Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Nueva publicación sobre mujeres indígenas aymaras

Relaciones de género, poder e identidad femenina en cambio. El orden social de los aymaras rurales peruanos desde la perspectiva femenina� de Angela MeentzenEl Centro Bartolomé de las Casas del Cusco, CBC y el Servicio Alemán de Cooperación Social y Técnica, DED acaban de publicar el libro Relaciones de género, poder e identidad femenina en cambio. El orden social de los aymaras rurales peruanos desde la perspectiva femenina de Angela Meentzen.

El estudio se basa en historias de vida testimoniales de mujeres y algunos hombres aymaras quienes, al momento de contarlas entre 1990 y 1992 tuvieron entre 22 y 67 años de edad y vivían en 11 comunidades campesinas ubicadas en tres pisos ecológicos diferentes del departamento de Puno en la frontera con Bolivia.

La autora alemana y su colega Aymara, Rosa Palomino, quien realizó las entrevistas en Aymara en las comunidades campesinas de Puno, trabajaron juntos durante siete años en proyectos de desarrollo en Puno entre 1984 y 1990 con las y los entrevistados.

El estudio se propone recoger la perspectiva de las mismas mujeres aymaras sobre su propia situación y como se sienten afectados por las transformaciones económicas, sociales y culturales a fines del siglo XX.

El hecho de basarse en entrevistas con personas de confianza y en su propio idioma aymara, permitió contar con un material empírico excepcional que da voz a mujeres campesinas aymaras, que pocas veces encontraron la posibilidad de manifestarse y atreverse a decir libremente, lo que realmente piensan.

El análisis de sus historias de vida pone énfasis en como mujeres aymaras de diferentes generaciones describen su vida diaria y las relaciones de género en las familias y comunidades y como las comparan con la vida de sus padres y de sus abuelos.

Una conclusión importante es que -a pesar de que no cesan las interpretaciones externas de las culturas indígenas en el sentido de que estas serían más igualitarias o complementarias entre los géneros que el mundo occidental- tanto las mujeres como los hombres entrevistados perciben a su propia cultura con mucha claridad como jerárquica y discriminatoria contra las mujeres.

No solo las mujeres describen su subordinación, el desprecio y frecuente maltrato hacia ellas en las comunidades, sino también los hombres entrevistados reconocen que las mujeres no son vistas como seres de igual valor como los hombres por los comuneros aymaras.

Aparte del análisis de las entrevistas, el libro reproduce citas textuales seleccionadas de las mujeres aymaras entrevistadas.

Llaman poderosamente la atención los fuertes reclamos que unen a las mujeres de todas las generaciones y de todas las comunidades por tener mayor acceso al mundo occidental, es decir, al idioma castellano (la mayoría fueron monolingües aymaras y analfabetas o semi-analfabetas) sin sufrir discriminación fuera de sus comunidades de origen.

También destaca la denuncia, especialmente de las mujeres, en contra de los matrimonios forzados, una práctica que permite que los padres utilicen el matrimonio de sus hijos como estrategia económica para aliarse con familias de otras comunidades para asegurar el acceso a tierras cultivables en diferentes pisos ecológicos y reducir los riesgos climáticos y de plagas en la agricultura y ganadería.

Al mismo tiempo emerge un panorama de aumento de las brechas de género al interior de las comunidades aymaras, dado que los hombres salen cada vez más hacia el mundo urbano, dejan sus trajes típicos, estudian más que las mujeres y hablan mejor el español.

Cuanto más salen los hombres a trabajar fuera de las comunidades aymaras, más fuerte es la adscripción de la responsabilidad a las mujeres por la reproducción física y cultural del conjunto de la comunidad rural aymara. Esta reclusión de las mujeres en sus propias comunidades, ejercida por sus propias familias mediante un fuerte control social, limita las capacidades de decisión y acción de las mujeres aymaras rurales. En este contexto, las mujeres identifican una serie de factores que a pesar de este contexto les permiten negociar poco a poco mayores o menores ámbitos de acción.

El libro constituye una referencia importante para contrastar los efectos de los cambios culturales por la modernización y su percepción por las mujeres aymaras de diferentes generaciones hasta principios de los años 90 con la situación actual de las mujeres aymaras rurales, de sus identidades femeninas y de las relaciones de género dentro y fuera de las comunidades campesinas de Puno.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Interesante el texto, quisiera tener mas informacion sobre este texto donde los puedo adquirir en su version impresa

Agradeceré enviarme la dirección de la editorial que vende este interesante libro o indicarme el lugar donde puedo adquirirlo

Felicitaciones y agradeciminto por danos a conocer estas muy imortantes investigaciones. deearÃa acceder a la publicación.

Creo que debe ser un trabajo muy interesante, como puedo adquirir una copia?

Añadir nuevo comentario