Servicios en comunicación Intercultural

Uruguay: Resistiendo desde la espiritualidad: nunca más doce de octubre

Por Susana Andrade

Aunque pasó casi inadvertido para la prensa, Montevideo fue escenario de un trascendente evento a nivel mundial hace pocos días: la Conferencia General de la Coalición de Ciudades Latinoamericanas y Caribeñas contra el Racismo, la Discriminación y la Xenofobia impulsada por UNESCO y la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM).

Se instituyó el Comité Ejecutivo formado por ocho ciudades entre ellas nuestra capital, se votaron estatutos, se integraron organizaciones, hubo foros de expertos, se reafirmaron los Diez Puntos del Plan de Acción, y se eligió Montevideo como capital Iberoamericana de dicha Coalición. Todo un acontecimiento con presencia de alcaldes y autoridades municipales de diversos países de Latinoamérica y el Caribe.

Simplemente saludar la idea surgida en Europa y prohijada aquí por la sensibilidad e intelecto de nuestro Intendente Dr. Ricardo Ehrlich, uniendo la comuna capitalina a esta Coalición de Ciudades que existe y crece a nivel internacional.

Un agradecimiento especial a los visitantes extranjeros y el deseo pujante de realidad para los enunciados acordados y refrendados ya que puentes se han tendido y caminos trazado. Resta comenzar a transitarlos para llegar a tocar esos anhelados abstractos en espera de materialización.

Poderoso caballero, para eso se precisan dineros que deberán provenir de organismos de cooperación que se sientan llamados a esta causa común para la cual toda lucha es poca, sufrimiento universal agudizado en los países subdesarrollados que padecemos el racismo y la discriminación fatalmente transversalizados por la pobreza, elemento de marginalización por excelencia. Tema este de las exclusiones muy junto a los Objetivos del Milenio como si tuviera poca profundidad por sí solo.

Sintoniza esto con los prolegómenos del Día del Patrimonio nacional dedicado a las tradiciones de los descendientes del África, como para preparar el clima del próximo once de octubre, festejo de las tribus locales y de muchos países latinoamericanos, reivindicando el último Día de la Resistencia Indígena antes de la sanguinaria conquista europea.

En lo que nos concierne, resaltamos en el encuentro la pujante presencia de la religiosidad de las poblaciones originarias en las sociedades contemporáneas latinoamericanas y caribeñas manifestada en sus diferentes rituales: Santería, Vudú, Candomblé, Umbanda, culto a María Lionza, Regla de Ocha, Batuque, Tambor de Mina, Kimbanda, Chamanismo, etc. Que NO son brujería sino veneración a los ancestros y a la naturaleza.

En Uruguay nos ha tocado sensibilizar a los propios, reivindicando la importancia de la religión como parte esencial de la cultura africana e indígena, medrada estratégicamente por el colonizador debido a su poder de cohesión por excelencia.

Aunque no pudieron matar por completo la simiente, los obligaron a abandonar a sus dioses, entonces los ancianos olvidaron y en consecuencia, los jóvenes no fueron enseñados en sus creencias nativas sino en la fe de los colectivos dominantes. Allí se pierde el eslabón que se encuentra dentro del rito.

Nos interesa ayudar a desmistificar, comprender y revalorizar la cultura religiosa afroindígena, baluarte de afirmación en la diáspora y referente ético de total vigencia no solo para las etnias primigenias sino como parte del ser uruguayos.

El llamado es a recuperar la memoria espiritual ancestral como bastión de resistencia e identidad frente a los valores hegemónicos impuestos desde los centros de poder. El esclavo africano aborigen se valió de sus Espíritus y Orixas para trascender la tragedia del avasallamiento, perpetuando su existencia y enriqueciendo nuestra diversidad.

Dijo Michelle Mc Elwaine investigador yoruba en México El poder colonial sabía bien que si la gente era capaz de mantener el lenguaje y la religión, sus mentes no podrían ser controladas. La lengua y la religión son las dos piernas que mantienen a una persona en pie.

No somos un fenómeno ni un mero folklore, somos parte de esta hermosa República Oriental del Río Uruguay. La colonización nos sigue amenazando actualmente con el poderío ideológico y económico; y es imperioso fortalecer las culturas autóctonas para enfrentar la globalización.

Si no aquilatamos y promovemos nuestra idiosincrasia y diversidad cultural, seremos una y mil veces sometidos a la depredación de las ideas y costumbres.

----

Coalición Latinoamericana y Caribeña de Ciudades contra el Racismo, la Discriminación y la Xenofobia

Plan de Acción de 10 puntos

(Aprobado por el Grupo de Expertos y representantes de Ciudades Latinoamericanas y Caribeñas reunidos en Montevideo del 21 al 23 de junio de 2006)

Presentación:

La Coalición Internacional de Ciudades contra el racismo es una iniciativa impulsada por la UNESCO en el año 2004 que pretende crear una red de ciudades interesadas en el intercambio de experiencias con el objetivo de mejorar sus políticas de lucha contra el racismo, la discriminación y la xenofobia.

Es necesario que los Estados ratifiquen y pongan en práctica las convenciones, recomendaciones y declaraciones internacionales. Al mismo tiempo, resulta sumamente importante que los actores sobre el terreno, las propias víctimas de las discriminaciones inclusive, participen para garantizar que los instrumentos internacionales y nacionales se apliquen y respondan a los problemas concretos. La UNESCO ha elegido las ciudades como espacio privilegiado para conectar las acciones globales con las locales. Las autoridades municipales, en tanto que responsables de las políticas de ámbito local, desempeñan una función clave para crear sinergias.

El objetivo final es lograr que las ciudades interesadas se unan en una lucha conjunta contra el racismo a través de una Coalición internacional. Para poder tener en cuenta las especificidades y prioridades de todas las zonas del mundo, se están creando coaliciones regionales con programas de acción específicos. La Coalición Latinoamericana y Caribeña de Ciudades contra el racismo representa un paso hacia una coalición internacional.

Bajo el liderazgo de Montevideo, un Comité de expertos latinoamericanos y caribeños debatió sobre un Plan similar, adaptado a esta región. El Plan de Acción de 10 Puntos resultante comprende un conjunto de diez compromisos que abarcan distintas esferas de competencia municipal, como la educación, la vivienda y el empleo, además de las actividades culturales y deportivas. En particular, presenta diversas propuestas concretas que los responsables municipales pueden completar o desarrollar. Las ciudades firmantes se comprometen a integrar este Plan de Acción en sus políticas y estrategias municipales, y a implicar a los diferentes interlocutores de la sociedad civil en su puesta en marcha.

La UNESCO insta a las ciudades a prestar la máxima atención al Plan de Acción de 10 puntos y a ser de las primeras en sumarse a la Coalición de Ciudades contra el Racismo.

Plan de Acción de 10 Puntos

Preámbulo

La Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación racial, define la discriminación racial como toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en motivos de raza, color, linaje u origen nacional o étnico que tenga por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos humanos y las libertades fundamentales, en un plano de igualdad, en las esferas política, económica, social, cultural o cualquier otra de la vida pública. En este sentido, la comunidad internacional condena la discriminación racial y todo tipo de discriminación por considerarla una violación grave de los derechos humanos. El racismo es uno de los factores fundamentales dentro de los procesos sociales que originan la discriminación y su arraigo.

Independientemente de su origen o de la forma que adopte, el racismo y la discriminación levantan barreras que impiden el desarrollo de sus víctimas individuales o colectivas, corrompe a quienes lo ejercen, y divide a comunidades y naciones. Representa una grave amenaza para la convivencia y el intercambio pacífico entre comunidades que viven en un mismo espacio, y pone en peligro la existencia de una ciudadanía democrática y participativa. El racismo y la discriminación consolidan y agravan las desigualdades dentro de la sociedad.

Debemos plantearnos la lucha contra el racismo y la discriminación como un trabajo a largo plazo. Se trata de una labor que requiere una revisión constante de las estrategias y las políticas antirracistas junto con esfuerzos de coordinación en el ámbito internacional, nacional, regional y local.

Las ciudades firmantes se comprometen a utilizar todos los mecanismos que el poder pone a su alcance para contrarrestar el racismo y la discriminación por razones de etnia, raza, religión, nacionalidad, género, cuestiones de salud, orientación sexual y todo otro tipo de marginalización y exclusión mediante el cumplimiento de los diez compromisos. Las administraciones firmantes se responsabilizan de la implantación, coordinación y ejecución de normativas municipales contra el racismo y la discriminación. Estas medidas se decidirán, en cada caso, tras un proceso consultivo con quienes sufren directamente el racismo y la discriminación, y en estrecha colaboración con representantes de la sociedad civil (ONGs, académicos, asociaciones, etc.).

10 Compromisos para combatir el racismo y la discriminación en las ciudades:

Compromiso Nº 1: Visibilizar y documentar el racismo y la discriminación e implementar políticas municipales que lo combatan.

Visibilizar a poblaciones víctimas de racismo, discriminación y toda forma de intolerancia a través de recopilación de datos y documentar prácticas de racismo y discriminación que deban ser combatidas a través de políticas municipales.

Iniciar o mejorar la recopilación de datos sobre el racismo y la discriminación, establecer objetivos alcanzables y proponer indicadores comunes que permitan evaluar las repercusiones de las políticas municipales.

Ejemplos de Acción:

  • Realizar diagnósticos a través de mecanismos oficiales de obtención de datos e información sobre el racismo y a discriminación en todos los ámbitos de competencia municipal, mediante la introducción de variables adecuadas en la recopilación de datos.
  • Colaborar con institutos de investigación para analizar con periodicidad la información y los datos recabados, llevar cabo estudios en el ámbito local y presentar recomendaciones concretas a las autoridades municipales.
  • Definir objetivos alcanzables y medibles y utilizar indicadores comunes para poder evaluar las tendencias en cuestiones relacionadas con el racismo y la discriminación y el impacto de las políticas municipales.
  • Crear espacios de investigación, debate y seguimiento para mantener un diálogo permanente entre investigadores, autoridades y sociedad civil.
  • Impulsar el intercambio, la cooperación y la coordinación regional de políticas sociales locales de combate al racismo y la discriminación
  • Apoyar, sistematizar y potenciar las acciones ya existentes en la materia.

Compromiso Nº 2: Crear y/o fortalecer legislación municipal en materia de racismo y discriminación.

Crear mecanismos de supervisión, vigilancia y solidaridad contra el racismo en el ámbito municipal.

Ejemplos de Acción:

  • Identificar y fortalecer legislación existente o en su caso establecer normativas explícitas y armonizadas con instrumentos internacionales.
  • Asumir a nivel local el cumplimiento de los compromisos ratificados por los estados a nivel internacional.
  • Establecer medidas disciplinarias ante posibles actos o comportamientos racistas por parte de plantilla municipal en el ejercicio de sus funciones habituales.
  • Incorporar el tema del racismo y la discriminación en la agenda de los múltiples mecanismos de consulta de que dispone la ciudad (por ejemplo, los parlamentos de jóvenes, los consejos de personas de edad, etc.)
  • Conceder permisos a los locales de ocio condicionados a que no se discrimine a nadie, en aras de garantizar la igualdad de acceso de todas las personas. Realizar pruebas (o inspecciones) para comprobar que efectivamente no se produce discriminación alguna, en particular por razones étnico raciales.
  • Prestar apoyo a las entidades locales que brindan orientación legal y ayuda psicológica a las víctimas locales del racismo y la discriminación.

Compromiso Nº 3: Compromiso, vigilancia contra el racismo y la discriminación

Crear mecanismos de supervisión, transparencia y seguimiento que fortalezcan el compromiso contra el racismo y la discriminación en el ámbito municipal.

Ejemplos de Acción:

  • Crear un mecanismo de consulta, seguimiento y evaluación con los diferentes interlocutores sociales (jóvenes, artistas, ONG, líderes comunitarios, la policía, la judicatura, etc.) con el objetivo de hacer una evaluación periódica de la situación en relación al de racismo y la discriminación.
  • Crear, en colaboración con la sociedad civil, que integre a las víctimas, un sistema de supervisión, y repuesta rápida que permita identificar los actos racistas y los delitos o declaraciones basados en el odio e informar de ello a las autoridades competentes.
  • Mejorar la ayuda a las víctimas del racismo y la discriminación.
  • Facilitar la participación de las víctimas a organizarse para encontrar soluciones, iniciativas (asesoramiento, supervisión etc.).
  • Crear o mejorar un servicio oficial dentro de la autoridad municipal, (defensor del pueblo) que atienda las quejas de este tipo, que presenten los habitantes de la ciudad.

Compromiso Nº 4: La ciudad como creadora, promotora y defensora activa de la equidad en el ámbito laboral.

4)a La ciudad se compromete a crear empleo y a proveer sus servicios aplicando el principio de igualdad de oportunidades, con equidad y a participar en la supervisión, la formación y el desarrollo, de iniciativas para alcanzar este objetivo.

Ejemplos de Acción

  • Llevar a cabo inspecciones periódicas para informar de la evolución de las políticas y medidas adecuadas, en pro de la diversidad, a partir de una base de datos precisa.
  • Llevar a cabo una evaluación de impacto y de necesidades (mediante indicadores de control antidiscriminatorio) cuando deba emprenderse una iniciativa nueva. En este sentido, podría elaborarse un protocolo estándar y sencillo para normalizar este proceso.
  • Identificar y ayudar a cubrir las necesidades de formación y desarrollo de los trabajadores municipales, a través de la implantación de cursos básicos y avanzados, con el objetivo de: mejorar su capacidad para gestionar la diversidad social y cultural; promover el diálogo intercultural; aumentar sus conocimientos de lo que constituye un comportamiento antidiscriminatorio; y adquirir los conocimientos necesarios para poder proporcionar unos servicios adecuados que tengan en cuenta las distintas sensibilidades culturales.
  • Utilizar la discriminación positiva o políticas similares para mejorar la representación de las comunidades y grupos discriminados entre el personal de la autoridad municipal y especialmente en sus órganos ejecutivos.
  • Crear un programa especial de becas y formación para jóvenes de grupos discriminados con el objetivo de prepararlos para que puedan trabajar para la ciudad.

4)b La ciudad se compromete a favorecer prácticas de empleo que contribuyan a la igualdad de oportunidades y de apoyo a la equidad en el mercado de trabajo mediante el ejercicio de las competencias discrecionales de la autoridad municipal.

Ejemplos de acción

  • Utilizar las actuales atribuciones de la ciudad como consumidora de servicios mediante la inclusión de cláusulas antidiscriminatorias en los contratos con los proveedores.
  • Establecer un sistema de reconocimientos para las empresas, tiendas, medios de comunicación y entidades profesionales de la ciudad que se hayan comprometido a luchar contra el racismo y que se muestren favorables a la puesta en marcha de mecanismos municipales de atención a las quejas por discriminación.
  • Instaurar un programa de micro créditos, patrocinio y orientación, en asociación con empresas, para apoyar actividades económicamente viables que se desarrollen por parte de grupos discriminados.
  • Crear vínculos de colaboración con aquellas empresas interesadas en apoyar la política municipal antirracista y en promover la diversidad como estrategia económica y activo comercial.
  • Impulsar, junto con los colegios profesionales, la sociedad civil, las universidades y los sindicatos, la elaboración de programas de formación y desarrollo orientados a formar a los trabajadores en la prestación de servicios adecuados que tengan en cuenta las sensibilidades culturales.

Compromiso Nº 5: Acceso equitativo a la vivienda, los servicios básicos y demás condiciones del hábitat.

Emprender medidas activas para reforzar las políticas contra la discriminación y el racismo ambiental en materia de vivienda, saneamiento, movilidad, seguridad y educación dentro de la ciudad.

Ejemplos de Acción:

  • Preparar instrumentos normativos (Carta Ética, Código Práctico, Carta Ética y/o Acuerdos o Convenios) para los organismos públicos y privados que se dedican al alquiler o la venta de vivienda, con el objetivo de combatir la discriminación en el acceso a la vivienda.
  • Ofrecer facilidades e incentivos a las personas propietarias y a las agencias inmobiliarias que se comprometan a cumplir las normativas y/o políticas municipales en materia de antidiscriminación.
  • Establecer o facilitar orientaciones a los servicios de asesoramiento, que les sean útiles para atender a residentes afectados por la discriminación en la búsqueda de vivienda en el sector público o privado.
  • Elaborar estrategias conjuntas con las comunidades para diseñar iniciativas locales de seguridad comunitaria.
  • Establecer medidas activas de combate al racismo ambiental, para que se desarrollen condiciones de equidad en el espacio territorial de la ciudad de modo de proteger las poblaciones discriminadas de toda forma de violencia incluida la institucional.
  • Impulsar acciones de retorno y/o reubicación a la población desplazada en condiciones de dignidad, voluntariedad y seguridad.

Compromiso Nº 6: Garantizar plena información y participación en la gestión pública.

Garantizar plena transparencia y acceso a la información de las y los ciudadanos respecto a sus derechos y obligaciones, su protección y opciones legales, y las sanciones que pueden serles impuestas por actos o conductas racistas y/o discriminatorias.. Adoptar un enfoque participativo en particular en consulta con las víctimas del racismo y la discriminación.

Ejemplos de Acción:

  • Instar a la creación y/o fortalecimiento de organismos de equidad racial.
  • Promover la voz de las víctimas del racismo a través de medios comunitarios, otros medios de comunicación y políticas municipales de comunicación.
  • Promover mesas consultivas con participación permanentes a nivel local con participación de actores sociales, gubernamentales y académicos
  • Adoptar un enfoque participativo en particular atención de las víctimas de la discriminación.
  • Publicar y divulgar de la forma más amplia posible un folleto o boletín municipal contenga información sobre los derechos de los habitantes de la ciudad, las obligaciones de una sociedad multiétnica y multicultural así como de los compromisos antirracistas adoptados por la autoridad municipal, y de las sanciones que pueden imponerse por actos o conductas racistas. Distribuir, en espacios públicos, formularios o información para que las víctimas o los testigos de actos o conductas racistas puedan ponerse en contacto con las autoridades competentes o con grupos de ayuda.
  • Organizar, de forma periódica, foros municipales contra el racismo, en colaboración con los órganos o mecanismos ya existentes, para ofrecer la posibilidad de debatir los problemas del racismo y la discriminación en la ciudad, las políticas municipales y sus repercusiones.
  • Conmemorar anualmente, el 21 de marzo, el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, con una serie de iniciativas para fomentar la concienciación y la movilización de los ciudadanos.
  • Apoyar a las ONGs locales para que prosigan con su labor de información y de organización de actos de condena del racismo y la discriminación.

Compromiso Nº 7: Combatir el racismo, la discriminación y la xenofobia a través de la educación formal en el ámbito de sus competencias y/o mediante acciones educativas no formales e informales.

Reforzar las medidas contra la discriminación en el acceso y el disfrute de todas las formas de educación; y fomentar una educación que respete y promueva las identidades racial/étnica/culturales, basada en los principios de equidad e inclusión, y de diálogo intercultural e intersocial.

Ejemplos de Acción:

  • Intervenir para garantizar la igualdad de oportunidades y equidad sobre todo en términos de acceso a la educación y formación de calidad con medidas de discriminación positiva.
  • Promulgar un documento anti-discriminación y un mandato institucional para los centros de enseñanza y de formación gestionados por la autoridad local, con el objetivo de combatir la exclusión en el acceso a la educación y la marginalización en las escuelas.
  • Reconocer y estimular a los centros de enseñanza que desempeñen una labor anti-exclusión, racismo y discriminación así como un premio municipal que se otorgaría periódicamente a la mejor iniciativa escolar contra toda forma de discriminación.
  • Elaborar materiales didácticos (libros de texto, guías, documentación audiovisual o multimedia, recursos pedagógicos) sobre el potencial de los poderes locales para eliminar las prácticas de racismo y discriminación.
  • Favorecer iniciativas de formación de docentes y educadores que propicien el conocimiento del origen y las causas del racismo, la discriminación y la xenofobia, así como la construcción de estrategias didácticas que lo combatan.
  • Alentar el desarrollo de métodos de educación no formal adecuado a las características de cada grupo.

Compromiso Nº 8: Promoción del dialogo intercultural y religioso, así como la salvaguarda de la diversidad en especial las culturas indígenas, afro americanas y afro caribeñas.

Asegurar la representación equitativa y la promoción de la amplia variedad de expresiones y herencias culturales de los habitantes en los programas y políticas culturales, la memoria colectiva y el espacio público de la autoridad municipal y fomentar la interculturalidad en la vida de la ciudad, con especial atención en las zonas fronterizas. Asimismo, asegurar la creación de iguales oportunidades para el desarrollo de las culturas, la salvaguarda de su patrimonio tangible e intangible, su lengua, sus manifestaciones rituales y festivas, sus usos y costumbres.

Ejemplos de Acción:

  • 8- a) Facilitar la producción, conjuntamente con profesionales, de las personas, los pueblos, poblaciones y comunidades afectados por la discriminación, de material audiovisual (películas, documentales, programas, etc.) que permita expresar su experiencia y las aspiraciones para la ciudad. Contribuir a distribuir este material tanto en el ámbito local, como nacional e internacional.
  • Institucionalizar políticas, programas y proyectos étnicos-culturales (como eventos, centros culturales, etc.) con la conducción y diseño de los propios actores.
  • Poner nombre a los lugares (calles, plazas, monumentos, barrios) y/o conmemorar acontecimientos especialmente importantes para los grupos que sufren discriminación, para reconocer así sus contribuciones e integrarlas en la memoria y la identidad colectiva de la ciudad.
  • 8 b) Promover el respeto en el ejercicio de las manifestaciones religiosas y el diálogo interreligioso
  • Protección de las religiones de origen ancestral.
  • Programas de promoción para el diálogo interreligioso

Compromiso Nº 9: Iniciativa de protección y atención a la infancia vulnerada, en particular los niños y niñas afro descendientes e indígenas.

Apoyar o crear mecanismos e iniciativas locales para la atención a la infancia vulnerada, en particular los niños y niñas afrodescedientes e indígenas.

Ejemplos de Acción:

  • Incorporar el concepto de discriminación positiva a las políticas locales dirigidas a la infancia.
  • Crear un grupo de expertos (formado por investigadores y profesionales, que incluya a miembros de los grupos discriminados y asociaciones de apoyo a la infancia), con la experiencia necesaria para ofrecer asesoramiento, y colaborar con autoridades y la comunidad local, y realizar análisis de la situación que garanticen que, antes de adoptar cualquier medida, se ha estudiado correctamente la situación.
  • Crear un grupo de trabajadores especializados, procedentes de varios sectores, que representen a los organismos que pueden verse implicados en este tipo de situaciones (policía, sector educativo, trabajadores jóvenes, trabajadores sociales, organizaciones de la sociedad civil, etc.), que se encargue de coordinar actuaciones, en una primera instancia, cuando empiezan a surgir los conflictos relacionados con niños marginalizados.
  • Ofrecer información sobre los delitos contra niños(as) en situación de riesgo y la resolución de conflictos a trabajadores de los organismos e instituciones pertinentes (escuelas, programas juveniles, oficinas de integración, etc.)

Compromiso Nº 10: Erradicar las prácticas discriminatorias por motivos salud, género, étnico raciales, orientación sexual. y discapacidad.

Promover acciones para la eliminación de toda forma de discriminación en materia de salud, género, étnico raciales, orientación sexual y discapacidad.

Ejemplos de Acción:

  • Favorecer el reconocimiento y la protección de los derechos sexuales y reproductivos.
  • Campañas contra la discriminación sufrida por personas portadoras de HIV y enfermedades infecto-contagiosas
  • Promover programas de investigación, promoción y divulgación sobre incidencia y tratamiento en enfermedades de propensión étnica.
  • Incorporar a los programas locales de salud, las prácticas ancestrales en asuntos de salud-enfermedad.
  • Implantar acciones institucionales a favor de las poblaciones discriminadas por orientación sexual, especialmente contra la persecución, violencia y crímenes de odio.
  • Desarrollar acciones locales de protección y prevención contra todas las formas de violencia contra las mujeres.
  • Promover políticas comunitarias de atención primaria a la salud, considerando impactos diferenciales entre hombres y mujeres.
  • Promover medidas de plena atención y protección a las personas con discapacidad, valorando sus propias culturas como forma de inclusión.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario