Servicios en comunicación Intercultural

El terrorismo de arriba y el de abajo se impulsan mutuamente. Editorial de Lucha Indígena 112

Servindi, 5 de diciembre, 2015.- Compartimos el editorial El terrorismo de arriba y el de abajo se impulsan mutuamente, de la edición 112 de la revista Lucha Indígena, cuyo director es Hugo Blanco Galdós. Quienes estén interesados en acceder a la edición virtual completa pueden dar un clic en la imagen o si desean también pueden adquirirla de manera solidaria en puestos céntricos de periódicos.

El terrorismo de arriba y el de abajo se impulsan mutuamente.

En ambos casos el terrorismo mata principalmente a personas inocentes, los de abajo. La organización terrorista Estado Islámico (EI) que ha perpetrado acciones asesinas contra ciudadanos franceses, surgió por el terror de arriba desarrollado por el ejército norteamericano en Irak; sin embargo podemos decir que el gobierno yanqui lo trata con simpatía. Finge atacarlo en Siria, pero en realidad su objetivo ahí es el derrocamiento del gobierno, para lo que le ayuda el EI.

El apoyo del gobierno pro-yanqui de Turquía es más descarado, ayudó al  EI en su ataque a los kurdos de Siria y se porta simpático con esa organización terrorista que ataca a los kurdos en su territorio.

Las acciones del EI en París le cayeron como anillo al dedo al gobierno de Hollande para prohibir que haya manifestaciones internaciones en Paris en rechazo a la farsante cumbre climática COP21 que supuestamente tendría que sacar el acuerdo de que los capitalistas del mundo reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero que están calentando el planeta, lo que mata a muchas especies vegetales y animales y que en menos de 100 años exterminará a la especie humana.

Además las referidas acciones terroristas en París sirven para reforzar en Europa las corrientes neonazis y otras ultra-derechistas, que se oponen a que sus países reciban refugiados. Precisamente esas personas que dejan sus países de origen lo hacen por el terror de derecha impuesto en ellos por las potencias imperialistas, fundamentalmente por los Estados Unidos (que sembró el terror, entre otros, en Libia, Irak y Afganistán) y los estados europeos que no quieren abandonar sus excolonias casino online en África y el medio oriente. Aumenta la islamofobia en el mundo, especialmente en los países imperialistas.

En el Perú conocemos muy bien cómo los dos terrorismos se alimentan mutuamente, dañando al pueblo oprimido. Los 20 años de guerra interna entre los terrorismos de Sendero Luminoso y del estado peruano han servido para asesinar a 70 mil peruanos, la gran mayoría gente de abajo, esa guerra les ha servido para encarcelar, desterrar, violar, humillar a mucha gente pobre, la guerra les sirvió para tener más aplastadas que nunca las luchas populares.

Las acciones de SL fueron muy bien usadas por Fujimori y los otros gobiernos, para saquear las arcas fiscales. Esa guerra impidió que se dieran movimientos como los de Ecuador y Bolivia. Entendemos que las acciones terroristas en general son practicadas por gente indignada contra lo injusto del sistema de opresión que vivimos, pero no sirve para extinguirlo, al contrario, es usado por el sistema para reforzar la opresión con el nombre de defensa contra el terrorismo.

La acción de un grupo de valientes no inspira al pueblo a ejercer la violencia contra el poder, todo lo contrario, lo amedrenta y sirve como pretexto al poder opresor para comportarse más violento contra el pueblo. No impulsemos la acción de un grupo, impulsemos la acción colectiva en la forma que dicha colectividad determine. Así, fue la colectividad del campesinado oprimido de los valles de La Convención y Lares, en el departamento del Cusco a inicios de la década de los 60’ la que realizó la primera reforma agraria del Perú y la más completa, no se le pagó ni un centavo a los latifundistas ni se le dejó un palmo de tierra a los hacendados (salvo en el caso de dos haciendas que suplicaron al gobierno militar que hiciera la reforma agraria en sus haciendas).

Es cierto que, ante el cruel ataque policial a su reforma, el campesinado insurrecto se vio obligado a practicar la autodefensa armada de su reforma agraria, pero esa fue una decisión colectiva del movimiento cuando él así lo decidió, no fue la acción de un grupo de valientes que se autonombran defensores de la colectividad, ni de ningún partido, ni de ningún líder.

Es también la acción colectiva la que tiene paralizados los proyectos depredadores de Conga y Tía María. Ha sido la acción democrática y sin líderes de los jóvenes que lograron que el mismo Congreso que había aprobado la ley anti-juvenil “pulpín”, lo derogara. Han sido los ejércitos de mujeres y varones kurdos, organizados democráticamente por los de abajo, quienes ejecutaron la peor derrota al Estado Islámico, la de Kobane; no fue ningún poderoso estado imperialista. Confiemos en la acción rebelde de TODOS o la gran mayoría para acabar con la opresión, no en la acción audaz de un grupo de valientes.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Hoy presidente francés emplea el terrorismo del EI, para silenciar manifestantes internacionales sobre la COP21, como lo hiso Fujimori aprovechando del terrorismo de SL, para encarcelar y asesinar a la población y dar la legislación 93, y saquear las riquezas naturales, en Moquegua el río Asana no se rinde ante su verdugo Angloamerican Quellaveco, sus aguas ahora con metales pesados llega a los hogares de funcionarios corruptos y de la prensa amarilla, que hacen esfuerzos para distorsionar la verdad. La mina Quellaveco esta en cabecera de cuenca y en pleno cauce del rio Asana, es fuente que da vida a las ciudades de Moquegua e Ilo y sus valles.

Añadir nuevo comentario