Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Aidesep y Conacami denuncian aprobación de dictamen de Ley Forestal

Servindi, 16 de diciembre, 2010.- La Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep) y la Confederación Nacional de Comunidades Afectadas por la Minería (Conacami), denunciaron el intento del gobierno y del Congreso por aprobar a toda marcha una Ley Forestal que beneficiaría a intereses extranjeros.

Demandaron una explicación a la Embajada de Estados Unidos por un supuesto financiamiento y lobby por parte de uno de los programas de USAID, la agencia norteamericana de cooperación.

Asimismo, hacen un llamado a sus bases y a la opinión pública a movilizarse pacíficamente y organizar plantones frente a la embajada de Estados Unidos para que esclarezca su responsabilidad, y ante otras entidades como el Congreso.

Aquí el comunicado.

Alto a la Ley Forestal del saqueo y la imposición

¿Está detrás… la embajada de Estados Unidos ?

Los pueblos indígenas amazónicos, andinos y costeros, rechazamos el intento del partido aprista de aprobar dictatorialmente, el proyecto de Ley Forestal 4141, en esta legislatura, porque su contenido viola abiertamente el Convenio 169-OIT al no respetar nuestro derecho al territorio y por beneficiar a los latifundios madereros; y porque tampoco han cumplido con efectuar adecuadamente el requisito de consulta previa a los pueblos indígenas, y ni siquiera cumplieron con el quórum reglamentario de la Comisión Agraria y de Descentralización del Congreso. Todo ello vicia esta posible ley de inconstitucionalidad.

Responsabilizamos de este atropello, de sus consecuencias sociales y políticas a: Aníbal Huerta, del partido aprista y presidente de la Comisión Agraria del Congreso; a los funcionarios de la Dirección Forestal y de Fauna Silvestre del MINAG, como Gustavo Suárez de Freitas, y Silvia Hooker del MINCETUR que han asustado nuevamente con que primero está someterse al TLC con Estados Unidos y después está la soberanía del Perú y los derechos indígenas; a SPDE y CARE como ONG que se prestaron a este engaño y autoritarismo.

Exigimos una aclaración a la Embajada de Estados Unidos, respecto a los informes de que todo este proceso ha sido financiado y presionado por PERU FOREST SERVICE INITIATIVE, programa de USAID, incluyendo dinero para corromper y dividir a débiles dirigentes indígenas.

Denunciamos que este grupo se ha BURLADO de los líderes indígenas que asistieron a las “audiencias” regionales y reunión nacional, quienes pidieron que siga la información y debate hasta la siguiente legislatura, y se les prometió que se les escucharía. Una vez más, los racistas del “Perro del Hortelano” mienten, engañan, manipulan y atropellan todo para seguir sirviendo a sus patrones del poder maderero, TLC, y de otros oscuros intereses.

Denunciamos que el texto de la actual Ley Forestal:

  • Abandona a los bosques andinos, los más destruidos, cuyas comunidades nunca fueron consultadas.
  • Facilita que grandes proyectos (mineros, petroleros, represas) destruyan bosques, tapándolos con “declaraciones de impacto” mentirosas y pagando migajas por supuestas compensaciones (art. 38)
  • Regala los bosques amazónicos para latifundios madereros de más de 40 mil ó 100 mil hectáreas o para parques nacionales (sin límite de extensión), sin solucionar primero a miles de comunidades que esperan años ser tituladas o ampliadas (arts. 57, 60)
  • Permite superponer “títulos habilitantes” o concesiones (madera, turismo, parques) encima de territorios indígenas, ya  que no se respeta su posesión y se les condiciona ese derecho a  que sus papeles estén “en trámite” (Sexta Disposición Final)
  • Falta más apoyo concreto al Manejo Forestal Comunitario, con fondos y ratificando la RJ 232-2006 que sigue siendo ignorada como única norma existente sobre este tema (art. 59)
  • Permite agresiones a los pueblos en aislamiento voluntario que pasen por zonas madereras, ya que no se excluyen esas zonas de paso, y se encubre con “protocolos” que no se cumplen (art. 50)
  • Fomenta las plantaciones forestales, engañando que son bosques, y ocultando sus impactos dañinos a la salud de los ecosistemas (arts. 4, 12, 109)

Exigimos:

  • Se consulte efectivamente a los pueblos indígenas y se resuelva sobre la ley en la siguiente legislatura, sin ceder a presiones de mafias internas o intereses extranjeros.
  • Se modifique sustancialmente los artículos cuestionados por las organizaciones indígenas, ambientalistas y sociedad civil.
  • Aprobación en el Congreso del dictamen de la Comisión de Pueblos Andinos y Amazónicos, insistiendo en la autógrafa de Ley de Consulta aprobada en el Congreso el 19 de mayo del 2010, y no se siga con el caos de hacer consultas de modo arbitrario según los temas y sectores (forestal, minero, petrolero, etc)
  • Decreto Supremo que asigne fondos e inicie el saneamiento territorial indígena amazónico por más de 9 millones de ha que están pendientes, en lugar de la mecedora del DS 107-2010-PCM que crea una “comisión” que va estudiar lo que ya se sabe y no se quiere resolver.
  • Pronunciamiento inmediato de la Defensoría del Pueblo rechazando esta violación del Convenio 169 y llamando a que se cumpla debidamente con la consulta a los pueblos indígenas.

Llamamos:

  • A las organizaciones indígenas, a pronunciarnos y movilizarnos democrática y pacíficamente, en defensa de nuestros derechos.
  • Organizar plantones ante la Embajada de Estados Unidos para que esclarezca su responsabilidad, y ante las oficinas de los responsables de este atropello ya señalados anteriormente.
  • A las ONG, agencias de cooperación y especialistas, dedicados a temas forestales y pueblos indígenas, a definir su posición claramente.
  • A la opinión pública nacional e internacional, a recordar que el Baguazo fue consecuencia de las mismas mentiras y asuntos “se cae el TLC si no hay ley forestal”; y agotar todos los esfuerzos para que haya paz, que cese la violencia del engaño y el abuso sobre los derechos indígenas; seamos escuchados y se cumpla el Convenio 169 para avanzar hacia el diálogo y la concertación efectiva.
  • A los aliados de los pueblos indígenas, a apoyarnos en nuestra defensa legal, si se impone este ley, para luchar por su derogatoria ante el Poder Judicial, Tribunal Constitucional, Corte Interamericana de Derechos Humanos, Organización Internacional del Trabajo (Convenio 169), Comisión para la Erradicación de la Discriminación Racial (CERD) de la ONU y ante el Relator Especial de Pueblos Indígenas de la ONU.

Consejos Directivos de AIDESEP y CONACAMI

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Estimados amigos amazonicos

Acaso la ley de consulta ha pasado por revisión de los pueblos? sugiero que este proyecto de ley pase por la consulta a las bases. Es interesante ver como para uno temas se pide la consulta y para otros no. No creen que al ser la ley mas importante para los pueblos esta deba ser informada y sometida aprobacion previa de las bases. Porque los dirigentes no quieren que la aprueben rapidamente y no pase por las bases..porque mantiene el poder en las dirigencias nacionales pues..

Mucho cuidado de hacia donde nos quieren llevar

Carola

Alertaaa un datoo Los de CONACAMI, donde tienen bosques??? y exite otros mass aahhh,,,
estan que se cuelgan detras de las espaldas de los indigenas amazonicos, para sacar provecho.
Ellos no tiene comunidades, no quieren ser indigenas solo para conocer lima y el extrangero.¿son capesinos, son indigenas andinos?? son de la punaa?? son quechuaaa?? ahora ya quieren ser amazonicos??? CUIDADOO
identifiquese primero.....
aqui los indigenas Candoshis siguen muriendo por el Hipatis B...y sus lideres no aparecennn, es el colmo de los colmos.
El Vivo,, vive del sonso y el sonso vive de su trabajoo.......

Lo social y lo político

.Por Alberto Adrianzén

Una de las características del contexto nacional es esta fractura entre el escenario social, por un lado, y el electoral, por el otro. Dicho en palabras simples: los conflictos sociales y las luchas de los pueblos van por un lado, y las elecciones y la mayoría de candidatos por otro. Un hecho –que espero sinceramente no suceda– es el anuncio de que Alberto Pizango, líder del movimiento social más importante de los últimos años –me refiero a la protesta de los indígenas amazónicos que acabó infortunadamente en el famoso “Baguazo”–, puede terminar como candidato presidencial del partido de los fonavistas, una organización marginal que se mueve en los extramuros de la política. No hay, pues, ninguna proporción como tampoco relación entre el movimiento social que representó Pizango y la organización que lo podría acoger políticamente.

El movimiento fonavista es, como se dice, monotemático y está restringido a un sector de trabajadores formales, mientras que el amazónico indígena alcanzó una dimensión a nivel país que replanteó la agenda nacional. Además dio lugar a un hecho inédito: la visibilidad de un sector social que, hasta ese momento, era desconocido. No es posible políticamente que un movimiento social inclusivo, como el amazónico, y que tenía como virtud el plantear una nueva definición del todo social, justamente por su carácter inclusivo, termine en una organización tan pequeña y pasajera como es la fonavista. Y si bien este hecho (insisto: ojalá que no tenga lugar) configura lo que podríamos calificar de tragedia política, nos debería llevar a reflexionar sobre el momento político, los actores políticos y la política misma.
Queda claro que hoy existen partidos que podemos tipificar de “vientres de alquiler”. Hay que tener en cuenta que existen 27 organizaciones inscritas y que algunas de ellas están dispuestas a “vender” su patente o membresía. Eso fue Cambio Radical. Existen otros que podemos calificar de “guardaespaldas”. Es el caso de UPP que ha sido aceptado como aliado por Solidaridad a cambio de protección política a Luis Castañeda en el Congreso (el congresista de UPP José Vega Antonio es presidente de la Comisión de Fiscalización). Ahí está, como diría Cantinflas, el detalle. También están los que podríamos llamar “sobrevivientes del Titanic”, es decir, aquellos que se alían con partidos más fuertes con el solo objetivo de sobrevivir. Un ejemplo es Renovación Nacional. Y finalmente están los que buscan una cabeza o más bien una locomotora (los “head hunter” de la política). Este es claramente el papel que ha jugado en estas últimas elecciones regionales Alianza para el Progreso.

Por eso debe quedar claro también que aquel que logre romper con estas lógicas perversas, que en nada ayudan a la democracia y al fortalecimiento de los partidos, estará dando un paso adelante. La suerte de Pizango, más allá de gustos y colores sobre este personaje, es un buen test político.

P.D. El 16 de diciembre, el Congreso nacional aprobó la ley denominada Procine. Lo hizo violando su propio reglamento, pasando por alto de manera grosera a la Comisión de Educación y Cultura, y con escaso debate, en el que además gran parte de los congresistas revelaron un notorio desconocimiento de lo que estaba en discusión y del tema del cine. La mayoría del Congreso, conformada por el Apra en alianza con el fujimorismo, principales promotores del proyecto, y otros sectores de la derecha (el PNP votó en contra), dieron su voto, sin mayor trámite, a favor de una Ley de Cine lobbista promovida por las llamadas “majors” (las cinco grandes distribuidoras). Con esto se completa la dominación de nuestra cinematografía por Hollywood y sus empresas, quienes además de no pagar impuestos por el ingreso de las copias de películas, transferirán a su matriz central US$ 5 millones adicionales al año, según cifras actuales, continuando asimismo con su política de relegar y maltratar la presencia del cine nacional en las pantallas.

Añadir nuevo comentario