.

4.- Que el asesor de CONAP aparece como el principal y único líder aguaruna al servicio de los planes de Perupetro y su empresa Hocol a la que quiere facilitar su entrada en el Lote 116, en contra de la clara oposición de todo el pueblo awajum-wampis, con maniobras secretas y compromisos engañosos que no tienen el respaldo de ninguna base comunitaria o la tendría tan mínima que no puede justificar ninguna decisión democrática sobre el destino de los ancestrales territorios del pueblo awajum-wampis.

Pasar por encima de los derechos del pueblo oponiéndose a su voluntad manifiesta no es el mejor camino para conseguir esos ideales de armonía predicados por sus representantes y recogidos en sus hermosos informes de sostenibilidad. (Alguien de su empresa me ha regalado el Informe de sostenibilidad del año 2006)

En contra de los originales objetivos de toda asociación indígena, a saber, defender los derechos e intereses de los pueblos indígenas, el Sr. Cesar Sarasara ha firmado el año pasado, sin ningún rubor, contrato de colaboración de CONAP con PERUPETRO al servicio de los derechos e intereses del Estado en la selva que responden a su insaciable y desenfrenada política minera y petrolera.

En su última actuación pública el día 29 de Marzo en Sta. María de Nieva manifestó contundentemente su desprecio de los pueblos indígenas a los que echó en cara sus defectos y llegó a negar su misma existencia como tales reduciéndolos a pura nada al lado de la omnímoda presencia y poder de su nuevo amo el Estado dueño absoluto de todo y defensor de los derechos a la autonomía de las asociaciones indígenas (como la FAD) pero no de los derechos de los pueblos indígenas de mucha mayor relevancia jurídica en la jurisprudencia internacional.

Parece que la estrategia propuesta por el asesor de CONAP, de la que él tiene experiencia única nacional e internacionalmente, consiste en arrogarse representatividades irreales apoyándose en viejos documentos desactualizados, en recogidas de firmas fácilmente extraíbles de actas manipulables o en declaraciones más fácilmente adquiridas de personas proclives a la venalidad.

Estando así las cosas, sus representantes nos presentaron un mundo idílico de relaciones de su empresa con las comunidades. El folleto con que me obsequiaron es muy hermoso y diría perfectamente elaborado y presentado. Pero mi pregunta es : ¿Qué posibilidad va a tener su empresa de realizar unas "relaciones armoniosas con las comunidades nativas" -como decían sus representantes- sabiendo ellas que su empresa HOCOL ha entrado de la mano de Perupetro, empresa de un Estado dirigido por este Presidente que ha desconocido un tratado internacional (Convenio 169 OIT) que le obliga por ley.

Digo, al final de mi artículo, que ya antes de comenzar las actividades propiamente petroleras, los primeros pasos del establecimiento de su empresa aquí ya ha producido su primer impacto ambiental negativo no por culpa tanto de ustedes como de Perupetro tan desafortunada en la preparación y la dirección del "evento presencial" destinado a presentar a su Empresa. Ese impacto sigue acrecentándose en días.

Las comunidades del Domingusa han actuado rápidamente procediendo a la revocatoria del Presidente anterior de la FAD Daniel Francisco Inchipish "por hacer gestiones contrarias a los intereses del pueblo" y creando una nueva junta directiva el día 30 de Abril en la comunidad de Yumigtus. Su empresa parece seguir reconociendo a la vieja junta revocada desde el pueblo que rechaza todo lo que ha hecho y sigue haciendo a espaldas del mismo.

La división de las comunidades y el enfrentamiento de unos con otros no es la mejor estrategia para defender el buen ambiente y armonía social que se considera objetivo principal de su presencia en el territorio que desean explorar y explotar, imponiendo una voluntad y un proyecto tan ajeno y contrario al deseado por un pueblo tan pobre que sólo pretende seguir viviendo en paz sobre su tierra de siglos desarrollando su trabajo y cultura y asegurando para sus hijos lo que ellos consideran mejor desde sus propias convicciones que hemos de respetar como uno de sus principales derechos humanos.

El gran poderío político del Estado y el económico de la empresa unidos contra el deseo de un pueblo sin ejército ni plata con que defenderse, crea ambientes de miedo, sometimiento e inseguridad que estoy seguro no desearían ustedes para ninguna de sus familias.

Si su empresa realmente busca en serio esa armonía y paz con las comunidades indígenas de esta selva yo me atrevería a opinar que todavía no han llegado esos tiempos y el pueblo no está preparado. Déjenlo para más adelante. Respétenlo. No son las prisas inmediatas de amontonar plata y plata las mejores consejeras para nada ni para nadie. Cada cosa tiene su tiempo y estos pueblos no están todavía en condiciones de enfrentarse con el traumatismo que va a suponer para ellos esas actividades petrolíferas. Por mucho que ustedes las quieran dorar o suavizar tantas veces a costa de la verdad.

La marginación, el olvido, el desprecio sufrido durante tan largo tiempo ha provocado heridas todavía vivas y sangrantes en la espalda de este pueblo que pide al menos lo mínimo: que se le oiga y respete al menos una vez, y que de una vez se deje de mandar e imponer prepotente y ciegamente órdenes lejanas y ajenas aunque procedan de la misma Lima pues esta lejanía del pueblo no se mide por kilómetros de carretera.

Le escribo para su información, porque también -como Perupetro piensa de los indígenas- ustedes que no son parte de este pueblo que no conocen, necesitan una información desde la selva misma y no únicamente desde la Lima oficial que paga servicios prestados a hombres como Cesar Sarasara, tan definidamente enfrentado con su pueblo, al menos con este pueblo awajum del río Nieva donde ha nacido.

Recuerdo en el artículo adjunto una pregunta que hice al final de la reunión: Si se demostrase que todo el pueblo awajum-wampis de Condorcanqui (Lote 116) se declarase abiertamente en contra de las actividades petroleras, ¿HOCOL podría rescindir el contrato y retirarse?

Nadie me respondió abiertamente aunque algunos afirmaban que sí con la cabeza sin coger el micrófono y otros, al salir y en particular, también afirmaban que la Empresa contratante puede rescindir el contrato en cualquier momento. Sería una alegría enorme para todo el pueblo Awajum-Wampis que, por la razón que fuese y no faltan razones de peso para hacerlo, la empresa HOCOL anulase el contrato por circunstancias de ignorancia sobre la realidad o de engaño sobre la misma, que son clásicas motivaciones legítimas para la anulación de un contrato.

No le pido que responda Vd. a la pregunta que hice el pasado día 29, pero sí le repito y aseguro que sería una alegría inmensa para los miles de habitantes de esta selva recibir un día -¡cuanto antes!- la noticia de que se rompe este contrato que nació viciado y permanece amenazante y peligroso no sólo para la salud, como sabemos, sino para la convivencia dentro del territorio del lote 116, entre los pueblos indígenas que se está intentando dividir para debilitar pero que este juego puede llevar a enfrentamientos muy lamentables e impredecibles.

Y, finalmente, añadiría, si me lo permite (desconozco sus convicciones religiosas, que yo desde mi fe cristiana creo que habrá también una alegría muy grande en el cielo, por decirlo así, si los hombres, que pueden hacerlo, liberasen a tantos miles de los más pobres de esta pesadilla que ya ha comenzado a oprimirles y respetasen sus derechos a vivir en paz con ellos y con la naturaleza y su cultura y a dirigir ellos mismos sus propios proyectos de vida. Creo también que lo que hagamos con estos, los más pobres y necesitados de todos, Dios lo tendrá como hecho a El mismo el más serio amigo y defensor de los más pobres como aparece en todo el evangelio.

Aun a riesgo de parecerle un bendito ingenuo, me he decidido a escribirle esta carta porque sé que es muy grande el daño que se va a hacer a este pueblo indígena ante el cual tengo mi responsabilidad pastoral y, por el contrario, muy grande, repito, la alegría de verse liberados de cualquier actividad petrolera en estos momentos cuando las relaciones de los pueblos indígenas con el Estado están pasando por uno de los peores momentos en la historia peruana.

Agradezco la lectura de esta carta que le ha robado demasiado de su importante tiempo Le saludo con todo respeto, a pesar de las grandes diferencias que, acaso, nos separan.

Que Dios, creador de la naturaleza y padre de todos los hombres, le ilumine y bendiga.

Fermín Rodríguez Campoamor, S.J.

Párroco de Santa María de Nieva

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

NO conozco en persona al Parroco que escribe esta carta. Considero una voz expresa de los que no tienen voz, es la semblanza que guarda el pueblo awajun y wampis, acaso, aturdido por la nefasta traicion que sufren de sus propios dirigentes - afortunadamente aislados - por su pueblo y la gran mayoria que repudia y rechaza este tipo de actos. Saludo, a la Iglesia y todos los organismos que se ponen a lado de los debiles frente a los tiempos dificiles, a los respetables Reverendos de la iglesia de San Lorenzo, al Vicariato Apostolico de Yurimaguas de quiens he escuchado su enérgico rechazo a la forma de como nuestros gobernantes nos marginan y dictan leyes para expropiar nuestras tierras en beneficio de sectores economicos. NO es que estamos en contra del desarrollo economico de nuestros pueblos, tenemos el derecho al desarrollo y mejoramiento de nuestros niveles de vida, pero de la forma como nos ponen trampas para colocar a nuestras tierras al libre albedrio del mercado, por ejemplo, DL 1015, nos hacen perder confianza colectiva del actual estado que no ha comprendido de nuestra existencia.

