Servicios en comunicación Intercultural

Panamá: Indígenas mantienen tomada hidroeléctrica Barro Blanco

Imagen: TVN Noticias

Servindi, 10 de junio, 2015.- Indígenas Ngabe Buglé, de la provincia de Chiriquí, zona occidental de Panamá, mantienen paralizada la construcción del proyecto hidroeléctrico Barro Blanco desde el  8 de junio, demandando su cancelación porque inundará sus tierras. Dieron un ultimátum al Gobierno para anular definitivamente el proyecto.

Con el fin de lograr la anulación definitiva del proyecto, los nativos se mantienen bloqueando la puerta de las instalaciones de la represa cuya construcción ha avanzado en un 90 por ciento.

Anunciaron que su protesta será indefinida hasta obtener una respuesta del presidente de la República, Juan Carlos Varela

Por otra parte, el 9 de junio, un grupo de indígenas bloqueó durante una hora la carretera hacia la citada provincia, cerca del río San Pablo.

Las protestas se deben a que el Gobierno no ha atendido el reclamo de las comunidades y ha preferido apoyar al proyecto hidroeléctrico, y a la proliferación de similares emprendimientos energéticos en la provincia.

La empresa de origen hondureño que construye la obra, Generadora del Istmo (Genisa), denunció el hecho como una invasión ilegal a la propiedad privada del referido proyecto y solicitó al Gobierno que garantice sus derechos de trabajo, propiedad privada y libre empresa.

Frente a esta situación, la Vicepresidenta Isabel de Saint Malo -que preside la comisión a cargo del conflicto-, anunció en un comunicado que apoyará la solución conjunta del conflicto mediante el consenso y respeto por las partes.

Indicó también que la obra es “de interés nacional” y que apoyará la solución de las incompatibilidades de la obra y su entorno.

El Gobierno exhortó a los indígenas a retornar a las mesas de diálogo que fueron abandonadas el mes pasado porque no se canceló el polémico proyecto hidroeléctrico.

Como se recuerda el pasado cuatro de mayo, la Presidencia de la República de Panamá anunció que la empresa Generadora del Istmo S.A. (Genisa) ya no llevará a cabo el referido proyecto cuya concesión fue aprobada en 2007.

Sin embargo, esta decisión tomada durante el proceso de diálogo entre representantes de las comunidades indígenas afectadas y la comisión del Gobierno, fue rechazada por la agrupación comunitaria indígena Movimiento 10 de abril (M-10).

Ultimátum al Gobierno

Por otra parte, el Movimiento 10 de Abril (10 M) ha emitido un pronunciamiento llamando a las diversas comunidades indígenas a una movilización general si hasta el 15 de junio próximo, el Gobierno no ha cancelado el “corrupto proyecto que despoja a las poblaciones indígenas y campesino de sus tierras ancestrales, sus recursos y que viola sus derechos humanos”.

“…el pueblo panameño no desea ,ni el 5%, ni el 50% ni el 100% de un proyecto corrupto como lo es barro blanco y pide la cancelación definitiva del mismo y Tabasara LIBRE ya que con la continuidad del muro no se puede garantizar de ningún modo los derechos humanos de la población”, indicó el 10 M.

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario