Servicios en comunicación Intercultural

España: Exposición sobre Biodiversidad denuncia millonario tráfico de especies

 Mono_carablanca.jpg

Servindi, 03 de marzo 2006.- El tráfico de especies mueve al año 20.000 millones de dólares y es la tercera actividad ilegal que más beneficios genera después del trafico de drogas y armas denunció la exposición “Biodiversidad Amenazada” que se inició ayer en el Museo de la Ciencia de Valladolid.

Eduardo Galante, comisario de la muestra, señaló que el tráfico de especies en extinción es un "problema" ya que, bien se trafique con restos de animales o plantas o bien con seres vivos, dicha actividad es una de las mayores causas de "destrucción" de la biodiversidad de todos los ecosistemas de la tierra.

La muestra tiene la finalidad de advertir y sensibilizar al público sobre la importancia de prevenir el tráfico de especies en extinción, un negocio de gran magnitud y que en muchos casos se realiza "sólo por el placer" de la persona que lo adquiere y que no beneficia a las poblaciones donde se ubican los hábitats de estas especies.

Galante explicó que Estados Unidos, Canadá, Europa y Japón son los principales destinos de estos objetos o seres vivos y que la responsabilidad en el control de este tráfico no es solo de las autoridades sino también de los ciudadanos que deben pedir un certificado de legalidad.

La muestra

Todos los contenidos que se exhiben fueron obtenidos por las requisas realizadas por el Seprona y el Servicio de Aduanas y abarcan desde arañas y otros insectos, pieles de oso, cocodrilo y boa hasta objetos de marfil, conchas o caparazones de tortugas.

El primer módulo explica lo que es la biodiversidad y brinda cifras de especies conocidas y zonas de alta biodiversidad para pasar, posteriormente, a la información y a la primeras de las colecciones, la de lepidópteros.

Una muestra representativa de los objetos manufacturados que se realizan con las pieles o los cuerpos de estas especies así como el caracter decorativo para el que se usan muchos de ellos, como pieles de lobo, leopardo, loro y oso polar, y una colección de corales y marfiles completan la exposición.

El comisario de la muestra apuntó que el tráfico se realiza a pesar que la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES) aglutina a la mayor parte de los países, que se encargan de vigilar que el comercio no vulnere los diversos niveles de protección de 639 especies de mamíferos, 1.557 aves, 464 reptiles, 81 anfibios y 25.206 especies de plantas, entre otros.

Galante expresó que la biodiversidad es como un puzzle, por lo que cada pieza que se pierde hace que vaya, poco a poco, quedando incompleto ante la falta de conocimiento por parte de la población, que no sabe que estas pérdidas influyen en el desarrollo de los acontecimientos futuros.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario