Servicios en comunicación Intercultural

Bolivia: Presentarán propuesta de carretera alternativa para evitar cruzar el TIPNIS

Lázaro Taco, representante de la CIDOB, muestra detalles de la vía alternativa que plantearán.

Servindi, 12 de junio, 2015.- La Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB) planteará al gobierno de Bolivia un proyecto de carretera alternativa a la controvertida vía que planea atravesar el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

Como se recuerda, los indígenas del TIPNIS llevan varios años en conflicto con el gobierno debido a que rechazan la construcción de la citada carretera debido al impacto socioambiental que tendría en el parque nacional.

Tras la paralización del proyecto en 2011, el Gobierno de Evo Morales ha anunciado este año su intención de continuar la construcción de la vía que uniría las localidades de Villa Tunari y San Ignacio de Moxos.

Ante el anuncio oficial, la CIDOB informó que viene elaborando un proyecto de ruta alternativa que integrará a Bolivia, Brasil, Argentina y Chile, explicó Lázaro Taco, uno de sus representantes.

“No estamos en contra de la carretera ni del progreso, pero hay que buscar alternativas; si ya tenemos una carretera de este a oeste que es la Bioceánica de Santa Cruz hasta La Paz, ¿por qué no hacer otra de norte a sur?”, afirmó Taco al periódico La Estrella del Oriente.

La vía propuesta debería ser de seis carriles, indicó el dirigente, “tres de ida y tres de vuelta, que permitan el flujo económico, precisó.

Señaló también que el proyecto será presentado primero a la CIDOB y a “todos los pueblos indígenas” para su debate. Este tendría lugar en un plazo de tres meses. Posteriormente, la propuesta de vía alternativa será presentada al Gobierno.

De no ser escuchados, los indígenas tomarían acciones de protesta para visibilizar su demanda, como  la realización de una marcha internacional, un referéndum nacional para la consulta y convocar a organismos especialistas en el tema medioambiental.

Esto último con la finalidad de evaluar y justificar el rechazo al proyecto oficial, por su impacto ambiental.

La referida marcha llegaría hasta Washington, EE.UU., donde se ubica la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Si bien no cuentan aún con una fecha de inicio, la movilización contaría con el apoyo de indígenas de Perú, Colombia, Brasil y Ecuador, entre otros países. Así lo anunció el presidente de la Subcentral TIPNIS, Fernando Vargas.

Admiten impacto

Por otra parte, el ministro de la Presidencia, Manuel Quintana, admitió, el jueves 11 de junio, que la construcción de la carretera afectará al parque nacional, pero indicó que se están llevando a cabo estudios para aminorar su impacto.

“Se supone que tenemos que trabajar sobre estudios rigurosos que permitan tener una carretera que afecte lo menos posible al territorio”, afirmó.

Anunció también que en los próximos días un grupo de periodistas será llevado por el gobierno al TIPNIS para que observen los trabajos productivos, de salud y educación que se vienen realizando.

Como es sabido, las obras en la zona fueron paralizadas en octubre de 2011 por una ley de intangibilidad (Ley 108) lograda por los indígenas, la cual prohibió la construcción de vías en el parque y declaró su intangibilidad.

En una conferencia de prensa, el ministro de Obras Públicas, Milton Claros, indicó que evaluará la derogación de la Ley 108.

 

Servindi, 12 de junio, 2015.- La Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob) propondrá al Gobierno de Bolivia un proyecto de carretera alternativa a la controversial vía que planea atraversar el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Secure (Tipnis).

Como se recuerda, los indígenas del Tipnis llevan varios años en conflicto con el Gobierno porque rechazan la construcción de la citada vía debido al impacto socioambiental que tendrá en el parque nacional.

Tras la paralización del proyecto en 2011, nuevamente el Gobierno de Evo Morales ha anunciado este año su intención de continuar la construcción de la vía que uniría las localidades de Villa Tunari y San Ignacio de Moxos.

Ante el anuncio oficial, la CIDOB anunció que viene elaborando un proyecto de ruta alternativa para evitar que el impacto que tendrá la construcción de la carretera.

Se trata de una carretera que integrará a Bolivia, Brasil, Argentina y Chile, explicó Lázaro Taco, representante de la referida confederación indígena.

“No estamos en contra de la carretera ni del progreso, pero hay que buscar alternativas, si ya tenemos una carretera de este a oeste que es la Bioceánica de Santa Cruz hasta la Paz, ¿por qué no hacer otra de norte a sur?”, afirmó Taco al medio informativo La Estrella del Oriente.

La vía propuesta debería ser de seis vías, indicó el dirigente, “tres de ida y tres de vuelta, porque se necesitan para el flujo económico”, explicó.

Señaló también que el proyecto será presentado primero a la Cidob y a “todos los pueblos indígenas” para su debate. Este tendría lugar en un plazo de tres meses. Posteriormente, la propuesta de vía alternativa será presentada al Gobierno.

De no ser escuchados, los indígenas tomarían acciones de protesta para visibilizar su demanda.

Entre algunas opciones estaría la realización de una marcha internacional, un referéndum nacional para la consulta y convocar a organismos especialistas en el tema medioambiental para evaluar y justificar el rechazo al proyecto, por su impacto ambiental.

La referida marcha llegaría hasta Washington, donde se ubica la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Si bien no cuentan aún con una fecha de inicio, la movilización contaría con el apoyo de indígenas de Perú, Colombia, Brasil y Ecuador, entre otros países. Así lo anunció el presidente de la Subcentral TIPNIS, Fernando Vargas.

Admiten impacto

Por otra parte, el ministro de la Presidencia, Manuel Quintana, admitió, el jueves 11 de junio, que la construcción de la carretera afectará al área natural, pero indicó que se están llevando a cabo estudios para aminorar su impacto.

“(…) se supone que tenemos que trabajar sobre estudios rigurosos que permitan tener una carretera que afecte lo menos posible al territorio”, afirmó.

Anunció también que en los próximos días un grupo de periodistas será llevado por el Gobierno al TIPNIS para que observen los trabajos productivos, de salud y educación que se vienen realizando.

De acuerdo al Gobierno, una consulta en el TIPNIS realizada en 2013 dio como resultado que 58 de las 69 comunidades existentes al interior del parque apoyan la construcción de la vía.

Sin embargo, la obra ha sido paralizada en octubre de 2011 por una ley de intangibilidad (Ley 108) lograda por los indígenas, la cual prohibió la construcción de vías en el parque y declaró su intangibilidad.

En una conferencia de prensa, El ministro de Obras Públicas, Milton Claros, indicó que evaluará la derogación de la Ley 108, puesto que también hay que tener en cuenta el resultado de la consulta.

Servindi, 12 de junio, 2015.- La Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob) propondrá al Gobierno de Bolivia un proyecto de carretera alternativa a la controversial vía que planea atraversar el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Secure (Tipnis).

Como se recuerda, los indígenas del Tipnis llevan varios años en conflicto con el Gobierno porque rechazan la construcción de la citada vía debido al impacto socioambiental que tendrá en el parque nacional.

Tras la paralización del proyecto en 2011, nuevamente el Gobierno de Evo Morales ha anunciado este año su intención de continuar la construcción de la vía que uniría las localidades de Villa Tunari y San Ignacio de Moxos.

Ante el anuncio oficial, la CIDOB anunció que viene elaborando un proyecto de ruta alternativa para evitar que el impacto que tendrá la construcción de la carretera.

Se trata de una carretera que integrará a Bolivia, Brasil, Argentina y Chile, explicó Lázaro Taco, representante de la referida confederación indígena.

“No estamos en contra de la carretera ni del progreso, pero hay que buscar alternativas, si ya tenemos una carretera de este a oeste que es la Bioceánica de Santa Cruz hasta la Paz, ¿por qué no hacer otra de norte a sur?”, afirmó Taco al medio informativo La Estrella del Oriente.

 

La vía propuesta debería ser de seis vías, indicó el dirigente, “tres de ida y tres de vuelta, porque se necesitan para el flujo económico”, explicó.

 

Señaló también que el proyecto será presentado primero a la Cidob y a “todos los pueblos indígenas” para su debate. Este tendría lugar en un plazo de tres meses. Posteriormente, la propuesta de vía alternativa será presentada al Gobierno.

 

De no ser escuchados, los indígenas tomarían acciones de protesta para visibilizar su demanda.

 

Entre algunas opciones estaría la realización de una marcha internacional, un referéndum nacional para la consulta y convocar a organismos especialistas en el tema medioambiental para evaluar y justificar el rechazo al proyecto, por su impacto ambiental.

 

 

La referida marcha llegaría hasta Washington, donde se ubica la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

 

Si bien no cuentan aún con una fecha de inicio, la movilización contaría con el apoyo de indígenas de Perú, Colombia, Brasil y Ecuador, entre otros países. Así lo anunció el presidente de la Subcentral TIPNIS, Fernando Vargas.

 

 

 

Admiten impacto

 

Por otra parte, el ministro de la Presidencia, Manuel Quintana, admitió, el jueves 11 de junio, que la construcción de la carretera afectará al área natural, pero indicó que se están llevando a cabo estudios para aminorar su impacto.

 

“(…) se supone que tenemos que trabajar sobre estudios rigurosos que permitan tener una carretera que afecte lo menos posible al territorio”, afirmó.

 

Anunció también que en los próximos días un grupo de periodistas será llevado por el Gobierno al TIPNIS para que observen los trabajos productivos, de salud y educación que se vienen realizando.

 

De acuerdo al Gobierno, una consulta en el TIPNIS realizada en 2013 dio como resultado que 58 de las 69 comunidades existentes al interior del parque apoyan la construcción de la vía.

 

Sin embargo, la obra ha sido paralizada en octubre de 2011 por una ley de intangibilidad (Ley 108) lograda por los indígenas, la cual prohibió la construcción de vías en el parque y declaró su intangibilidad.

 

En una conferencia de prensa, El ministro de Obras Públicas, Milton Claros, indicó que evaluará la derogación de la Ley 108, puesto que también hay que tener en cuenta el resultado de la consulta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Ver documental "Asfaltar Bolivia" para aproximación al conflicto: https://vimeo.com/121127041

Añadir nuevo comentario