Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Indígenas amazónicos presentan denuncias por derechos humanos ante las Naciones Unidas

Representantes de diversas comunidades y federaciones indígenas de distintos lugares de la selva amazónica presentaron la semana pasada sus casos de derechos humanos al relator de asuntos indígenas de las Naciones Unidas James Anaya.

Los casos tratan sobre graves violaciones a sus derechos individuales y colectivos amparados en diversas normas internacionales y locales y que han sido transgredidos por el Estado Peruano .

Las transgresiones han sido ocasionadas principalmente por la exploración, explotación y contaminación por parte de las empresas transnacionales petroleras y el debacle causado por madereros ilegales.

De igual modo se denunció la amenaza que significa el paquete legislativo que intenta imponer el Gobierno y que atenta contra los derechos de a las tierras, territorios y recursos naturales.

Los denunciantes son representantes y líderes de diversas comunidades y federaciones indígenas de los distintos pueblos indígenas de la amazonía del Perú tales como: Shipibo-Konibo, Chayahuita, Yine, Achuar, Sharanahua, Huitoto, Asheninka, Yanesha, Machiguenga, Shawi, Awajun Wampis entre otros.

Ellos se reunieron en Yarinacocha y Pucallpa en el marco de la Escuela amazónica de líderes indígenas Senen Soi entre abril y mayo.

En aquella ocasión tomaron la decisión de presentar sus casos a la Relatoría Especial sobre la situación de los derechos humanos y las libertades fundamentales de los indígenas, instancia que fue creada en el 2001 por la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

El relator tiene la competencia de recolectar información y comunicaciones relativas a violaciones de los derechos humanos de los pueblos indígenas, formular recomendaciones prevenirlas y coordinar con otros procedimientos especiales y órganos de derechos humanos del sistema de las Naciones Unidas.

Actualmente dicha relatoría es presidida desde Ginebra por el Doctor James Anaya.

Del mismo modo, algunos de los casos serán derivados a otras instancias de protección de derechos como la Relatoría sobre formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia.

Graves casos de violación a los Derechos Humanos

En los últimos tiempos las organizaciones indígenas amazónicas han efectuado diversos llamados de alerta y de emergencia ante las atrocidades y atropellos sistemáticos a sus derechos humanos como pueblos indígenas.

Las políticas, acciones e inacciones del Estado peruano han causado que mafias de sicarios madereros y grupos económicos petroleros sigan devastando impunemente los territorios indígenas, e incluso atenten derechos esenciales como la vida de las personas, principalmente de sus líderes.

La amazonia del Perú tiene una superficie superior a los 78 millones de hectáreas y posee una riqueza única en biodiversidad y ecosistemas, de gran ayuda ante la actual emergencia del cambio climático.

De esa extensión más de nueve millones de hectáreas han sido devastadas por la tala irracional y descontrolada de numerosas cuadrillas de madereros, muchos de ellos ilegales, que vienen destruyendo las fuentes de vida y la biodiversidad de las comunidades amazónicas.

No solo atentan contra el sustento de vida de las comunidades indígenas sino que atentan contra las áreas reservadas y protegidas así como en los lugares donde habitan indígenas que se encuentran en aislamiento voluntario o en contacto inicial.

Muchos indígenas han sido asesinados por manos de madereros ilegales.

Más devastador aún, es el panorama que enfrentan los indígenas amazónicos a consecuencias de los impactos de las industrias de hidrocarburos, controladas por empresas transnacionales.

El Estado peruano les ha concedido lotes que abarcan cerca del 75 por ciento de toda la selva amazónica en este país.

Actualmente, unas 55 millones de hectáreas se encuentran en proceso de explotación, exploración o negociación, muchas de las cuales se sobreponen a tierras de comunidades y de pueblos indígenas en aislamiento voluntario.

Cabe mencionar, que además existen graves casos de contaminación, saqueo y destrucción en los territorios de la Amazonía.

Uno de ellos fueron los derrames ocurridos desde el 2006 en el alto Amazonas en el río Corrientes, con impactos a todo el ecosistema del lugar y la contaminación a más de 8.000 personas del pueblo indígena Achuar.

