Servicios en comunicación Intercultural

Guatemala: Pueblos indígenas y ecosistemas amenazados

Por Cerigua.- Comunidades indígenas, sitios arqueológicos y ecosistemas ubicados en Salinas de los Nueve Cerros, Cobán, Alta Verapaz, se encuentran bajo la constante amenaza de los efectos negativos que conlleva la explotación de petróleo en el lugar. Las autoridades se muestran indiferentes y ante un contexto electoral cercano, la atención que requiere el problema parece ser insignificante para el gobierno guatemalteco.

La actividad petrolera en la zona ha sido una labor histórica que ha tenido consecuencias fatales para la salud de las personas, para los recursos hídricos, para el desarrollo económico de las comunidades y para la soberanía de los pueblos indígenas.

Un problema histórico.- En 1970 la transnacional Basic, instaló en Alta Verapaz, 20 pozos para extraer petróleo; los pozos convergen con un sistema oleoducto que inicia en el norte de Petén a inmediaciones del Parque Nacional Laguna del Tigre, atraviesa parte del norte de Alta Verapaz y culmina en el Lago de Izabal, de acuerdo con investigaciones del Colectivo MadreSelva.

Desde entonces las tuberías han sido utilizadas por múltiples empresas extrajeras que extractan el citado recurso, sin embargo, el 14 de noviembre de 2006, representantes del Ministerio de Energía y Minas (MEM) y de la empresa Petrolina Corporation, subsidiaria de la inglesa Taghmen Energy, solicitaron al consejo municipal de Cobán, autorización para explotar el carburante en la zona Salinas de los Nueve Cerros, según consta en el acta municipal 092-2006.

Homero Gatica, miembro del concejo municipal, expresó que los funcionarios y los asesores jurídicos de Petrolina informaron en esa oportunidad, entre otros puntos, que en jurisdicción de la citada finca se encuentran instalados 7 pozos, dos de los cuales, el 63-4 y el 63-5, están bajo situación de riesgo por la falta de mantenimiento durante aproximadamente 20 años.

Los miembros del MEM señalaron que las válvulas están en mal estado, por lo que podrían ceder a la presión y ocasionar una explosión incontrolable y por ende contaminar fuentes hídricas aledañas, degradar el medio ambiente y poner en riesgo la vida de miles de personas que residen en el área, afirmó Gatica.

El funcionario edil indicó que el objetivo de los visitantes era asustar a los miembros de la corporación municipal para que autorizaran la explotación de petróleo en la zona, sin embargo, en el acta 95-2006 con fecha 23 de noviembre de 2006, se niega el permiso.

La salud de las personas, los cultivos y los ecosistemas en riesgo.- Estudios realizados por MadreSelva revelan que de los dos pozos en estado de riesgo emana gas sulfhídrico (H2S), que está asociado a la combinación de petróleo con agua, es el más letal de los gases naturales, seis veces más venenoso que el monóxido de carbono, incoloro, de olor repulsivo y extremadamente tóxico.

Leopoldo Marz, de la Asociación Maya Mestiza, dijo que las familias, especialmente las mujeres, han reportado constantes dolores de cabeza y mareos, mientras que la niñez presenta algunas erupciones en la piel, que han sido atendidas en los centros de salud de la localidad, pero no curadas del todo.

Los cultivos como el frijol y el maíz, principal motor de desarrollo económico en la región, han perdido su calidad; durante los últimos años, pequeños productores de las 34 comunidades asentadas en el lugar, han reportado bajas en sus ingresos debido al mal estado de los granos, aseveró Marz.

En la Finca Municipal Salinas de los Nueve Cerros, que posee una extensión de 26 caballerías, se encuentran fuentes naturales de importancia para el desarrollo económico, social y cultural de las comunidades, entre las más relevantes está el Río Chixoy, cinco lagunas de diámetro significativo, 314 hectáreas de bosque virgen y 360 hectáreas de bosque para uso sostenible, añadió el dirigente.

En las reservas acuíferas aún se encuentran cocodrilos y especies de peces únicas en la región; en la selva existe una gran población de monos aulladores, tortugas, tapires, reptiles y aves, que están en peligro de extinción si las labores extractivas continúan, enfatizó el representante.

