Servicios en comunicación Intercultural

ONU: Malas noticias... posponen adopción de la Declaración sobre Derechos de los Pueblos Indígenas

Estimados amigos:

Con profunda decepción les comunicamos que en la Tercera Comisión ONU se ha producido la votación de la propuesta de Namibia que solicitaba el aplazamiento de la adopción de la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas. El resultado de la votación ha sido de 85 votos a favor, 67 en contra y 25 abstenciones.

Reproducimos de nuevo la resolución adoptada. La desilusión entre los representantes indígenas en Nueva York es muy grande en estos momentos. Les enviaremos más información en cuanto esté disponible.

Un saludo cordial,

Patricia Borraz, ALMACIGA

--------

Namibia: Enmiendas al proyecto de resolución A/C.3/61/L.18/Rev.1

Grupo de Trabajo de la Comisión de Derechos Humanos encargado de elaborar un proyecto de declaración de conformidad con el párrafo 5 de la resolución 49/214 de la Asamblea General, de 23 de diciembre de 1994

1. En el párrafo 1 de la parte dispositiva, elimínese la frase "y al Consejo de Derechos Humanos por la aprobación del texto de la Declaración de las Naciones Unidas sobe los derechos de los pueblos indígenas".

2. Sustitúyase el párrafo 2 de la parte dispositiva por el siguiente: "Decide aplazar el examen y la adopción de medidas sobre la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas a fin de disponer de más tiempo para seguir celebrando consultas al respecto;

3. Añádase el nuevo párrafo 3 en la parte dispositiva: Decide también concluir su examen de la Declaración antes de que

termine el sexagésimo primer período de sesiones.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

A todos los que han venido bregando a favor de la Declaración en New York:
No se desalienten. Se trata solo de un pequeño escollo en una larga batalla. Los pueblos indÃgenas seguirán en su lucha asà la ONU o los estados reconozcan o no sus derechos por que se trata de una lucha de vida o muerte, por los valores más sagrados como la dignidad y la libertad.
Más bien serÃa bueno conocer los votos para estar advertidos de quienes son los estados que coquetean con el movimiento indÃgena pero que votan en contra.
Ãnimo hermanos... que la lucha continúa.

Jorge Agurto

La postergación de la adopción de la Declaración ya se veia venir con ese resultado, porque muchas organizaciones indÃgenas que han asistido a las reuniones durante la Asamblea General sólo han hecho protagonismo en muchaS PARTES DEL MUNDO, Y NO HAN REALIZADO TRABAJO SERIO DE conversaciones con los gobiernos. ValdrÃa la pena que las organizaciones indÃgenas se pongan a reflexionar seriamente sobre el asunto, porque ahora pasarán muchos años y seguiremos luchando para su adopción.

"No hay duro que no se ablande ni tonto que no se avive, ni tiento que no se corte". Este tiento se cortó. Los indÃgenas hemos esperado mas que suficiente. CreÃamos que con la aprobación se abrirÃa por fin el camino del consenso. Marchar juntos. Que mejor.Está visto que no. Nos veremos en los tribunales nacionales e internacionales. Amuchimai. Germán - Rankül - La Pampa- Argentina

The Geography of Self Determination
Tupac Enrique Acosta

When the United Nations passed General Assembly resolution 1514 in 1960, declaring “All peoples have the right of self determinationâ€, one of the arguments put forward by the member states of the UN was to clothe the concept of territorial integrity of the states themselves as being protected under the same principle. In fact, section 6 of the same resolution GA1514 states:

“Any attempt aimed at the partial or total disruption of the national unity and the territorial integrity of a country is incompatible with the purposes and principles of the Charter of the United Nations.â€

In essence, these two statements from the seminal document that made colonization a crime for the first time in international law established an inherent conflict in the UN processes that now, nearly half a century later, have come to a definitive point in terms of historical resolution.

Nowhere is this more evident than in the present by the blatant efforts by the anglophile bloc of government states (US-Canada-New Zealand-Australia) to block the full recognition of the Right of Self Determination in the UN Declaration on the Rights of Indigenous Peoples. The position of these government states attempts to place the right of self-determination of the Indigenous Peoples as existing only within the parameters of domestic policy and legal systems, even though these same systems are products of colonization itself.

The political arguments on both sides of the issue are in conflict, not just because of the doctrines of power that gave birth to the concepts of dominion which define the states and the social relations of their member constituencies, but also because the framework for resolution of the issues within the UN system is incompetent to address the spirituality of the earth based territorial reality of the Indigenous Nations, and the system itself is incoherent according to the geographic sciences of modern times.

What is lacking is a mechanism to define the issues in common terms, outside of the intellectual framework of colonization and dominion. What is missing is a clarification of the concept of territorial integrity, as a dimension of ecological and social sustainability and not a bastard relic from the intellectual Regime of Doctrines spawned by the Divine Right of Kings.

Emergence of the Fourth Principle

GA 1514 was followed by GA1541, which specified principles that defined three options for the attainment of “a full measure of self-governmentâ€, as the only contemplated political trajectories at the time for relief from colonization. These are:
(a) Emergence as a sovereign independent State;
(b) Free association with an independent state; or
(c) Integration with an independent state.

It is an incontrovertible fact that the transfer of territorial jurisdiction from Indigenous Nations authorities to dominion concepts of control and allegiance by the states is historically flawed and legally suspect. There are unquantifiable elements. The case of the Western Shoshone is contemporary evidence that this is not just history but reality in the context of the hemisphere of the Americas, yet there is a larger issue.

The social and geographic realities of the Indigenous Peoples as Nations continue to exist as a political anomaly in terms of the international legal system of the United Nations. Specifically, in this hemisphere of Abya Yala (the Americas) not only is this true in the face of centuries of colonization but also in terms of the options for relief from the crime.

Self definition being the precept of self determination, the three options of GA 1541 do not adequately describe the outcome of principles of self-determination which would define the Indigenous Peoples and our continuing relationship to our ancestral territories and surviving traditional societies.

The Emergence of the Indigenous Nations is a daily occurrence, one which is manifested in accord with natural laws of reciprocity and harmony with the natural world, which includes our fellow human beings. This ancient tradition is the shared cultural infrastructure of our confederations of families, clans, communities, Pueblos and Nations. It could be characterized as a State of Integrity, which is not independent but interdependent within the network of ecosystems that describe our traditional homelands, sacred sites, territories and nations.

Thus the Emergence of the Fourth Principle for decolonization: self-determination as an expression of community ecology and environmental sustainability. It is a particular and universal principle that may serve as a threshold concept to arrive at that ancient place once called the New World, if only we could create and travel guided by maps of the geography of self-determination.

NAHUACALLI
Embassy of the Indigenous Peoples
C/o TONATIERRA
Tel: (602) 254-5230
P.O. Box 24009 Phoenix, AZ 85074
Email: [email protected]
www.tonatierra.org

La Declaración de Derechos de los Pueblos IndÃgenas está aprobada por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Asà es como conviene tratarla, difundirla, promocionarla, utilizarla y aprovecharla, y no como un proyecto fracasado, porque además no lo está. Continúa como proyecto en estudio y, por tanto, mejorable. No hay que cejar ni dentro ni fuera de Naciones Unidas. Ãnimo, tesón y acierto.

La situación es ambigua : Por un lado, no se aprobó por la ONU y eso implica que la lucha continúe para lograrlo. Pero por otro lado, no es poca cosa, contar ahora con un texto programático (la Declaración misma) respaldado por la mayor parte del movimiento indÃgena mundial, y que debe y puede servir como bandera de unificación de objetivos, en un alto nivel polìtico,y como herramienta educativa de autoformación de nuevos liderazgos por la autodeterminación indÃgena.

La verdad ha sido una desilucion bastante grande para todos los que hemos estado presentes en la Sala de Conferencia 1 de la ONU y escuchar a muchos Estados quedarse en el discurso de que posponer la adopcion de la Declaracion es la solucion para llegar a un consenso. Sin embargo, tambien ha sido claro que el voto que lograron en la resolucion enmendada el pais patrocinador (Namibia)no podra crear ningun proceso sin la participacion de los pueblos indigenas.

Concuerdo con las opiniones de Jorge Agurto y Fortunato Turpo. Lo peor será el desánimo. El desafÃo de aprender a hacer el famoso "lobby" es grande y extraño, sin embargo, es necesario reconocer que es parte del largo aprendizaje que se produce en el contacto entre culturas. Recordemos la fortaleza y paciencia de Ghandi.

Madeleine Zúñiga C.

Los espÃritus de las abuelas y de los abuelos seguirán danzando en las praderas, por la reivindicación de los derechos históricos de los pueblos indÃgenas, a través de sus descendientes presentes y futuras.

Aresio Valiente
Pueblo Kuna,Coomarca Kuna Yala-Territorio autonomo de Kuna Yala, Panamá

Es condenable y repudiable la actitud manipuladora de los serviles del imperio estadounidense anglosajón sefardita, pues Canadá, Nueva Zelanda, Australia son los que desde hace mucho tiempo buscaron enviabilizar la Declaración de los Derechos de los Pueblos IndÃgenas del Mundo, considero que es la hora de impulsar una campaña de repudio y de reposición de la voluntad soberana de los pueblos indÃgenas y nosotros los miembros del Instrumento PolÃtico Asamblea por la unidad Pachakutiq del Kollasuyu Perú-Tawantinsuyano impulsaremos reuniones que culminen en un acto de repudio público.
Hermana Patricia Borraz no desmaye en la lucha iniciada hace más de 20 años, Kausachun llaqtanchis munaynin, hatun kausaypaq.
Aureliano TURPO CHOQUEHUANCA,
Kechua el Perú-Tawantinsuyano.

Un golpe mas para los pueblos indigenas por sus enemigos jurados como USA, Canada y Australia. Hoy nos queda prepararnos para resoponder ; si nuestros abuelos resisitieron 500 anos, nos queda continuar el ejemplo.
Ellos quieren desaparecernos porque saben en nuestro territorio existen minerales, plantas y agua, nosotros somos sus obstaculos para exploten sin piedad, es la razon de utilizar todo los medios para evitar la aprobacion.
Para mi el representante de Namibia ha sido utilizado como antes fueron otros y manana sera aun otro. Todos debemos mirar y conocer los gobiernos que votaron contra para saldar cuentas politicamente con ellos, tambien saber porque se abstenieron 25.
Hermanos tenemos mucho trabajo por delante, ya tenemos las venas aceradas y la cabeza fria para actuar con calma y paciencia como nuestros ancestros. A las generaciones que vienen debemos mostrarles que seguimos en pie y demostrarles nuestra sangre fria, debemos seguir los vuelos de los condores y aguilas siempre arriba. La arena internacionales nos llama a denunciar estos actos, no debemos dormirnos sino entrar al combate y dejemos de lamentarnos.
José Montes

Este nuevo episodio de desidia internacional por un asunto tan trascendente para el futuro planetario (ya que los pueblos indÃgenas con sus culturas ambientalmente sostenibles, son la mejor opción conservacionista), ha de hacernos comprender que los organismos internacionales oficiales no están capacitados para enfrentar la emergencia planetaria actual.
Simplemente hay que ignorarlos y generar nuevos foros, pacificamente revolucionarios, que, a nivel virtual, proyecten la fuerza de la razón y generen bloques para propiciar, en breve, un "nuevo orden", un "Consejo de Ancianos", de ámbito planetario, que incluya a todas las cúlturas, a los "buenos y a los "malos", pero que no permita un gramo más de autodestrucción

Añadir nuevo comentario