Servicios en comunicación Intercultural

Jóvenes de Lima y Arequipa se movilizarán contra proyecto minero Tía María

Servindi, 30 de junio, 2015.- Colectivos ciudadanos marcharán en Lima el jueves 2 de julio en apoyo a los campesinos del Valle de Tambo de Arequipa, que se oponen a la ejecución del, por ahora, suspendido proyecto minero Tía María de la empresa Southern Perú.

En la convocatoria que circula en las redes sociales, los organizadores consideran “gravísima” la situación que se vive en el Valle a raíz del estado de emergencia decretado a fines de mayo pasado y que ha permitido la “militarización” de la provincia de Islay.

Es por ello que invocan a la ciudadanía a movilizarse para exigir que no se repitan más hechos de violencia.

En lo que va del año son cuatro -tres pobladores y un policía- las víctimas mortales que dejan los enfrentamientos por el proyecto Tía María. En abril de 2011 las protestas contra el mismo proyecto dejaron tres civiles muertos.

La congregación y punto de partida de la marcha en Lima será en el Campo de Marte -ubicado en el cruce de la Av. 28 de Julio con la Av. Salaverry- , a partir de las 6:00 p.m.

Marchan en Arequipa

En la misma fecha, agrupaciones juveniles se movilizarán en la ciudad de Arequipa. La convocatoria es a las 8:00 a.m. en la Universidad Nacional San Agustín y a las 5:00 p.m. en la Plaza España.

Evalúan estado de emergencia

La ministra de Energía y Minas, Rosa María Ortiz, afirmó que el Gobierno evaluará el levantamiento progresivo del proyecto minero según retorne la tranquilidad en la zona.

En declaraciones a la prensa, Ortíz consideró que la población se encuentra en calma y anunció que el ejército se retiraría "de acuerdo a cómo la población se manifieste".

Por su parte el presidente de Southern Perú, Óscar González Rocha, señaló que el proyecto cruprífero Tía María no será retomado en julio.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Las represiones sociales desde el poder político están agotadas. La militarización de la sociedad civil ya perdió credibilidad. No hay solvencia moral para ello. Así es que los responsables políticos y los asesores tecnoburócratas deben comprender que el tiempo cambió.

Si el pretexto temor del gobierno es que si no va el proyecto la empresa transnacional demandará al Estado peruano ante los tribunales internacionales; pues sean más responsables los políticos, ¿qué están esperando para reformar la constitución que da pie a eso?

El futuro que se delinea es que poder centralizado va tener que respetar los pueblos; y la juventud lo intuye.

Añadir nuevo comentario