Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Diez años de injusticia para Tauccamarca

Servindi, 23 de octubre, 2009.- Fueron 24 niños cusqueños los que murieron entre el dolor y la incompresión de sentir en sus cuerpos los efectos del pesticida metil-paratión servido en un desayuno escolar, en octubre de 1999. Luego de diez años, la justicia continúa esquiva para dictaminar este caso cuyas pruebas apuntan a dos culpables: el Estado y la empresa Bayer.

Nuevamente, por enésima vez, Victoriano Huarayo Torres, representante de los deudos y que perdió dos hijos en este lamentable suceso, retorna al Cusco con la indignación expresada en su rostro: ni el Congreso ni el Poder Judicial muestran interés en castigar a los responsables.

Hoy, viernes, que infructuosamente no pudo concretar una conferencia de prensa en la Sala Mohme del Congreso junto a la Red de Acción en Agricultura Alternativa (RAAA), porque ningún congresista mostró disposición para acompañarlo, repite sin cansancio su demanda:

- Que el Pleno del Congreso apruebe de inmediato el Informe Tauccamarca, elaborado por una Subcomisión que recomienda sanciones para los responsables.

- Que el Séptimo Juzgado de Lima resuelva la demanda.

- Que el Gobierno cumpla con su ofrecimiento de indemnizar a los familiares por la muerte de los niños.

- Que se sancione a la empresa Bayer por no haber retirado del mercado el parathion, a pesar que ya estaba prohibido.

- Que el Gobierno apoye con asistencia técnica y proyectos de desarrollo a la comunidad de Tauccamarca, que se encuentra en situación de extrema pobreza.

- Que se prohíba el comercio y uso de los plaguicidas de la categoría extremada y altamente tóxicos que se venden en el mercado libremente con etiqueta roja.

Son responsables

El Informe de la Subcomisión encargada de investigar este caso, que presidió el parlamentario Alcides Llique Ventura, refiere que los niños enfermaron después de ingerir el desayuno escolar contaminado con el pesticida organofosforado metil-paratión, proporcionado por el Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes).

El informe concluye que existe responsabilidades administrativas e indicios penales de instituciones como el Ministerio de Agricultura, Ministerio de Educación, Ministro de la Presidencia, FONCODES, Ministro de Salud y la Empresa Bayer, así como los miembros de la comisión de alto nivel.

En noviembre de 2003, el congresista Llique Ventura envió una carta al Consejo Directivo del Congreso solicitando que priorice la atención de este caso, para su debate en el Pleno. Desde esa fecha no se tiene conocimiento del destino de este informe.

Erika Rosenthal, quien siguió este caso, escribió en un artículo que grandes cantidades del pesticida se vendían bajo el nombre de Folidol a pequeños agricultores de toda la región andina de Perú, la gran mayoría de ellos analfabetos y hablantes de quechua solamente".

"Bayer empaquetaba el pesticida, un polvo blanco semejante a la leche en polvo y sin olor a químico, en pequeñas bolsas plásticas, etiquetadas en español y con un dibujo de vegetales. Las etiquetas no ofrecían información de seguridad, como pictogramas, para la mayoría de los usuarios de las aldeas, y presentaban escasas advertencias sobre la peligrosidad del producto señala Rosenthal.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Veamos... estimados señores del gobierno...
si consideramos que es cierto que:
1- El Pleno del Congreso no ha aprobado el Informe Tauccamarca, elaborado por una Subcomisión que recomienda sanciones para los responsables.
2- Que el Séptimo Juzgado de Lima resuelva la demanda.
3- Que el Gobierno cumpla con su ofrecimiento de indemnizar a los familiares por la muerte de los niños.
4- Que no se ha sancionado a la empresa Bayer por no haber retirado del mercado el parathion, a pesar que ya estaba prohibido.

Entendemos que por asunto polÃtico no sancionen a la empresa (para no auyentar a los capitales extranjeros, dicen... como si en su pais permitieran que un error asi no fuese sancionado); lo que no entendemos es por qué el congreso no ha aprobado el informe mencionado (espera quiza que haya otro Baguazo?); tampoco entendemos por qué el Independiente Poder Judicial no ha resuelto la demanda?; por qué el gobierno no ha cumplido con su promesa de indemnizar a los deudos?

Dicen que les interesa mucho el pueblo?
Hechos y no palabras, como decÃa un polÃtico hace muchos, muchos años...

Creo que es un buen momento para, aparte de indemnizarlos, los apoyen con asistencia técnica y proyectos de desarrollo a la comunidad de Tauccamarca, que se encuentra en situación de extrema pobreza. Para ver si de esa manera el pueblo cree que realmente tenemos voluntad de vivir en justicia y en paz entre iguales... vengamos de donde vengamos...

Saludos cordiales

Un peruano que aun tiene fé en su paÃs.

Esta es una consecuencia mas de los inexpertos en desarrollo rural en todo el Perù y el mundo, constituye un factor de empobrecimiento y atenta contra todo signo de vida, en especial de seres indefensos en este caso de humildes niños que se les privò de ser utiles a su paìs, los pesticidas no han reducido el hambre y la desnutriciòn, basta ya de ofrecer a cuenta de engaños y regalos el uso indiscriminado de estos venenos a los producciòn agrìcola que no incrementan los rendimientos y rompen el equilibrio biològico de las poblaciones de flora y fauna (biodiversidad). Vamos a estar atentos haber si la Empresa Bayer, Ministerio de Agricultura (SENASA), Ministerio de Justicia, Ministerio de Educaciòn y otros asumen su responsabilidad en esa tragedia de 24 vidas humanas que enlutaron (Paucartambo, Cuzco, 1999) y lo peor èstos pesticidas sin tener buenos resultados para las pestes (èstas se vuelven cada vez mas resistentes)siguen a la venta libre sin ningun tipo de control, y aun siguen eliminando aun mas vidas en paìses de Africa, Asia y Amèrica Latina, especialmente aqui en el Perù, cuna de la agricultura de subsistencia y banco de germoplasma vegetal, envez de aplicarse una sanidad sustentable.
Marìa Isabel

Añadir nuevo comentario