Servicios en comunicación Intercultural

Demandan diálogo urgente en Espinar

Imagen: Captura de video La República

Servindi, 21 julio de 2020.- Organizaciones defensoras de los derechos humanos exhortan al gobierno, a la empresa minera Antapacay y las comunidades a buscar una salida dialogada frente al conflicto que acaba de estallar en la provincia cusqueña de Espinar.

Mediante un pronunciamiento, las organizaciones aliadas respaldan la demanda de que se distribuya un bono humanitario de mil soles para enfrentar la pandemia provocada por la COVID-19.

La demanda se sustenta en el Convenio Marco aprobado el 2003 entre la empresa minera, el gobierno local y los actores sociales, cuyo fondo se puede utilizar en caso de «necesidades urgentes».

Las asociaciones Derechos Humanos Sin Fronteras (DHSF), la Red Muqui y la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) instan a las autoridades locales a evitar caer en actos de provocación y violencia.

El lunes 20 de julio, durante las protestas iniciadas por las comunidades, un camión minero y una camioneta pertenecientes a dos unidades de contratistas de la empresa MMG Las Bambas, terminaron en llamas.

El conflicto escaló desde el 14 de julio, cuando decenas de manifestantes iniciaron un paro indefinido para que la empresa minera Antapaccay (de Glencore) entregue un bono de mil soles para cada elector de Espinar.

Descargar aquí el pronunciamiento:

Diálogo urgente en Espinar para garantizar el respeto de los derechos humanos

Pronunciamiento

Derechos Humanos Sin Fronteras (DHSF), la Red Muqui y la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), organizaciones que promueven la defensa de los derechos humanos a nivel regional y nacional, ante el inicio del paro indefinido en la Provincia de Espinar (Cusco) por la distribución de un bono humanitario de mil soles con fondos del Convenio Marco para los pobladores de Espinar, manifestamos lo siguiente:

1. El Convenio Marco es un acuerdo aprobado en el año 2003 entre la empresa minera, el gobierno local y los actores sociales de la provincia de Espinar, y establece un fondo para el desarrollo y necesidades urgentes de las comunidades de la Provincia de Espinar. El uso de los recursos económicos derivados del convenio los decide el Comité de Gestión, y debe implementarse de acuerdo a las demandas y necesidades de la población local y sus comunidades. La profunda crisis generada por el impacto de la pandemia del COVID-19 en el país y en Espinar, ha llevado a que el Comité de Gestión del Convenio Marco autorice el uso de estos recursos para la distribución de un bono humanitario de mil soles.

2. En ese sentido, invocamos a las partes involucradas para que a través del diálogo encuentren los canales adecuados para la implementación de los acuerdos del Comité de Gestión del Convenio Marco, presidido por el alcalde de la Municipalidad Provincial de Espinar e integrado por los alcaldes distritales, Frente de Defensa, Federación Unificada de Campesinos de Espinar, AUPE, Cuenca Cañipia, Cuenca Salado y representante de la Compañía Minera Antapaccay.

3. Exhortamos al gobierno nacional y a la empresa minera para que a través del diálogo faciliten una salida a este conflicto, tomando en cuenta la grave situación de la pandemia del COVID-19, el derecho a la salud y la vida, y el derecho a un medio ambiente sin contaminación. Del mismo modo, hacemos un llamado a la población de Espinar, a los representantes de las OSBs, y a las autoridades locales evitar caer en actos de provocación y de violencia -como los extraños hechos ocurridos el día lunes 20-, así como evitar la exposición y diseminación del Covid-19 a través de las aglomeraciones.

4. Deploramos que frente a las medidas tomadas por el Comité de Gestión del Convenio Marco, y en pleno contexto de pandemia y crisis, se haya iniciado una campaña de desprestigio a las y los líderes y dirigentes sociales de Espinar; así como el hecho que la empresa haya iniciado una fuerte campaña mediática con una propuesta paralela denominada “Reactiva Espinar”, la misma que ha sido desestimada por el Comité. Estos hechos en lugar de facilitar el diálogo provocan y generan malestar en medio de un paro indefinido.

Finalmente, como instituciones y redes que promovemos el ejercicio y la defensa de los derechos humanos rechazamos todo acto de hostigamiento y criminalización de la protesta social, como ocurre en las actuales circunstancias en contra de las y los líderes y dirigentes sociales de Espinar. Al respecto hemos tomado conocimiento sobre disposiciones de investigación de la fiscalía por delitos que no se han cometido, sin investigar las causas de la protesta social y las demandas de Espinar, en este sentido rechazamos cualquier forma de abuso de autoridad, así como de actos de violencia que se puedan desatar.

Lima, 21 de julio de 2020

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Cumplan al menos su compromiso. En todo caso váyanse, y de seguro que esas comunidades estarán mucho mejor.

Añadir nuevo comentario