Estamos siendo amenazados gravemente por paquete de leyes que se cocinan en el palacio, es tiempo, por tanto de defender nuestra vida como pueblos.

Gil Inoach Shawit
DNI: 05632606

Excelente la carta del padre FermÃn RodrÃguez Campoamor por su claridad y la objetividad con que relata los hechos, que pintan de cuerpo entero a un Estado proclive a la defensa de las empresas y desatento a los justas demandas de sus ciudadanos, a los que se debe según lo dicta la Constitución. A propósito delpresidente de la FAD, Sr. Inchipis, a pesar de haber destituido después de la reunión que sostuvieran representantes de los pueblos Awajun y Wampis, con delegados de Perupetro y de la empresa HOCOL, él sigue firmando comunicados como si fuese representante legÃtimo. Para quienes no estén al tanto, la destitución de dicho presidente se debió a que sus bases consideraron que él firmaba acuerdos con el Estado y HOCOL sin haberlos jamás discutidos con sus propias bases. Es decir, a una situación de abuso de poder, él suma ahora una de suplantación de cargo.

Antes ke nada, saludo al padre fermin, por sumarse en esta lucha tan fuerte contra este gobierno ,que impulsa a repartir a las tierras de los pueblos indigenas en favor de las empresas extractivas y de las personas terratenientes. Desde hace muchos años los pueblos indigenas nos hemos mantenido con respeto y diplomacia , a pesar que los gobiernos peruanos nos han venido imponiendonos nuestras existencias como pueblos originarios. ultimamente el gobierno actual alan gaciar, nos ha comenzado isultarnos, deciendonos que las comunidades indigenas son invento del virrey toledo, es decir que nuestra existencia como pueblos para èl segun , nosotros no existimos.
Tonces , estas formas del aprecio que nos tiene el Galan Garcia, A nosotros nos hace pensar e idear que si pocos dias faltan para decir: QUE EL GOBIERNO ALAN GARCIA PEREZ NO ES EL GOBIERNO DE ESTADO PERUANO , NI MUCHO MENOS DE LOS PUEBLOS ORIGINARIOS AMAZONICOS, SINO, ES EL GOBIERNO DE SUS DE EMPRESARIOS, MINEROS, PETROLEROS, NARCOS, TERRATENIENTES ETC.
En tal sentido , los pajaros negros de (cona) que esten sujeto en cabildeo a favor de empresa Hocol, deben tener claro a nuestro justicia propia del pueblo Wajun-Wampis.

Rojas Wachapa impi
Vicepresidente de Sub sede-CAH-Rio Santiago.

Para mi la Carta del padre Campoamor no es ninguna Carta Reveladora. Eso lo dejo para personas con mente colonizada, que han perdido su propia autonomÃa de pensamiento y siguen pensando que necesitan salvadores de sus almas y vidas. Me pregunto si el padre está escribiendo como persona o como iglesia cristiana. Quiero pensar que lo hace a tÃtulo personal y como tal le respondo. Primero, el padre piensa que los Awajun somos los mismos que hace 15 años cuando llego a nuestros territorios sin consultarnos y piensa que no tenemos voz, piensa que no tenemos suficiente capacidad para decidir qué queremos y cómo queremos vivir. Nos trata como menores de edad. Que tiempo ya somos mayores, adultos. Qué proyectos de desarrollo integral para las cuencas de los seis rÃos ha impulsado. Cuántos profesionales con estudios universitarios el padre Campoamor ha apoyado en formar con su labor, segun él de iglesia cristiana. Es para mi un insulto que en pleno siglo XXI haya gente en la Iglesia Católica como el padre Campoamor que sin consultarnos a nosotros, sin conocer a nuestros lideres, el trabajo de sus organizaciones federativas y de la CONAP pretende dirigirnos y escribe con un claro objetivo protagónico y lanza su famosa Carta para decir YO SOY EL SALVADOR DE LOS AWAJUN. Eso es es fe cristiana??? Eso es humildad??? Se equivoca. Aqui estoy yo para decirle que los Awajun - Wampis se unieron en el Congreso del Consejo Aguaruna Huambisa para desalojar a la Iglesia de Santa MarÃa de Nieva y el propio Santiago Manuin Valera enviado por SAIPE ONG de la Iglesia de Nieva, vino a Imaza preguntarme a mi, que ese entonces era Presidente de OCCAAM si estabamos de acuerdo con desalojar a la Iglesia. OCCAAM como base de CONAP, más FAD y FECONARIN defendimos que la Iglesia continue, porque CONAP siempre ha respetado y sigue respetando la Iglesia Católica. Asimismo, para decirle que no tiene autoridad ni derecho para calificar y pretender dañar la imagen de personas que no conoce verdaderamente como nuestro hermano Daniel Inchipis, Presidente FAD que tiene el respaldo de sus 14 Comunidades y que viene trabajando con otras instituciones. Mucho menos calificar a nuestro hermano César Sarasara gran lider y maestro que todos los que lo conocemos sabemos de sus actos, pero sobre todo de su gran y verdadero trabajo misisional, por abrir un camino de confianza ante las dificultades y respeto, en que nosotros los indÃgenas podemos caminar. Por eso le digo al padre Campoamor que no necesitamos sus muletas mal construidas. Que nos deje caminar, si nos caemos nos volveremos a levantar. No necesitamos supuestos salvadores, el padre Campoamor no nos ha consultado a las seis Federaciones Awajun - Wampis para publicitar su Carta. Pretende defender derechos que él mismo no tiene capacidad para respetar. Finalmente, estamos organizados por cuencas, cada cuenca tiene su polÃtica de trabajo, que usted padre dentro del camino de los derechos humanos nos debe respetarnos y dejar de hacernos pelear entre hermanos Awajun - Wampis. "¿QUÉ DIFICIL ES PARA UN INDIGENA AMAZÓNICO EMPRENDER NUESTRO PROPIO DESARROLLO SINO ESTà VALIDADO POR EL PADRE CAMPOAMOR Y CIERTAS ONGS Y PERSONAS QUE DICEN AMAR A LOS INDIGENAS?"

Oscar Paati Antunce
Awajun - OCCAAM

La existencia de personas como el Padre FermÃn, permiten mantener la confianza en la raza humana. No se trata de defender Iglesias coronadas, ni dioses, ni religiones. Se trata de predicar con el ejemplo, como el de este hombre que ha dedicado su vida a los mas pobres. Me gustarÃa ser optimista con esta nueva cruzada que ha emprendido en defensa de los derechos de los indigenas que son los primeros pobladores de ese territorio y principales garantes de su destino. El poder de Mr.$ compra opiniones y es capaz de debilitar las mas ferreas voluntades y desgraciadamente me temo que solo será cuestión de tiempo el que necesite la petrolera para en nombre del progreso terminar por regar esa tierra con el oro negro y acabar con culturas que por no compartir sus objetivos son despreciadas y ninguneadas.

Si han expulsado a Pedro Acevedo, porque no expusan a FermÃn RodrÃguez Campoamor por la agresión a Tercero Dupis. Es que la vida de un indÃgena no vale igual que la de otro ciudadano peruano, donde están los derechos humanos.

Todo lo que el padre fermin dice es la neta verdad, porque antes de hacer contratos con unas cuantas personas, lo que deben hacer es reunir con todos los pueblos nativos, para ver si aceptan que entran empresas petroleras(primeros dañadores del medio ambiente), solo espero que esos señores tenga el amor al medio ambiente como sienten el amor por sus seres queridos o como a su propia vida ¡porque la selva es el pulmon del mundo! piense en tus futuros descendencias.
pienso, luego existo

Solo unas palabras: Desde España, (cuna de la violación de los derechos a los indÃgenas hispanos y no hispanos), digo: " El Padre FermÃn Rodriguez Campoamor", puede ser orgullo del Vaticano. Debiera haber media docena de hombres Ãntegros como el.

Alguien podrÃa proporcionarme el e-mail del alcalde de Santa MarÃa de Nieva, Orlando Requejo? El que aparece en el site de la mUnicipalidad no funciona. Gracias?

[email protected]

Hola soy robledo Llorente, de vez en cuando me gusta estar informada de los acotencimientos,sucesos, noticias, programas etc de la comarca en que estas. quiero felicitarte por tu colaboración en los pueblos nativos. te envio un abrazo afectuoso con mucha energÃa.

hola quisiera contactar con alguien que viva en nieva , tengo un hermano que no se nada de él , nos han dicho que vive por alli , gracias

Queda claramente expuesta por el padre Fermin cual es el parecer del pueblo awajuna sobre los intereses economicos petroleros en el distrino 116. Aqui en España hay en Tapia conflicto con una mina para extraer oro y mi opinión es que es la voluntad del pueblo, de los habitantes del territorio que se va a ver afectado, sopesando pros y contras los que decidan sobre qué, cómo y cuándo se instala en su territorio una empresa, o se realiza cualquier actividad. Conozco desde niño al padre Fermin, sus elogiables valores y su defensa siempre de los más pobres, de los desprotegidos.

Añadir nuevo comentario