Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Presidente califica a indígenas de Bagua de "banda paramilitar"

Servindi, 11 de enero, 2010.- El Presidente del Perú Alan García efectuó ayer graves acusaciones hacia los indígenas a que participaron en los sucesos de Bagua a los que calificó de "banda paramilitar" que cree que "mediante la violencia pueden vencer al Perú".

En una entrevista concedida al programa dominical Panorama, el mandatario afirmó que "hubo una preparación paramilitar que sorprendieron a los policías en la curva del diablo".

Para el Jefe de Estado "había una consigna de matar" y "la sociedad no puede caer en el absurdo de creer que estamos ante gente buena, pacífica, democrática".

"Lo que existe es una banda que cree que mediante la violencia puede vencer al Perú", señaló.

Alan García insistió en la tesis de que los indígenas fueron manipulados por extremistas que van a buscar personas para engañarlas y generar actos de violencia.

"Aquí hay un grupo de gente seudoizquierda que quiere adueñarse de la memoria del Perú, de la opinión del Perú que convierte en una masacre contra indígenas lo que fue una masacre de policías" dijo.

"Lo que se quiere es presentar un gobierno genocida" pero en realidad "genocida es el hitlerismo que mató a 50 millones de personas" dijo el presidente.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

El presidente Garcia en esta entrevista sólo atina a insultar a los indÃgenas participantes en las movilizaciones de Bagua y con una patadita denigra a todos los pueblos indÃgenas amazónicos. No le falta inteligencia y maña a este señor para saber que el problema de los muertos de Bagua no se puede resolver con culpar a algunos y meter a la carcel a algunos. Es un problema que hace visible los 500 años de colonizacion contra los pueblos indÃgenas y el asunto de fondo es que este gobierno ha decidido ser al guardian de las petroleras en lugar de ser gobierno del pais. En vez de gastar tiempo en hacer encuestas amañadas y en bailar como Tongo ante la TV por que no pone a trabajar a su comite politico para entender la historia de nuestra patria. Creo que como Fujimori no quiere saber la historia de miles de años de civilizaciones de estas tierras y quiere presentar la historia solamente a partir de sus breves y desastrosos gobiernos. Si no se entiende la complejidad social y politica que está en la base de los levantamientos de los pueblos amazonicos entonces solo quieren calificar a estos pueblos de minorias y de salvajes para luego como los colonizadores del siglo XVI justificar la masacre contra ellos. Al fin y al cabo los pueblos amazonicos somos la unica moral en pie que defiende a los bosques amazonicos. Este regimen solo es guardian de las petroleras. Punto.

El genocida, estafador, corrupto de Alan GarcÃa su soberbia y su cinismo no tiene limites, solo el pueblo unido podra derrocar de su trono a este asesino descarado.

Che Alan, te escribo desde Uruguay, por si no sabés, los españoles les robaron las tierras, la libertad, la cultura y la religión propia, a los pueblos nativos. Vos sos hijo de ladrones, entonces qué tenés que hablar mal de los awajunes ? Claro que sÃ, en poco toda las Americas pasaran a mano de sus verdaderos dueños.
Aguila, Quetzal, y Condor, unanse !

Lamentables declaraciones del Sr.Presidente el domingo en Panorama. Agradezco a Servindi que las recoja y nos ofrezca una oportunidad de comentarlas.
Después de seis meses el Sr Alan sigue confirmando y endureciendo todavÃa más sus primeras apreciaciones sobre el paro amazónico cuando el cinco de Junio pasado se desató la barbarie en la operación de desalojo de la carretera Fernando Belaunde. Tras la balacea en la carretera siguieron en todas las pantallas de televisión los insultos unánimes del presidente, y todos sus voceros en el gobierno y el congreso, que condenaban unánimes a los nativos y sus azuzadores como únicos responsables de aquella desmesurada matanza. Aquellos insultos podrÃan interpretarse como exabruptos de un hombre sorprendido ante la terrible tragedia producida como consecuencia de una orden de desalojo inoportuna, irresponsable y totalmente desproporcionada que llevó a la carretera cientos de AKM apoyados por tanquetas y helicópteros no para dialogar sino para disparar contra peruanos y silenciar al pueblo.
Pero alarma que seis meses después el Presidente y sus voceros sigan repitiendo los mismos insultos y las mismas condenas unánimes contra los indÃgenas y sus imaginarios azuzadores como únicos responsables de tantos muertos (33), heridos (más de 200 indÃgenas) y, al menos, un desaparecido.
La repetición de los mismos insultos y condenas seis meses después de consumada la tragedia, da a entender que no se trataba de exabruptos incontrolados fruto de la improvisación y el nerviosismo en una circunstancia totalmente excepcional e imprevista, sino la expresión de una desmedida genofobia que no duda en lanzar acusaciones gravÃsimas a miles de indÃgenas que representaban a sus pueblos amazó- nicos y ejercitaban el derecho democrático de la manifestación pública para solicitar la atención del gobierno sobre sus reales problemas y reclamos.
La conocida aversión del Presidente contra los indÃgenas ya no recurre a metáforas-insultos literarios como “el perro del hortelanoâ€, sino a acusaciones directas y calumniosas que injurian a todo un pueblo al que se considera una banda paramilitar que tenÃa la consigna de matar y se enfrentaba contra el Perú al que pretendÃa vencer con la violencia. Es decir, para el Presidente de todos los peruanos, los indÃgenas no son peruanos sino enemigos del Perú. Y es contundente al aseverar, sin aportar ninguna prueba convincente, que “es absurdo creer que estamos ante gente buena, pacÃfica y democráticaâ€. Por tanto lo lógico –según la deteriorada lógica del Presidente- es advertir a todo el Perú que esa gente –nuestros pueblos indÃgenas- son malos, belicosos y antidemócratas.
Lo absurdo y escandaloso es oÃr al Presidente GarcÃa despacharse en esos términos injuriosos contra unos pueblos indÃgenas que siempre formaron parte del pueblo peruano y que han defendido recientemente a todo el paÃs como héroes en el último conflicto con el Ecuador. Grave amnesia la que sufre el Sr, Presidente que no sólo ignora la geografÃa que no visita sino la historia que olvida tan rápidamente cuando no coincide con sus imaginaciones peruanas.
Lamento disentir totalmente de sus juicios sobre un pueblo con quien hace 16 años convivo en la provincia de Condorcanqui y entre quienes tengo grandes amigos y amigas que son en el pleno sentido de las palabras buenos, pacÃficos, demócratas y, además, inteligentes y responsables capaces de tomar por sà mismos decisiones importantes, sin que nadie tenga que venir a la selva a azuzarles para nada.

Añadir nuevo comentario