Se han comprobado numerosos casos de intoxicación en la sangre, huesos, sistemas nerviosos, órganos con materiales pesados como el plomo o cadmio, como consecuencia de filtraciones de hidrocarburos y vertimientos de aguas saladas en ríos y afluentes ocasionados por la empresa Pluspetrol.

El Estado es el responsable

Para las comunidades afectadas el Estado peruano es el responsable al mantener una condición permisiva, ambigua y sometida en su política y legislación a los grupos económicos que controlan las empresas transnacionales.

Peor aún, el actual Gobierno ha iniciado la ofensiva legislativa conocida como "la ley de la Selva", para iniciar un proceso de privatización y división de las tierras de la amazonía y privar de los derechos colectivos y territoriales de los pueblos indígenas.

Lizardo Cauper, director de la Escuela Senen Soi e integrante de la Organización Regional AIDESEP Ucayali (ORAU), instancia donde se han reunidos estas representaciones denunciantes, señaló que son las propias organizaciones y comunidades indígenas víctimas de esta situación quienes se encuentran indignadas por esta grave situación.

La territorialidad indígena que defienden no debe ser entendida como un aspecto simbólico, sino como el soporte material y espiritual para la existencia de sus pueblos.

Cauper señala que las políticas globales y locales que implementa el estado peruano configura un etnocidio solapado con graves consecuencias territoriales en términos ambientales, culturales, sociales y económicos.

Por tales razones esperan y confían que esta situación de lesa humanidad sea debidamente atendida por el relator especial James Anaya y se pongan en acción los mecanismos de protección de derechos humanos de las Naciones Unidas.

----

Fuente, contactos y más información:

Robert Guimaraes, Vicepresidente nacional de AIDESEP: celular 01989733605

Daysi Zapata Fasabi, Presidenta Regional de ORAU: celular 061961855847

Lizardo Cauper, Director de la Escuela Senen Soi: celular 061961737048

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

¿Porque el gobierno español no se pronuncia?
¿Tiene algo que ver REPSOL en el problema?
Me averguenza vivir en un pais "democratico" y no poder hacer nada mas que avergonzarme,pienso que si esto lo hicieran paises como China, Cuba, Corea del Norte, Iran etc. etc...Estoy seguro que se pronunciaria y condenaria y habrian propuestas de los paises "Democraticos"....

Como los tiempos de la explotación del caucho, aún se sigue explotando la amazonía.Antes era el caucho, ahora son sus tierras. Más aún también sus miembros familiares (incluidos plantas, y animales) están siendo comercializados. Y para coronar la torta, también se vende los conocimientos farmacológicos y botánicos de nuestros hermanos amazónicos. Seguramente no he dicho nada nuevo, pero esta es la verdad: los amzónicos no existen para el estado. Este estado gobernado por Kuchiski, belaunde, kouri, mariategui, cipriani, todos estos venidos de afuera cuyo corazones se encuentran en europa y Miami y aquí solo hacen labor de fiscalización y supervisión de sus empresas. ¿Desde cuándo se jodió el Perú? El perú no se jodió todavía. El Perú se sigue jodiendo. En todo caso se jodió cuando estos extranjeros vinienron al Perú. Gente europea y asiática que vinieron en pobreza, perseguidos de guerra, de la hambruna europea. Ahora son los dueños del Perú político. Es que no existe filiación y nexo afectivo con estos EURODECENDIENTES. lA VERDAD ES QUE LOS AMAZÓNICOS NO TIENEN UN NEXO AFECTIVO, NI FILIAL NI GENÉTICO CON ESTOS EUROPEOS. Por eso no los quieren. Por eso no les interesa que pase por encima de sus cabezas un tubo petrolero, que se derrame, no importa. total son indígenas, los perjudicados. No solo el pueblo chileno se burla de los boras. El estado peruano excrementa en la mesa de las culturas milenarias.

Es indignarte todo el suplicio que tienen que pasar estas persona, es una injusticia y una desigualdad, en su totalidad un crimen. ojala puedan ser escuchados en el mundo. y consigan verdadera justicia, puesto que la ley esta comprada y sus intereses son los mismos de la mayoría de los gobiernos el capital, la generación de dinero y nada mas. no creo ni en la ONU. si la ONU pusiera esto como prioridad tuviera bien veladas estas áreas y también multados a todos los gobiernos, pero no existen medidas para detener esta masacre ambiental y humana.

Añadir nuevo comentario