Servicios en comunicación Intercultural

Bolivia: Comenzó a trabajar la cuestionada mesa 18 en la Cumbre de los Pueblos

Por Maria Sol Wasylyk Fedyszak*

21 de abril, 2010.- “No estamos en contra de la conferencia de los pueblos, desde aquí también trabajamos propuestas”, enunció el mallku, autoridad, de la comisión de industrias extractivas del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasusyu (CONAMAQ), Rafael Quispe. De esta manera dio comienzo a la tan cuestionada mesa 18, espacio que no figura en el programa oficial de la cumbre. La mesa 18, denominada de “Derechos Colectivos y derechos de la madre Tierra”, aborda conflictos socioambientales de Bolivia.

Pero, ¿por qué cuestionada? Cuando se le pregunta al Gobierno acerca de porqué no se la reconoce como dentro de la cumbre dicen que no se presentó la propuesta a tiempo para que sea oficial y, al mismo tiempo, señalan que como toca temáticas locales no caben en una cumbre internacional. Estos mismos argumentos que llevaron a no reconocerla oficialmente posibilitaron precisamente que se le diera mucha difusión.

Otro argumento que se usó para desacreditar a este espacio de trabajo fue que es una “mesa de las ONG”. Es cierto, pero no es un dato menor que quien da mayor impulso a la realización de este ámbito es el CONAMAQ, que no es una ONG, sino que es reconocida como la máxima instancia de representación de las Nacionalidades y Pueblos Indígenas de las tierras altas de Bolivia, es decir, una organización sumamente respetada de los pueblos indígenas y con “toda la autoridad moral”, como dicen ellos y tienen razón, como para hacer este planteamiento.

Finalmente, entre idas y vueltas tuvo esta mesa en el local de un restaurante a pocas cuadras del predio de la Universidad del Valle, donde se da la cumbre oficial. “Muchos dicen que es una mesa rebelde, no es así. Cuando fracasó el COP 15 definimos con el hermano Evo Morales convocar a una conferencia de los pueblos, no de los Estados. Entonces después pedimos al Gobierno que se incorpore esta mesa y la negativa no creemos que haya sido del hermano Evo sino de Ramos,(viceministro de Medio Ambiente y cambio Climático)”.

Esta autoridad resaltó “el apoyo total al hermano Evo Morales porque materializa el respeto a la madre tierra”. También señaló la necesidad de que las conclusiones que salgan de esta mesa “sean vinculantes, como mínimo, en los países del ALBA y en Bolivia”, y reforzó el pedido de un tribunal climático.

Insistió en la necesidad de coherencia entre teoría y práctica y recordó que “en Corocoro (donde existe un emprendimiento minero), cuando quisimos que el agua volviera a su curso nos mandaron dos camiones del Ejército”. No fue el único caso. “Enviamos toda nuestra solidaridad a los hermanos de San Cristóbal”, donde se lleva adelante otro emprendimiento minero y recordó que cuando las comunidades se movilizaron en contra de la contaminación, “el ministro de Defensa amenazó con meterles la fuerza pública”.

Casi en el cierre, Quispe resumió su exposición en la siguiente idea: “no debemos hablar de proyectos (refiriéndose al IIRSA), debemos hablar de políticas de desarrollo”.

Luego de esta apertura pudo hablar el cacique del pueblo mojeño trinitario que relató como querían establecer en el parque nacional y territorio indígena Isidoro Secure una carretera con la cual perderían la biodiversidad por lo que se negaron a la consulta. También tuvo la palabra la presidenta de las mujeres mosetenes, otro pueblo que lucha por la instalación de una petrolera.

Después comenzaron sus exposiciones miembros de ONGs, entre ellas, del Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (CEJIS) que tuvieron a cargo la temática de los avances y proyecciones de la Nueva Constitución Política del Estado

En la tarde, en esta mesa se presentó un incidente cuando una legisladora de ´derecha´ quiso entrar y no la dejaron.

Por otra parte, entre las oyentes se encontraba Naomi Klein, periodista e investigadora de gran influencia en el movimiento antiglobalización, quien dijo algunas palabras referidas a la situación de este ámbito de trabajo. “Todos los gobiernos del mundo conocen la regla: cuando prohíbes algo se vuelve aún más popular”. También se refirió a lo fácil que es criticar a los gobiernos de la derecha pero cuán difícil es criticar a los gobiernos que están a nuestro lado”.

Explicó que ella estaba invitada por el presidente Evo Morales y que está muy inspirada por el proceso que se vive pero indicó que “no veo ninguna contradicción en estar inspirada por el presidente pero también estar acá, participando en esta mesa”.

Por último, desarmó el argumento de que como es una mesa que toca temas locales no debería tener cabida en esta cumbre mundial. “Les han dicho a ustedes que estos son asuntos internos pero sabemos que lo que tenga que ver con cambio climático no es nunca un asunto local”.

---

* Maria Sol Wasylyk Fedyszak es periodista del Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (IWGIA)

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Buenas tardes estimados amigos de Servindi,
Al respecto, me parece que los estados no deberían de hacer a una lado a la mesa 18, ya que ellos señalan un punto fundamental dentro de la Cumbre del cambio Climático, que es: Derechos Colectivos y derechos de la madre Tierra”.
Argumentando que el planteamiento del mandatario Evo Morales, manifestaba que están ahí para precautelar los derechos de la pachamama que a su fin es el mismo derecho de la madre tierra. Pues entonces no veo el caso para que los de la mesa 18 proclamen su punto de vista para hacer presente sus objetivos.

Por otras parte se podría solicitar a la Cancillería del estado plurinacional de Bolivia, el reconocimiento oficial a la mesa 18, porque además dentro de estos talleres participan organizaciones sociales civiles como la CONAMAQ, que está día a día conviviendo con los ciudadanos de las regiones andinas, y como es en el caso de las tierras altas de Bolivia., creo que se debiera dar el lugar que corresponde, para que ellos puedan difundir sus conocimientos al respecto. Además este es un derecho respaldada por las normativas comunitarias de los pueblos indígenas.
Atentamente,
Malu

Añadir nuevo comentario