Área arqueológica.- Salinas de los Nueve Cerros fue una zona de comercio importante en los periodos Pre Clásico y Pre Clásico Tardío, en los que la producción de sal negra por medio del cocimiento de agua de nacimientos cercanos al Río Chixoy, fue uno de los productos que movió positivamente las economías de las familias, según apuntes de la Revista Arqueológica Mexicana, editada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Personeros de la Fundación de Antropología Forense de Guatemala (FAFG), han registrado hasta el momento la existencia de 120 tumbas mayas y un patio de juego de pelota; han encontrado vasijas de mediana dimensión y vasijones gigantes, donde se cree cocían la sal.

El sitio es considerado el más importante de Alta Verapaz; durante el conflicto armado interno que sufrió Guatemala, que inició en 1960 y culminó con la Firma de la Paz en 1996, se profanaron un número significativo de tumbas, pero aún se conserva el 80 por ciento de ellas, aseveran reportes de la FAFG.

Divide y vencerás.- Arturo Chen, miembro de la Mesa Ambiental Q'eqchí' (MAQ), indicó que 10 de los 14 miembros de la Junta Directiva de la Municipalidad de Cobán, pertenecen al partido oficialista, por lo que las decisiones han afectado a la mayoría de la población y favorecido a la transnacional que pretende extraer petróleo en el área de Salinas de los Nueve Cerros.

Desde que Petrolina tiene presencia en el área, el alcalde mandó asfaltar caminos que no habían sido incluidos en ningún plan de infraestructura de anteriores administraciones municipales y que se cree, servirán para facilitar el transporte de maquinaria, añadió Chen.

Trabajadores sociales de la transnacional organizan constantemente actividades deportivas interescolares y entre vecinos, así como veladas culturales, en las que se promueve el discurso sobre los supuestos beneficios que tiene la presencia de la empresa en el municipio, señaló el representante.

Petrolina ha identificado a los líderes sociales de las comunidades y les ha ofrecido puestos de trabajo bien remunerados, por lo que han desistido de su lucha en contra de la extracción, ya que temen por la seguridad de sus familias o de perder la única fuente de ingresos que poseen, afirmó Leopoldo Marz.

La organización y la participación política han disminuido en gran medida, debido a las estrategias de divisionismo que promueve la transnacional y que afecta gravemente la reivindicación de los derechos de los pueblos indígenas y cualquier esfuerzo por proteger los recursos naturales, agregó Marz.

Paren el desangramiento de la tierra.- Cuando se extrae el petróleo, las ancianas q'eqchíes consideran que la tierra se está desangrando, por lo que cualquier tipo de plan que frene esa actividad debe ser implementado por la autoridades, así como clausurar los pozos problemáticos e invertir en proyectos sostenibles, como el turismo ecológico, para brindar desarrollo real a las y los pobladores, aseveró Herbert Caal, de la Mesa Ecológica Maya.

Paradójicamente, las mujeres son las que se han organizado de una forma constante en contra de las actividades de Petrolina, ya que piensan que sus hijos y la seguridad de sus hogares están en constante vulnerabilidad por los efectos negativos de la emanación de gases, afirmó Caal.

Según el entrevistado, la Municipalidad de Cobán se encuentra en la fase de elaboración de un plan de petición, que le permita convertir a la Finca Salinas de los Nueve Cerros en Area Protegida, para tener control total de las actividades de cualquier índole que en ella se lleven a cabo.

Esa clase de problemas también la padecen comunidades del Ixcán, Quiché, por lo que el próximo jueves 20 de Abril de 2007 realizarán una consulta popular, en donde decidirán si Petrolina Corporation continúa con su presencia en el área.

La Pastoral Social de Ixcán, el Frente contra las Represas, el Sindicato de Empleados de Salud Pública, la Academia de Lenguas Mayas de Alta Verapaz, OilWatch, MadreSelva y la Coordinadora Nacional Indígena Campesina (CONIC), entre otras, son las organizaciones que conforman la MAQ.

La MAQ fue creada como un espacio de oposición a las políticas globalizadoras que agreden los derechos de los pueblos indígenas, para difundir información en idiomas mayas a la población sobre los efectos negativos de esos proyectos y colocar en la agenda mediática los temas relacionados con la actividad petrolera, las hidroeléctricas y la explotación de metales, especialmente en la Franja Transversal del Norte, concluyó Caal.

Fuente: Argenpress

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

hola amigos miren lo q yo nesecito es las antiguas culturas q ya se van a acabar por q estan en peligro de extincion ok bye bye bye los kieroo xaoooo

podrian pasarme algunas fotografias del sitio arqueologico, para una nueva investigación,USAC.

Añadir nuevo comentario