Servicios en comunicación Intercultural

Chile: alertan sobre peligros de plantación forestal y árboles transgénicos

Deforestacion_1.jpgLa ONG estadounidense Global Justice Ecology Project alerta que en Chile se está investigando el pino radiata con el fin de modificarlo insertándole el gen para la producción de la toxina 'Bt', que confiere resistencia a insectos. Agrega que muchas de las plantaciones se concentran en tierras tradicionales de los Mapuche, donde hay problemas generalizados de salud.

Europa Press.- La ONG estadounidense Global Justice Ecology ha alertado de los 'numerosos riesgos' que suponen las plantaciones de especies de árboles genéticamente modificados, y su fuerte impacto social y medioambiental, entre ellos el uso de plaguicidas y herbicidas tóxicos y la pérdida de vida silvestre y las fuentes de agua.

Asimismo, la ONG enumera también la contaminación de los bosques nativos con polen procedente de los árboles transgénicos y la mayor susceptibilidad de éstos a las enfermedades, los insectos y las presiones climáticas como el viento y el frío. Además, destaca la alteración de los ecosistemas de bosques que dependen de los insectos, el aumento del calentamiento global provocado por la mayor mortalidad de los bosques y la pérdida de alimentos, medicinas, combustibles y culturas tradicionales que habitan en estos bosques nativos.

Según datos de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) actualmente se están llevando a cabo ensayos con este tipo de árboles en 16 países del mundo, especialmente en Estados Unidos, Francia, Alemania, Reino Unido, España, Portugal, Finlandia, Suecia, Canadá, Australia, India, Sudáfrica, Indonesia, Chile y Brasil. Hasta el momento, China es el único país que ha establecido plantaciones comerciales de árboles transgénicos, con más de un millón de ellos plantados en diez provincias.

La mayoría de las investigaciones se centran en los álamos (47%), los pinos (19%) y los eucaliptos (7%) y los rasgos principales que se estudian son la tolerancia a herbicidas, la resistencia a insectos, la química de la madera (incluyendo la reducción del contenido de lignina) y la fertilidad.

En la Universidad norteamericana de Duke, en Carolina del Norte, se han creado modelos que demuestran que el polen de los árboles puede viajar más de 1.000 kilómetros y puesto que los científicos admiten que es imposible garantizar la esterilidad total de los árboles transgénicos, si éstos se liberan al Medio Ambiente "no podrá impedirse la contaminación generalizada de los bosques nativos", alerta la ONG.

Casos en Chile y Brasil

En Chile se está investigando el pino radiata con el fin de modificarlo insertándole el gen para la producción de la toxina 'Bt', que confiere resistencia a insectos. En la actualidad las plantaciones de pino constituyen el 80% de las plantaciones chilenas, cuya superficie continúa aumentando. El proyecto de la industria en Chile es liberar el pino radiata 'Bt' para el año 2008.

Debido a que en Chile muchas de las plantaciones se concentran en tierras tradicionales de los Mapuche, en estas comunidades hay problemas generalizados de salud a causa de los productos químicos utilizados en las plantaciones y también de la severa polinización de las plantaciones de pino que rodean por completo algunos poblados. La introducción de pinos modificados genéticamente con 'Bt' en esas plantaciones hacen aumentar de manera considerable estos problemas sanitarios.

En Brasil, Celulosa Aracruz y Suzano están involucrados en investigaciones sobre árboles transgénicos. Suzano, que gestiona más de 3.000 kilómetros de plantaciones de árboles en Brasil, se asoció con CBD Technologies, empresa con sede en Israel, para un proyecto cuyo objetivo es acelerar el crecimiento de los eucaliptos.

"Normalmente los eucaliptos se talan después de siete años y en ese lapso crecen hasta alcanzar unos 20 metros de altura. Los árboles tratados con CBD pueden llegar a esa altura en tres años o menos", explica el Doctor Seymour Hirsch, director ejecutivo de CBD Technologies. El plan de CBD y Suzano es establecer una empresa conjunta para comercializar sus eucaliptos transgénicos una vez que hayan completado sus ensayos a campo.

Desde CBD insisten en que los árboles transgénicos de crecimiento más rápido ayudarán a detener el calentamiento global. "Un bosque de una hectárea consume 10 toneladas de carbono por año con el CO2 que respiran los árboles", destaca Hirsch. "Claramente, un bosque que crece el doble de rápido consume el doble y contribuye a la disminución del agujero del ozono", añade.

Otra empresa papelera, ArborGen, con sede en Summerville, Carolina del Norte (Estados Unidos) y dedicada a la plantación de eucalipto en Brasil, realiza también ensayos de campo en este sentido. En 2002 contrató como nueva responsable ejecutiva a Barbara Wells, ex ejecutiva de Monsanto y que anteriormente había sido vicepresidenta para Latinoamérica de Emergent Genetics.

ArborGen trabaja actualmente en el desarrollo de eucaliptos de 'pulpado mejorado' (con bajo contenido de lignina) así como eucaliptos resistentes al frío. Según la compañía, este es un proyecto 'con un gran potencial; sólo es cuestión de tiempo'.

Reticencias de expertos y ONG

En Estados Unidos y Canadá, un total de trece organizaciones nacionales, regionales y locales se han unido para lanzar la campaña 'STOP GE Trees Campaign' (Detener los Árboles Transgénicos), cuyo fin es la prohibición de los árboles procedentes de ingeniería genética.

Entre sus actividades se cuentan la educación pública, la organización de las comunidades, la difusión en la prensa y la distribución de un documental sobre árboles transgénicos, 'A Silent Forest: The Growing Threat, Genetically Engineered Trees' (Un bosque silencioso: la creciente amenaza de los árboles transgénicos), narrado por el Doctor David Suzuki.

Por su parte, Global Justice Ecology Project ha establecido su primer programa piloto en Chile con Konapewman, un grupo Mapuche con el que coordina esfuerzos para reclamar sus tierras tradicionales y para oponerse a peligros tales como las plantaciones industriales y los árboles transgénicos.

Otros grupos como el Foro por los Pueblos de los Bosques (Finlandia), el Movimiento Mundial por los Bosques Tropicales o Amigos de la Tierra Internacional tomaron la palabra en el último Foro de Naciones Unidas sobre Bosques, tanto en Ginebra como en Nueva York, para informar a los delegados de los peligros que los árboles transgénicos suponen para los bosques nativos del mundo entero.

En palabras del genetista y médico David Suzuki; 'no tenemos control sobre el movimiento de los insectos, las aves y los mamíferos, el viento y la lluvia que transportan polen'. 'Los árboles transgénicos tienen el potencial de transferir a cientos de millas de distancia polen que lleva genes de rasgos como resistencia a insectos, resistencia a herbicidas, esterilidad y lignina reducida, y por lo tanto tienen el potencial de provocar un desastre en los bosques nativos de todo el mundo', añade.

A su juicio, 'los árboles transgénicos podrían también repercutir en la vida silvestre, así como en las comunidades rurales e indígenas que dependen de los bosques nativos intactos para su alimentación, vivienda, agua, sustento y prácticas culturales'.

'Como genetista pienso que hay demasiadas incógnitas e interrogantes sin respuesta para cultivar plantas modificadas genéticamente, sean cultivos alimentarios o árboles, a campo abierto', agrega, concluyendo que 'los árboles transgénicos no deberían liberarse en el Medio Ambiente en las plantaciones comerciales y todas las parcelas de ensayo al aire libre y las plantaciones existentes deberían retirarse'.

Fuente: Tomado de mapuexpress, informativo mapuche. Sitio web: www.mapuexpress.net 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario