Servicios en comunicación Intercultural

España: Acción de protesta se realizó durante reunión de Pdte. de México con empresas españolas

- Organizaciones de solidaridad con México protestaron el viernes 13 durante la reunión del presidente de México Felipe Calderón con las empresas españolas.

Kaos en la red.- A su llegada al Hotel Ritz donde ha tenido lugar un encuentro organizado por el Foro Nueva Economía, el presidente mexicano ha sido recibido con un fuerte abucheo y voces que le increpaban al unísono "Calderón Genocida".

Otros lemas de la concentración han sido "Chiapas no es cuartel, fuera ejercito de él", "justicia para Atenco", "Oaxaca la lucha sigue", "las mujeres no somos botín de guerra", "no más asesinadas en Ciudad Juarez", "violación es tortura", "la tierra no se vende, se ama y se defiende" y "presos y presas libertad".

Varias pancartas exigían el respeto a los derechos humanos en México y la libertad de las personas presas, en otra se leía "Empresas españolas + gobierno mexicano = genocidio indígena, otra más responsabilizada al gobierno mexicano de las actuaciones de muerte de los paramilitares y la de más allá exigía el fin del feminicidio en Ciudad Juarez.

Las personas concentradas han expresado su repulsa a las políticas que desarrolla el gobierno mexicano, que "forman parte del saqueo neoliberal de los recursos naturales y humanos y pretenden acabar con la resistencia y con los avances en la autonomía indígena" y su rechazo a la ofensiva represiva que sufre el movimiento social en México y en particular las comunidades zapatistas y la autonomía indígena que ha sufrido un alarmante incremento y que hacen temer un avance de la estrategia de la guerra en Chiapas.

La organizaciones consideran a las empresas multinacionales con intereses en México coparticipes de las políticas económicas neoliberales (España es el segundo inversor mundial en el país detrás de USA) y cómplices de las violaciones a los derechos de los pueblos, por lo que han voceado a su paso "teneis las manos manchadas de sangre" y les han exigido que salgan de México.

La Delegación de Gobierno había ordenado que la concentración se desplazase a un punto lejano de forma que los asistentes no vieran ni oyeran la protesta, por lo que las organizaciones han tenido que recurrir al Tribunal Superior de Justicia de Madrid que ha amparado su derecho de reunión.

Mañana sábado de 12 a 14 horas y ante la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores se realizará otra concentración en la que se exigirá al gobierno español y a la Unión Europea que toda cooperación con México, política o económica, esté precedida por el respeto a los derechos humanos, que exija el cumplimiento del convenio 168 de la OIT sobre los derechos de los pueblos indígenas y tribales que es de obligatorio cumplimiento para las empresas con sede en el estado español, y que exija a las transnacionales españolas (de la energía, la construcción e infraestructuras, la banca, el turismo, etc.) que operan en Chiapas y en el resto de México el cumplimiento de ambos acuerdos sobre el entendimiento de que sus proyectos son causa directa del acoso y desplazamiento de comunidades indígenas, y por tanto responsables de graves violaciones de los derechos humanos.

Estas actividades se enmarcan en la Campaña Europea de Solidaridad con la Autonomía Zapatista y contra la Guerra en Chiapas y han sido convocadas por la Plataforma de Solidaridad con Chiapas, Oaxaca y Guatemala de Madrid, la Red de Apoyo Zapatista, Atenco somos todas, CEDOZ, Comisión-Chiapas de la CGT , Casa Pueblos y Grupo Iru

----

Comunicado leído en la concentración:

Empresas españolas + Gobierno mexicano = Genocidio indígena

En los últimos meses se está produciendo un alarmante incremento de la ofensiva contra el movimiento social en México y en particular contra las comunidades zapatistas y la autonomía indígena que hacen temer un avance de la estrategia de la guerra en Chiapas.

El hostigamiento a las comunidades indígenas zapatistas nunca ha cesado en estos 14 años, pero en los últimos tiempos la situación es especialmente preocupante.

Se consolida el acoso constante a las comunidades y sus gentes, con toda clase de prácticas policiales, judiciales, militares y paramilitares, en total impunidad: agresiones, desalojos, desapariciones, asesinatos, encarcelamientos, tortura, ataque la las cooperativas autónomas, cerco informativo, provocaciones con objeto de incitar conflictos entre indígenas...

Dentro de este incremento de hostilidades, lo último hasta el momento, ha sido la incursión militar de 200 soldados que intentaron entrar en los pueblos zapatistas de Hermenegildo Galeana y San Alejandro, pertenecientes al Caracol de La Garrucha y que fue rechazada por sus habitantes. Los soldados, dijeron que volverían en 15 días.

El gobierno mexicano pretende desalojar a las comunidades indígenas de sus tierras, para poder explotar las riquezas naturales del país así como a sus habitantes, destinados, según sus planes, a ser mano de obra barata. Para ello utilizan todo tipo de estrategias, incluida la creación de "Nuevas Áreas Naturales Protegidas" disfrazando de falso interés por el cuidado del medio ambiente, lo que es en realidad un saqueo de los recursos naturales y humanos y forma parte de una política de destrucción y muerte.

El gobierno mexicano elige el camino de la fuerza y la represión brutal ante cada disidencia, protesta y resistencia social en el país. Durante el mes de febrero de 2008 la CCIODH (organismo independiente internacional) ha visitado por sexta vez México, concluyendo, tras su investigación, que la situación de los derechos humanos en México es extremadamente crítica. La magnitud de las vulneraciones y la falta de respuestas concretas convierten al gobierno de Felipe Calderón en plenamente responsable de las mismas.

A pesar de todo esto, el presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, está de visita en el Estado Español y es recibido con honores por el gobierno y las instituciones oficiales, además de entrevistarse con empresarios españoles con intereses en México.

Hoy mismo está teniendo lugar una de estas reuniones donde Calderón y empresarios españoles van a negociar y planear la venta de recursos naturales y humanos, lo que supone la total violación de los derechos de los pueblos indígenas de México.

España es el segundo país inversor en México después de EEUU, y, además de las multinacionales españolas del sector de la energía que como Repsol, Endesa, Iberdrola, Unión Fenosa, Gamesa, AENOR o Acciona Energía, sostienen y alientan estas políticas devastadoras para el medio ambiente y para el pueblo mexicano, empresas como OHL (Obrascon-Huarte-Lain) participan en proyectos de construcción de plantas desaladoras que sirven más a los desarrollos turísticos y de industrias, que a las necesidades de los habitantes de la región, como ocurre en Baja California Sur.

Por todo ello, denunciamos a las multinacionales españolas por:

- Ser cómplices de las políticas represivas del gobierno mexicano.

- Realizar proyectos económicos de explotación, expolio y apropiación de recursos ajenos, imponiendo formas de vida que atentan contra los derechos humanos y la autonomía de los pueblos.

- Mentir a la opinión pública sobre los verdaderos fines de estos proyectos.

- Contribuir al silenciamiento mediático de las luchas, resistencias y alternativas que están construyendo día a día los pueblos indígenas de Chiapas y de todo México.

- Apoyar la guerra que se está llevando a cabo en el sureste de México para acabar con la "molesta" presencia del Ejército Zapatista de Liberación Nacional y sus comunidades y bases de apoyo.

Y les exigimos enérgicamente que salgan del territorio mexicano y dejen a los pueblos disponer de sus tierras y de sus vidas.

Plataforma de Solidaridad con Chiapas, Oaxaca y Guatemala de Madrid, Red de Apoyo Zapatista, Atenco somos [email protected], CEDOZ, Comisión-Chipas de la CGT, Casa Pueblos, Grupo Iru

----

Fuente: www.Kaosenlared.net

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario