Servicios en comunicación Intercultural

Acuden a las Naciones Unidas por contaminación en Espinar

Comunidades de Espinar conviven con el dique de colas de la mina Tintaya. Foto: ECCHR, Google Earth.

- Denuncia internacional busca establecer las responsabilidades de la multinacional Glencore y los gobiernos de Suiza y Perú en el caso.

Servindi, 22 de mayo 2015.- Los residentes de la zona cercana al complejo minero Tintaya – Antapaccay denuncian desde hace años la contaminación del agua y los graves problemas de salud causados por la minería en la región. Ante la histórica falta de respuesta de parte de los responsables, decidieron acudir a las Naciones Unidas con la asistencia de un grupo de organizaciones del Perú y el exterior.

Los afectados han solicitado reiteradamente a Glencore y al gobierno peruano que tomen medidas para evitar la contaminación y los riesgos a la salud asociados. Hasta ahora los resultados han sido decepcionantes.

En 2012, los pobladores organizaron una protesta para reclamar una solución a este problema, ante la cual la policía peruana reaccionó violentamente, con el trágico saldo de dos muertos. Sin embargo, diversos estudios científicos han constatado la presencia de metales pesados en las aguas y ríos cercanos a la mina.

Ante la falta de respuesta de parte de los responsables de estos crímenes ecológicos, el Centro Europeo por los Derechos Constitucionales y Humanos (ECCHR), la organización suiza Multiwatch, Derechos Humanos sin Fronteras y CooperAcción acudieron a las Naciones Unidas.

Mediante la presentación de un informe legal, dichas organizaciones solicitaron a Léo Heller, Relator especial sobre el derecho humano al agua potable y el saneamiento, y al Grupo de trabajo sobre la cuestión de los derechos humanos y las empresas transnacionales y otras empresas, determinar si los gobiernos de Suiza y Perú, así como la empresa Glencore, cumplieron con su deber de respetar los derechos humanos de los ciudadanos de Espinar.

Comunidades conviven con operaciones mineras contaminantes en Espinar. Foto: SPDA.

Según un comunicado de prensa emitido por ECCHR: "Perú y Suiza están obligados a prevenir la contaminación causada por sus empresas. Perú no cumplió con su deber de investigar las causas de la contaminación y tomar medidas para revertir la polución producida por los metales pesados. Suiza, por su parte, también se encontraba obligada a tomar acciones al respecto, como establecen los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos de Naciones Unidas".

Más información sobre el caso se encuentra en el siguiente enlace: http://www.ecchr.de/glencore-714.html

A nivel local, los comuneros de Espinar ya interpusieron una demanda de acción de cumplimiento contra once instituciones del Estado peruano por no cumplir el compromiso de brindarles tratamiento médico.

Demandan además que se declare a Espinar en emergencia sanitaria y ambiental, y se apruebe un plan de acción para la atención de afectados.

Un informe de Monitoreo Sanitario Ambiental Participativo para determinar la existencia de contaminación asociada a la actividad de la empresa minera Xstrata Tinyata en Espinar realizado en junio de 2013, verificó la presencia de metales pesados en el 52,71 por ciento de los puntos monitoreados.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

me gustaria saber como debo hacer para difundir este video por las redes sociales por fabor hay muchos de mis amigos no saben que sucede
gracias

Si no prestas atención, la prensa concentrada te hará amar a la minera Glencore y odiar a los campesinos de Espinar. Si no prestas atención, te verás aplaudiendo a la policía que firma contratos con los contaminadores mientras lanza bombas y reprime a los contaminados. Y si aún así no caes, la prensa concentrada te hará creer que esto lo hacen por el desarrollo del Perú...

Añadir nuevo comentario