Servicios en comunicación Intercultural

ONU: Sepa cómo fue la sesión del Tercer Comité y quiénes votaron en contra

La Tercera Comisión discutió en el día de ayer la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, adoptada el pasado 29 de junio por el Consejo de Derechos Humanos. La propuesta de adopción estaba contenida en un proyecto de resolución revisado presentado por Perú, con gran número de países de América Latina y de Europa como co-patrocinadores. Esta resolución pedía la adopción por la Asamblea General del texto adoptado en el Consejo de Derechos Humanos.

Cuando parecía que la discusión se limitaría a la propuesta peruana, Namibia encabezó una iniciativa, co-patrocinada por varios países africanos, que pedía una modificación de la propuesta. En el texto de Namibia se decía que la Asamblea pospondrá su acción sobre la declaración para permitir que pueda haber más consultas. La Asamblea además terminará la consideración de la Declaración antes del final de su 61ª Sesión.

Perú explicó que había modificado su propuesta inicial añadiendo una referencia a la integridad territorial en la misma, teniendo en cuenta las preocupaciones expresadas por ciertos países y recordó los 24 años que había costado forjar el texto actual.

Namibia respondió que varios artículos eran contrarios a las Constituciones de algunos países africanos y que era "justo y razonable" pedir más tiempo para su análisis. Finlandia, en nombre de la Unión Europea, se manifestó en contra de cualquier aplazamiento. Nueva Zelanda, Australia y Canadá apoyaron el aplazamiento. Canadá señaló que los pueblos indígenas deberán tomar parte en el proceso. México señaló que era extraño pedir más tiempo para consultas sobre una Declaración que llevaba 24 años de negociaciones y dijo que lo que realmente se estaba aplazando era la debida atención a los derechos de los pueblos indígenas.

Perú señaló que quería que se votase su propuesta señalando que las modificaciones presentadas por Namibia eran contrarias al espíritu de la misma, que se basaba en la adopción inmediata de la Declaración. Lamentaba tener que pedir una votación y expresó su sorpresa por la situación ya que los países africanos en el Consejo de Derechos Humanos habían apoyado la Declaración. Señaló que las propuestas del grupo africano quedaban ya reflejadas en la modificación que habían introducido.

Namibia contestó que tal modificación afectaba sólo a la resolución y no al texto de la Declaración. Recordó que en el Consejo de Derechos Humanos, 10 de los 14 estados miembros africanos se habían abstenido.

Egipto señaló que el texto debía haber sido discutido en el Consejo de Derechos Humanos, que no debía haber adoptado el texto mandándolo para adopción a la Asamblea General. Guatemala apoyó los comentarios de Perú y México. Bolivia señaló su apoyo a la adopción, al igual que Fiji, que indicó además que un voto contra la adopción minaría la credibilidad del Consejo de Derechos Humanos.

Nueva Zelanda apoyó la propuesta de Namibia diciendo que el texto contenía errores fundamentales y que en busca de un mayor consenso era necesario seguir las consultas. Chile explicó que votaría contra la propuesta de Namibia señalando que futuras discusiones podían marginar a los pueblos indígenas, que habían participado en el proceso de elaboración de la Declaración.

Turquía, Australia y Rusia explicaron su apoyo a la propuesta de Namibia, al igual que Canadá. Colombia señaló que también apoyaría la propuesta de Namibia ya que era necesario lograr un mayor consenso, recordando a su vez que la Constitución de Colombia era muy avanzada en relación con los pueblos indígenas y que seguía comprometido con ellos. Noruega señaló que votaría contra los cambios propuestos por Namibia.

Se produjo entonces la votación de los cambios propuestos por Namibia, que fueron adoptados por 82 votos a favor, 67 en contra y 25 abstenciones:

A favor de la propuesta de Namibia: Afganistán, Argelia, Angola, Australia, Bahamas, Bahrein, Bielorrusia, Benin, Botswana, Brunei Darussalam, Burkina Faso, Burundi, Camerún, Canadá, Cabo Verde, República Centroafricana, Colombia, Comores, Congo, Costa de Marfil, Djibouti, Egipto, Eritrea, Etiopia, Gabón, Gambia, Ghana, Granada, Guinea, Guinea-Bissau, Guyana, Indonesia, Irak, Jamaica, Kazajstán, Kenya, Kiribati, Kuwait, Líbano, Lesotho, Liberia, Libia, Madagascar, Malawi, Malí, Mauritania, Mauricio, Micronesia (Federación de Estados de), Marruecos, Mozambique, Myanmar, Namibia, Nueva Zelanda, Níger, Nigeria, Omán, Qatar, Federación Rusa, Rwanda, Santa Lucia, San Vicente y Granadinas, Samoa, Senegal, Sierra Leona, Singapur, Sudáfrica, Sudan, Surinam, Swazilandia, Siria, Tailandia, Togo, Túnez, Turquía, Turkmenistán, Uganda, Emiratos Árabes Unidos, Tanzania, Uzbekistán, Yemen, Zambia, Zimbabwe.

En contra: Albania, Andorra, Argentina, Armenia, Austria, Bélgica, Bolivia, Bosnia Herzegovina, Brasil, Bulgaria, Chile, Costa Rica, Croacia, Cuba, Chipre, República Checa, Dinamarca, Dominica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Estonia, Fiji, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Guatemala, Haití, Honduras, Hungría, Islandia, Irlanda, Italia, Latvia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, México, Moldavia, Mónaco, Montenegro, Nauru, Holanda, Nicaragua, Noruega, Palau, Panamá, Papúa Nueva Guinea, Paraguay, Perú, Polonia, Portugal, Rumania, San Marino, Serbia, Eslovaquia, Eslovenia, Islas Salomón, España, Suecia, Suiza, Macedonia, Timor-Leste, Reino Unido, Uruguay.

Abstenciones: Antigua y Barbuda, Azerbaiján, Bangladesh, Barbados, Bhután, China, Georgia, India, Israel, Japón, Jordania, Malasia, Mongolia, Nepal, Pakistán, Filipinas, República de Corea, Arabia Saudí, Sri Lanka, Tonga, Trinidad y Tobago, Ucrania, Estados Unidos, Vanuatu, Venezuela.

Ausentes: Belice, Camboya, Chad, Republica Democrática Popular de Corea, República Democrática del Congo, Guinea Ecuatorial, Irán, Kyrgyzstan, Laos, Maldivas, Islas Marshall, Saint Kitts and Nevis, Sao Tome y Príncipe, Seychelles, Somalia, Tayikistán, Tuvalu, Vietnam.

Después algunos países explicaron su voto. Canadá señaló que en las nuevas consultas deben participar los pueblos indígenas. Botswana agradeció a los países que habían apoyado la propuesta de Namibia, señalando que no estaban en contra de la Declaración, ya que su país estaba formado por indígenas, pero que más tiempo era necesario para un mayor consenso, opinión que también compartían Congo, Rwanda y Camerún.

Varios países señalaron problemas con la definición de "indígena" como Kenia o Kuwait. Colombia señaló que esperaba que la adopción de estos cambios fuera una oportunidad para el consenso. Señalo que cualquier declaración debe contar con la opinión de las comunidades indígenas y que esperaba que se garantizase su participación en las futuras consultas.

Una vez adoptados los cambios, se tenía que votar la propuesta de Perú con estos cambios introducidos. Perú pidió un receso, que el Presidente no concedió. En vista de las modificaciones, Perú solicitó retirar su patrocinio de la nueva resolución. La mayoría de los países co-patrocinadores de la resolución de Perú retiraron su apoyo a la resolución con los cambios de Namibia.

La nueva resolución quedó entonces patrocinada por: Gambia, Gabón, Togo, Nigeria, Namibia, Botswana, Tanzania, Malawi, Madagascar, Egipto, Etiopía, Eritrea, Angola, Guinea, Djibouti, Lesotho, Guinea-Bissau, Mozambique, Marruecos, Swazilandia, Zimbabwe, Sudan, Costa de Marfil, Argelia, Burkina Faso, Burundi, Libia, Túnez y Mauritania.

Se procedió entonces a la votación de la resolución modificada. Perú, Chile, Ecuador, Guatemala, Bolivia, Uruguay, Nicaragua, Brasil señalaron que se abstendrían, que lamentaban los resultados y que no podían apoyar un proceso de consultas en el que no estaba claro cómo iban a participar los pueblos indígenas y que parecía que iba a limitarse a consultas entre estados.

Namibia dijo que aunque en la resolución no se explicitaba como serían esas consultas, que la intención no era cerrar las consultas, que todas las partes interesadas debían participar. México señaló que lamentaba que no se hubiera adoptado la declaración y que la nueva resolución era inaceptable, ya que no había ninguna claridad sobre el futuro procedimiento a la vez que se urgía a la adopción antes de la próxima sesión de la Asamblea General. Finlandia explicó el apoyo europeo a la Declaración. Venezuela expresó la importancia de los derechos indígenas y los progresos en su país. Señaló que la declaración tendría un impacto positivo para los indígenas en otros países. Irak señaló su preocupación con el artículo 4 y 26 y con la propiedad sobre recursos del subsuelo. Cuba reiteró su compromiso con los pueblos indígenas.

La votación de la resolución modificada, que introduce las propuestas de Namibia solicitando más tiempo para consultas y que se tome una decisión antes del fin de la 61ª Sesión de la Asamblea General se aprobó por 83 votos a favor, ninguno en contra y 91 abstenciones:

A favor: Afganistán, Argelia, Angola, Antigua y Barbuda, Australia, Bahamas, Bahrein, Barbados, Bielorrusia, Benin, Bután, Botswana, Brunei Darussalam, Burkina Faso, Burundi, Camerún, Canadá, Cabo Verde, República Centroafricana, Colombia, Comores, Congo, Costa de Marfil, República Democrática del Congo, Djibouti, Egipto, Eritrea, Etiopía, Gabón, Gambia, Ghana, Granada, Guinea, Guinea-Bissau, Guyana, Indonesia, Irak, Jamaica, Kazajstán, Kenia, Kuwait, Líbano, Lesotho, Liberia, Libia, Madagascar, Malawi, Malí, Mauritania, Mauricio, Micronesia , Mongolia, Marruecos, Mozambique, Myanmar, Namibia, Nueva Zelanda, Níger, Nigeria, Federación Rusa, Rwanda, San Vicente y Granadinas, Sierra Leona, Singapur, Sudáfrica, Sudán, Surinam, Swazilandia, Siria, Tailandia, Togo, Túnez, Turquía, Turkmenistán, Uganda, Emiratos Árabes Unidos, Tanzania, Uzbekistán, Venezuela, Vietnam, Yemen, Zambia, Zimbabwe.

En contra: Ninguno.

Abstenciones: Albania, Andorra, Argentina, Armenia, Austria, Azerbaiján, Bangladesh, Bélgica, Bolivia, Bosnia Herzegovina, Brasil, Bulgaria, Chile, China, Costa Rica, Croacia, Cuba, Chipre, República Checa, Dinamarca, Dominica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Estonia, Fiji, Finlandia, Francia, Georgia, Alemania, Grecia, Guatemala, Haití, Honduras, Hungría, Islandia, India, Irlanda, Israel, Italia, Japón, Jordania, Latvia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malasia, Malta, Islas Marshall, México, Moldavia, Mónaco, Montenegro, Nauru, Nepal, Holanda, Nicaragua, Noriega, Omán, Pakistán, Palau, Panamá, Papua Nueva Guinea, Paraguay, Perú, Filipinas, Polonia, Portugal, Qatar, República de Corea, Rumania, Samoa, San Marino, Arabia Saudí, Senegal, Serbia, Eslovaquia, Eslovenia, Islas Salomon, España, Sri Lanka, Suecia, Suiza, Macedonia, Tonga, Trinidad y Tobago, Ucrania, Reino Unido, Estados Unidos, Uruguay, Vanuatu.

Ausentes: Belice, Camboya, Chad, República Democrática Popular de Corea, Guinea Ecuatorial, Irán, Kiribati, Kyrgyzstán, Laos, Maldivas, Saint Kitts and Nevis, Santa Lucia, Sao Tome y Príncipe, Seychelles, Somalia, Tayikistán, Timor-Leste, Tuvalu.

Fuente: Resumen del Comunicado de Prensa de la ONU sobre la sesión de 28 de noviembre de 2006 de la Tercera Comisión de la Asamblea General - Texto completo en inglés en: http://www.un.org/News/Press/docs/2006/gashc3878.doc.htm - Traducción y resumen no oficial de ALMACIGA, Grupo de Trabajo Intercultural

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Lamentable la postura de los Estados y sus gobiernos patrocinadores de Namibia, descarada manipulación del imperio y sus lacayos. Condenamos esta verguenza internacional y llamamos a los pueblos indÃgenas del mundo a redoblar esfuerzos y comvocar a una campaña internacional para reverir la desición equivocada y malevola en contra del DERECHO INDÃGENA, centenariamente esperada.Kausachun llaqtanchis munaynin kay supaypaq wasin uk`upi (ONU).

Añadir nuevo comentario