Servicios en comunicación Intercultural

Paraguay: Instituto de Desarrollo Rural revendió tierras indígenas

14 de diciembre, 2010.- Funcionarios del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) revendieron tierras y territorios indígenas, que hoy tiene varios dueños, denunció el encargado del proyecto de Regularización de Tierras Indígenas (RTI) en Boquerón, Francisco Pignata.

Los responsables del RTI, se encontraron con sorpresas durante el proceso, que se inició en el 2007, como la superposición de títulos, herencia convertida en una traba para el desarrollo en muchas partes de la Región Occidental, indicó.

Entre los casos más llamativos constatados figuran el de Ex Lorenzo Presentado (19.343 ha), Wonta Santa Rosa (38.406 ha), y Cuyabia Idia (25.000 ha), que serán judicializadas para intentar recuperar las tierras.

“Tanto en Santa Rosa como Cuyabia tuvo una gran responsabilidad el Indert, pero creo que con esta nueva administración esto se va a ir superando”, dijo Francisco Pignata.

El RTI debe enfrentar ahora los juicios para recuperar las propiedades aborígenes en el Chaco, debido a que estos malos funcionarios del Indert o cometieron errores o revendieron las tierras de los nativos.

El RTI

El proyecto Regularización de Tierras Indígenas (RTI) fue lanzado hace tres años por el Instituto Paraguayo del Indígena (Indi) en el departamento de Boquerón.

El plan no es para comprar inmuebles o expropiar fincas, sino para regularizar las tierras de las comunidades, que jurídicamente no están aseguradas.

El proyecto RTI cuenta con el apoyo del Banco Mundial e involucra a 18 comunidades. De estas, 11 pudieron recuperar sus propiedades y la transferencia de los respectivos títulos están en trámite.

Seis comunidades ya cuentan inclusive con personería jurídica: Pykasu, Laguna Verde, Sirakua Centro, Sirakua Segunda Trinchera, Diez Kue, e Ygnapui Palmar.

Cacique Mayeto y de Uje Lhavos, comunidades de la zona de Filadelfia, tienen sus expedientes en trámite para personería jurídica.

RTI acompañará proceso

Del total de las 300.985 ha de tierras comunitarias en cuestión, el 83,3 por ciento fue mensurado y el 16,7% está en proceso.

Aunque el proyecto concluye este año, Pignata indicó que en todos aquellos casos donde se va a iniciar un proceso judicial, continuará el acompañamiento a las comunidades.

“Hay un compromiso moral del Indi y la Gobernación de Boquerón de seguir trabajando con la regularización. Hay que continuar para finiquitar este tema, porque cuando se entra en un  proceso judicial es bastante largo y complejo, entonces hay que darle seguimiento. La idea es el involucramiento del Indi en forma institucional en el proceso y nosotros colaboraremos con todo lo que tenemos”, dijo.

Caso Loma

Otro caso que revela la total negligencia de las instituciones estatales es el que afecta al antiguo asentamiento Loma, de diez mil hectáreas. La comunidad está ubicada a 20 kilómetros al sur de Infante Rivarola, frontera con Bolivia.

Loma fue declarado en 1984 “colonia nacional indígena” por el Instituto de Bienestar Rural (IBR), actual Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert).

En 1989 obtuvo su personería jurídica firmada por el presidente de la República de aquel entonces, Gral. Andrés Rodríguez.

Sin embargo, fue  abandonado después por nativos de la etnia guaraní ñandeva por falta de apoyo y hasta la fecha, luego de 26 años, no cuenta con transferencia de título de propiedad.

Francisco Pignata apeló al Indert para  gestionar este caso a fin de entregar el título este año o en los primeros meses del 2011.

De cualquier manera, un grupo de nativos volverá al lugar, y hasta realizaron jornadas de limpieza del acceso al antiguo asentamiento donde vivían antes.

“Vamos a ayudarles a preparar chacras, perforar un pozo somero, darles una radio HF, construir algunos techos e iniciar el proceso de reocupación de las tierras”, expresó Pignata.

Fuente: ABC digital (Marvin Duerksen, corresponsal)

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario