Servicios en comunicación Intercultural

Perú: Comunera fallecida de Espinar sí estaba contaminada con cadmio y arsénico

Maximiliana Taquima lleva a su madre Margarita Ccahuana en su espalda con la ayuda de una manta cuando ella ya no podía caminar. Foto: Diario La República.

- Burda respuesta del CENSOPAS tendría "contenido difamatorio".

Servindi, 19 de agosto, 2015.- Especialistas e instituciones que apoyan a los comuneros afectados por la contaminación minera en la provincia de Espinar, Cusco, rechazaron la acusación de falsificación de documentos formulada por el Centro Nacional de Salud Ocupacional y Protección del Ambiente para la Salud (CENSOPAS).

Con ese argumento el CENSOPAS pretende negar que la muerte de Margarita Ccahuana Córdova tuviera relación con una intoxicación con cadmio y arsénico. Sin embargo, diversas pruebas obtenidas el 2010 y el 2012-2013 acreditan la existencia de metales pesados en la sangre y en la orina en la población de Huisa y Alto Huancané, comunidad a la que ella perteneció.

Lo cierto y real es que Margarita Ccahuana Córdova "falleció abandonada por el Estado y luego de una triste enfermedad por cáncer renal, que la dejó incapacitada para realizar sus actividades", sostienen los denunciantes.

"Entre otros factores patológicos significativos que contribuyeron a su muerte se identificaron la intoxicación crónica por la presencia de arsénico y cadmio", agregan los defensores de los comuneros afectados.

Cabe precisar que de acuerdo a la Agencia Internacional de Investigación de Cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el arsénico y el cadmio son dos cancerígenos comprobados para el ser humano, y ambos elementos considerados metales pesados causan daño renal.

Lo repudiable es que las diversas dependencias de salud pública ignoran y no brindan atención oportuna a diversos comuneros afectados por la intoxicación de metales con diversas excusas, siendo una de estas la falta de presupuesto.

A pesar de las denuncias de las poblaciones afectadas y de la Demanda de Cumplimiento presentada por organizaciones campesinas de Espinar, el Estado peruano no ha realizado hasta el presente acciones de atención inmediata que garanticen la protección de la salud de la población afectada.

El documento que rechaza las afirmaciones del CENSOPAS es suscrito por Fernando Osores Plenge, médico especialista en salud ambiental, y las asociaciones Instituto de Defensa Legal (IDL), Asociación por la Vida y la Dignidad Humana (Aporvidha), Derechos Humanos sin Fronteras (DHSF), Solsticio y Cooperacción.

A continuación el comunicado completo de las organizaciones de apoyo:

Organizaciones que apoyan a afectados de Espinar por metales pesados contestan a CENSOPAS:

 Comunera de Espinar Margarita Cchauana Córdova sí estaba contaminada con cadmio y arsénico

Con ocasión de las declaraciones e informaciones recientemente vertidas por la mencionada entidad, las organizaciones que suscriben la presente, queremos expresar a CENSOPAS lo siguiente:

1. Por una inversión privada y una actividad minera socialmente responsable y ambientalmente sostenible y respetuosa de los derechos de las personas No nos oponemos a la actividad minera y a la actividad extractiva. Consideramos que ella es muy importante pues genera empleo y recursos fiscales para que el Estado atienda sus responsabilidades. Nos oponemos a la actividad minera que no es socialmente irresponsable y ambientalmente no sostenible, que genera contaminación y pone en grave peligro la vida y la salud de la población.

2. Existen pruebas fehacientes de la contaminación de la Sra. Margarita Ccahuana Córdova, por cadmio y arsénico, practicadas bajo responsabilidad de CENSOPAS.

La denuncia hizo hincapié en la responsabilidad del Ministerio del Ambiente, Ministerio de Salud y de la Dirección Regional de Salud del Gobierno Regional de Salud del Gobierno Regional de Cusco.

3. Los documentos entregados por la Señora Ccahuana fueron certificados por profesionales médicos durante el tratamiento de su enfermedad y antes de su muerte

Las afirmaciones de CENSOPAS, acusando de falsificación de documentos a la familia Ccahuana, a IDL y al Dr. Osores carecen de sustento alguno y tendrían incluso, contenido difamatorio.

4. La grave realidad que el MINSA pretende negar

A pesar de las declaraciones del mencionado despacho y del INS, la realidad sustentada en pruebas fehacientes muestra que la Señora Margarita falleció abandonada por el Estado y luego de una triste enfermedad por cáncer renal, que la dejó incapacitada para realizar sus actividades. Entre otros factores patológicos significativos que contribuyeron a su muerte se identificaron la intoxicación crónica por la presencia de arsénico y cadmio.

5. La Agencia Internacional de investigación de Cáncer de la Organización Mundial de la Salud, es clara: el arsénico y el cadmio son dos cancerígenos comprobados para el ser humano de tipo

Según la clasificación de la International Agency for Researchon Cáncer IARC, el cadmio y el arsénico así como sus compuestos inorgánicos se consideran dentro del Grupo 1: "carcinógeno para el ser humano". Hay pruebas suficientes que confirman que puede causar cáncer a los humanos. Los efectos tóxicos del cadmio y el arsénico están relacionados no solo a la dosis ingerida, sino también al tiempo de exposición a dosis por debajo de los estándares recomendados para exposición puntual en seres humanos. Ambos elementos considerados metales pesados causan daño renal.

6. Múltiples excusas de las entidades del gobierno: la población está seriamente afectada y no se le atiende porque el Poder Ejecutivo no entrega presupuesto

Eso es lo que reveló la Procuradora de la Dirección Regional de Salud (DIRESA) del Gobierno Regional de Cusco (GORE Cusco) cuando contesta la Demanda de Cumplimiento que diversas organizaciones campesinas de Espinar han presentado fundamentalmente contra esta y contra el Ministerio de Salud, por no haber atendido la salud de los afectados por la exposición crónica y continuada de metales pesados nocivos a la salud humana.

Asimismo, cuestionamos y deploramos la inacción del Estado a través de sus instituciones en la atención oportuna después de los resultados del 2010 y del 2012- 2013, porque en esos informes se acredita la existencia de los metales pesados en la sangre y en la orina en la población de Huisa y Alto Huancané, comunidad a la que pertenece Margarita Ccahuana. Si CENSOPAS, desde el año 2010, tenía conocimiento del peligro al que estaban expuestos los pobladores de estas comunidades de donde se tomaron las muestras, es lamentable que hasta el 2015 no se haya realizado acciones de atención inmediata que garantice la protección de su salud.

Fernando Osores Plenge, Médico especialista en salud ambiental

Juan Carlos Ruiz Molleda, abogado del IDL

Iscra Chávez Loaiza, directora de Aporvidha

Jorge Tacuri, director de Solsticio

Jaime Borda Pari, director de DHSF

Julia Cuadros, directora de Cooperacción

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario