Servicios en comunicación Intercultural

ONU: "Nueva declaración es marco para proteger los derechos de los indígenas" afirmó relator saliente

Rodolfo Stavenhagen, relator especial ONUServindi, 30 abril 2008.- "Veo una gran posibilidad que la recién aprobada Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas se aplique como un marco para la promoción y protección de los derechos de los indígenas", dijo ayer Rodolfo Stavenhagen de México.

Stavenhagen pondrá fin a su mandato como Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos y las libertades fundamentales de los pueblos indígenas el jueves 1º de mayo.

En su último discurso ante el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas Stavenhagen dijo que el estado de los derechos de los pueblos indígenas en los últimos años había mejorado en numerosos países, pero mostraba "signos de retroceso" en otros países.

En sus informes periódicos al Consejo de Derechos Humanos, había esbozado los efectos perversos de mega-proyectos de desarrollo en la vida de las comunidades indígenas, entre ellos hidroeléctricas, la minería y las actividades forestales.

También ha estudiado la falta de acceso a la justicia que experimentan los pueblos indígenas, diciendo que era inescrupulosa la discriminación contra ellos.

Dijo que había hecho once visitas oficiales a diferentes países, junto con numerosos viajes semi-oficiales, dando como resultado informes respectivos por país ante el Consejo.

Sin embargo, Stavenhagen señaló que la presentación de recomendaciones del Relator Especial son "el punto más débil de todos los procedimientos especiales, ya que ni el Consejo ni las Naciones Unidas tenía mecanismos específicos de aplicación".

Dijo que había preparado un estudio sobre las mejores prácticas para la aplicación de la Declaración, y que corresponderían al venidero Relator Especial, James Anaya de los Estados Unidos, trabajar con el Foro Permanente para garantizar que los principios consagrados en la Declaración se conviertan en una realidad.

Por su parte, James Anaya dijo que muchas de las interrogantes planteadas en la reunión de hoy (ayer) reflejan una brecha entre los principios contenidos en la Declaración y los derechos y la vida de los pueblos indígenas sobre el terreno.

Esas preocupaciones deben abordarse en primer lugar en el contexto de la vida real, como por ejemplo los desafíos para que se aplique el derecho al consentimiento fundamentado previo que enfrentan los pueblos indígenas en Surinam frente a las empresas madereras.

Además, las disposiciones de la Declaración debe examinarse también en relación con otras convenciones de derechos humanos, dijo Anaya.

Tomando nota de que otras inquietudes se centraron en la forma en que el Foro podría coordinar sus esfuerzos con el Consejo de Derechos Humanos, sugirió que un lugar para empezar era el mecanismo de revisión periódica, a través del cual el Foro podría entablar un diálogo sobre los derechos indígenas.

Sin duda, el diálogo debe continuar para dar lugar a estrategias creativas sobre las mejores formas de aplicar, de manera práctica, la Declaración sobre el terreno.

Un miembro del Foro de España sugirió que el Relator Especial debe intensificar en el seno del Consejo de Derechos Humanos el mecanismo de revisión periódica. "El Relator debería esforzarse por dar a la Declaración una prioridad como marco jurídico de la revisión periódica".

Continuando en este tema, un miembro del Foro de Irán dijo esperar que los derechos de los pueblos indígenas, en particular los derechos a la educación y la tierra, sean abordados por los Estados miembros a través de la revisión universal.

Dijo que el Foro había recibido algunas preguntas sobre cómo las autoridades locales y los Estados miembros habían investigado el crimen y la violencia en las comunidades indígenas. La oradora pidió al Relator Especial abordar esta cuestión en sus informes por país.

Un miembro del Foro de Marruecos dijo que, en muchos países, incluso en aquellos que gozan de estabilidad, la falta de consideración para los derechos de los pueblos indígenas significa que las decisiones se suelen adoptar con prejuicios contra los pueblos indígenas en materia de derechos humanos.

Es necesario preguntarse cómo en el segundo decenio de los pueblos indígenas se puede alcanzar una sociedad más humanitaria, donde los pueblos indígenas puedan gozar plenamente sus derechos y algunos pueblos indígenas hayan avanzado hasta obtener su libre determinación.

Un representante del Caucus del Ártico Caucus observó que la libre determinación es un "derecho fundamental" consagrado en la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Dijo que el Caucus del Ártico Caucus recomienda que el Foro Permanente adopte la libre determinación como tema para el año próximo. "Encontrar mecanismos y soluciones para que se respeten los derechos de los indígenas a la libre determinación es una condición sine qua non para la aplicación efectiva de la Declaración", expresó.

Fuente: En base a información de Galdu

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario