Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Doe Run retrasa apertura y trabajadores mineros rechazan decisión

Servindi, 19 de abril, 2010.- El presidente de la compañía minera Doe Run, Juan Carlos Huyhua, anunció que su empresa no reanudará sus operaciones en el complejo metalúrgico de La Oroya el próximo 29 de abril, tal como lo había acordado con los sindicatos de trabajadores.

En su presentación ante la comisión parlamentaria que evalúa los compromisos de esa empresa, Huyhua aseguró que la empresa viene trabajando para reanudar sus actividades en el plazo fijado por el propio Congreso de la República, el cual vence en julio. En ese sentido, criticó los plazos “tan cortos y de la rigidez” del Ministerio de Energía y Minas.

Por su parte, el secretario general del Sindicato de Obreros de La Oroya, Royberto Guzmán, confirmó que la empresa ya les había informado esa decisión, pero su sindicato no iba a aceptarlo y se van a presentar a trabajar el viernes 30.

De otro lado, el gerente de Fiscalización del OSINERGMIN, Guillermo Shinno, aseguró que Doe Run solo ha cumplido con una de las 8 obligaciones para empezar sus operaciones. Por su parte, el viceministro de Minas, Fernando Gala, explicó que antes de decir que el Gobierno era muy estricto, Doe Run debía llegar a un acuerdo con los proveedores que deben abastecerle de material.

Cabe recordar que el Congreso dio hace poco a la fundidora estadounidense Doe Run otros 2 años y medio para reducir las emisiones tóxicas en sus plantas de La Oroya, una localidad vecina. Dejó que la empresa no cumpliese con un segundo plazo para reducir la emisiones, pero evitó la pérdida de 3 mil 500 empleos.

La compañía había acordado limpiar la ciudad, considerada una de las más contaminadas del mundo, cuando compró la planta al estado en 1997.

Por esa misma época, el Congreso había aprobado un proyecto que disponía el traslado de los habitantes de Cerro Pasco a otro sitio, pues el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos había determinado que la tierra, el agua y las casas estaban saturadas con niveles tóxicos de plomo.

Nueve de cada 10 niños tienen niveles altos de uno de 14 metales pesados, incluidos plomo, cadmio y arsénico, según el Centro.

Ha pasado más de un año y el gobierno del presidente Alan García no ha dicho nada sobre los 500 millones de dólares que se necesitan, de acuerdo con el gobernador regional. Las autoridades dicen que los estudios técnicos tomarán tres años y que la construcción de otra ciudad otros 10 más.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario