Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Madereros se enfrentan a pueblos indígenas en aislamiento voluntario

Viviendas_nocontactados.jpg 
 Viviendas de no contactados
  • ONG Parks Watch denuncia ataques sistemáticos contra poblaciones indígenas peruanas
  • Científicos de la estación Biológica de Cocha Cashu, en el Parque Nacional del Manu, abandonan investigaciones ante la presencia de no contactados

Por Miguel Morán, Parkswatchs

VIAJEROS Noticias, enero, 2006.- El Dr. John Terborgh trabaja en Perú desde hace cuarenta años. En 1973 asumió la dirección de la estación biológica de Cocha Cashu, en el corazón del Parque Nacional del Manu y desde entonces observa el desplazamiento de los Pueblos Indígenas en Aislamiento Voluntario. "Desde que Brasil vedó la saca de caoba en su territorio -nos cuenta el reconocido científico norteamericano- el Perú se convirtió en el único proveedor de esta madera que estimula, debido al buen precio que tiene en el mercado, el ingreso de madereros ilegales a las zonas altas o cabeceras de los ríos donde nunca existió actividad extractiva alguna. Ahora puedo decir que por la presión de los madereros en sus territorios tradicionales los indígenas en aislamiento voluntario se están dispersando..."

En el 2005, entre abril y mayo, Terborgh encontró alrededor de veinte campamentos a solo dos kilómetros de la estación biológica. "Ni los Matsigenkas del parque saben que idioma hablan y ante una mala interpretación prefieren no acercarse. Mauro, profesor de Tayacome y Benito, profesor de Yomibato, los han visto, y Misael, amigo de la estación, fue atacado con flechas mientras surcaba el río Manu. En abril tuvimos que evacuar la estación biológica durante un mes pues construyeron sus campamentos cerca de nuestras trochas", agrega.

De la misma manera Conrad Feather, de la ONG Serjali, describió un encuentro entre nahuas e indígenas en aislamiento voluntario en el río Caspajali, (30 de agosto) advirtiendo que estos ahora están cada vez más cerca y más vulnerables que nunca por la presión maderera en áreas remotas. El encuentro descrito al menos dejó por lo menos un aislado herido pues los nahuas asustados y sorprendidos por las flechas tuvieron que realizar disparos disuasivos para evitar bajas inminentes entre los suyos.

"Ahora los nahuas reciben talleres para evitar por todos los medios estos encuentros y están preparando planes de contingencia con los trabajadores el Parque Nacional del Manu. Sin embargo la mejor solución es cerrar el paso a todos aquellos que se adentran por los afluentes de las cabeceras...puestos de control estratégicos, esa sería la mejor solución y la más económica", advierte Feather.

Diego Shoobridge, de la ONG Parkswatch, también encontró malocas o chozas pequeñas el año pasado mientras hacía una travesía desde el recientemente declarado Parque Nacional Purús hasta Sepahua: "Lo que vimos fueron chozas pequeñas y huellas muy frescas, además de fogones y restos de comida recientes, dos de nuestros guías vieron a dos indígenas en aislamiento voluntario mientras evacuábamos para evitar el contacto. Es evidente que los indígenas están siendo desplazados de sus territorios por los madereros. Mientras estuvimos haciendo un monitoreo en el Purús nos topamos con varios grupos de taladores ilegales en lugares donde antes no llegaban, es más nos aseguraron haberlos visto cerca y nos sugirieron tener cuidado".

De otro lado, técnicos de la Asociación para la Conservación de la Cuenca Amazónica (ACCA) tuvieron este mismo tipo de experiencias en la zona del río Los Amigos, por ellos han empezado a activar un plan de emergencia que incluye la preparación de un equipo médico de emergencia y la logística necesaria para poder actuar ante cualquier eventualidad si es que se producen encuentros inesperados. Como lo ha mencionado el propio Dr. Terborgh "los indígenas en aislamiento voluntario son extremadamente vulnerables a nuestras enfermedades más comunes. Es común que mueran muchos cuando hay un contacto y el Parque no está preparado para brindar este tipo de servicios".

Al margen de las precauciones médicas Terborgh sostiene que la única solución para preservar la vida de las comunidades en aislamiento voluntario pasa por expulsar a los madereros ilegales de los territorios que han empezado a ocupar en su búsqueda afanosa por depredar la caoba y otras especies maderables de amplia demanda. En nuestro país el marco legal protege a los indígenas en aislamiento voluntario, sin embargo el Estado sigue mostrando una pertinaz incapacidad para hacer prevalecer sus derechos y respetar de esa manera la vida de estos hombres y mujeres que viven en los bosques ajenos a la voracidad de este mundo global que amenaza también destruir la Amazonía en su conjunto.

-------------

Nota:

Parks Watch es una organización internacional que tiene como misión la protección de la biodiversidad mediante la recolección, el análisis y la difusión de información actualizada sobre el estado de las áreas naturales protegidas tropicales. Para alcanzar esta meta, forma alianzas con organizaciones no gubernamentales y expertos en los países de interés, que se encargan del levantamiento de datos para la realización de evaluaciones de parques nacionales y otras áreas protegidas. ParksWatch tiene proyectos activos con individuos y organizaciones en México, Guatemala, Venezuela, Perú, Brasil, Bolivia y Argentina.

VIAJEROS Noticias es una división de Crea de Viajes P. y P. SAC y opera desde el Perú como un servidor gratuito de noticias vinculadas a la conservación y cuidado del medio ambiente. Para mayor información sobre este artículo comunicarse con Anna Cartagena, [email protected]

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario