Servicios en comunicación Intercultural

Defensores de políticas medioambientales ganan terreno tras elecciones

Foto: Lamula.pe

Por Óscar Guerrero Bojorquez*

Servindi, 21 de octubre, 2014.- Conocidos los resultados de las elecciones regionales y municipales en el Perú, el panorama en las distintas jurisdicciones evidencia una clara atomización de las preferencias en movimientos, partidos y frentes de toda índole.

Los resultados han registrado un avance importante de movimientos ecologistas contrarios a las políticas extractivistas que privilegia el gobierno central.

Así, dentro del variopinto mapa que han dibujado estos, el pasado 5 de octubre, destaca una corriente política en el interior del país, cuyo punto más fuerte ha sido la defensa de políticas medioambientales en los distintos programas de desarrollo propuestos.

Votantes de comunidades diversas apuestan de esta manera por líderes locales que pregonaron en sus campañas un modelo de desarrollo que toma en cuenta la forma de vida y las expectativas de la gente arraigada en el campo. A continuación se describen algunos casos de figuras electas que incluyen en sus programas políticas medioambientales y alternativas al modelo primario exportador.

Figuras elegidas por defender los intereses de las comunidades

1. Gregorio Santos en la región Cajamarca con más del 44%. Se trata de su segundo periodo en el cargo. En esta región el Movimiento de Afirmación Social (MAS) que lidera Santos -hoy preso en un penal de Lima- de lejos se consolidó como la primera fuerza política, resultado de un trabajo orgánico tenaz de los militantes con el pueblo.

2. Edy Benavides en la provincia cajamarquina de Hualgayoc con el 47%. De entrada aseguró que no aceptará condiciones ni chantajes mediáticos. Sostiene que no se puede seguir con la "canondependencia" minera, por los mismos problemas que ha causado y sigue causando al tema del agua. Benavides ha dicho que entre sus propuestas de inversión están la piscicultura, la agricultura, la ganadería y la reforestación.

Benavides es visto así como un personaje de discurso firme y convicción profunda, que no vacila, figura inquebrantable en la defensa del agua, de las cabeceras de cuenca y del territorio bambamarquino-hualgayoquino, frente a los intentos de los grupos de poder de imponer el proyecto minero Conga.

3. Jorge Urquía en la provincia cajamarquina de Celendín con el 44% de los votos. Jorge Urquía prometió en su campaña respetar la exigencia del pueblo y de la Resistencia Celendina expresada en el lema "¡Conga no va!". En sus primeras declaraciones luego de conocidos los resultados de la votación, Urquía enfatizó que Yanacocha no tiene nada más que hacer en Cajamarca y apuntaló un programa de desarrollo alternativo para Celendín basado en la agricultura y ganadería.

4. Humberto Huamán en la provincia cuzqueña de Urubamba. Los ataques racistas para menoscabar la victoria de Huamán se han multiplicado en Urubamba. Muchas personas hablan del nuevo alcalde de forma despectiva recordándole que fue alcalde de Chinchero, una zona quechua de campesinos en las alturas de Cuzco, lo cual, según dicen, no lo faculta para gobernar la provincia de Urubamba.

Huamán también logró para la comunidad campesina de Chinchero la venta de sus tierras para la construcción del futuro aeropuerto de la ciudad consiguiendo 200 millones de soles para la comunidad. Hecho que tras su victoria se ha tratado de presentar como negativo.

5. En este punto sobresale un grupo de alcaldes electos en la provincia arequipeña de Islay. Aquí tres dirigentes populares contrarios a la ejecución del proyecto cuprífero Tía María por parte de la transnacional Southern Copper en el Valle de Tambo han sido reelectos.

Richard Ale Cruz será alcalde de la provincia de Islay, Jaime de la Cruz Gallegos ocupará el sillón municipal en el distrito Dean Valdivia y Helar Valencia Juárez será alcalde del distrito de Cocachara, donde se encuentra ubicado el proyecto cuprífero.

Los tres dirigentes triunfaron en un contexto en que la empresa mexicana intentó con múltiples métodos quebrar la voluntad de la gente que en su abrumadora mayoría no apoya la ejecución de Tía María.

Los habitantes de esta zona costera al sur de Arequipa se movilizaron en 2011 en una protesta que duró 19 días, y que terminó torciéndole el brazo al gobierno del expresidente Alan García que tuvo que decretar en abril del mismo año la inadmisibilidad del EIA del proyecto minero (1).

Las tres autoridades mencionadas ya comenzaron a marcar el terreno al proclamar su rechazo a la actividad minera con la firma de un compromiso ante pobladores de la localidad.

El emblemático caso Conga

No solamente ha sido categórico el triunfo de Gregorio Santos en Cajamarca, sino que, además, el mismo hecho otra vez está siendo percibido por el gobierno como una suerte de piedra en el zapato. Ahora el ejecutivo tendrá que lidiar con los mismos interlocutores con quienes hace tres años no pudo alcanzar ningún acuerdo, dejando en suspenso la materialización del proyecto Conga.

La intransigencia que mostró el gobierno en diciembre de 2011 cuando tuvo que negociar con las autoridades de Cajamarca y decidió patear el tablero optando por despedir al gabinete de Salomón Lerner presionado por los grupos de poder, no ha desaparecido.

En ese sentido, no se vislumbran señales que indiquen una apertura al diálogo por parte del Ejecutivo. La población de Cajamarca ha expresado su voluntad en las urnas dejando sentada una posición que no se presta a ninguna ambigüedad.

Los que votaron por Santos no permitirán que empresas como Yanacocha sigan contaminando la región, atentando contra la biodiversidad y amasando ganancias exorbitantes sin contribuir al desarrollo de los lugares en donde operan. Más aún, ellos dejan el mensaje inequívoco de que el modelo extractivista de desarrollo con sus consiguientes pasivos ambientales no son viables en la región.

Con Santos cumpliendo prisión preventiva en el penal de Piedras Gordas, en Lima, y los preparativos en Cajamarca para una marcha hacia la capital que exigirá su libertad, el gobierno pronto tendrá que enfrentar una situación en la que se espera muestre voluntad política y comprensión de la delicada problemática de la región.

Tal vez un paso en esa dirección sea la inmediata liberación de Santos puesto que no existe un real peligro de fuga como bien lo sustenta el integrante del movimiento político Tierra y Libertad, Pedro Francke, en una entrevista a un diario local (2).

En esa línea de pensamiento el líder del mismo partido, Marco Arana, recordó que el gobierno hizo todo lo posible por sacar de carrera al actual presidente regional de Cajamarca. En entrevista a una radio, Arana consideró que acciones como estas -encarcelamiento de dirigentes y criminalización de la protesta- no detendrán a la población que se opone a Conga (3).

La gran prensa de Lima por su parte sigue divulgando a través de sus opinólogos, invitados asiduos a medios de comunicación como radio y televisión, la versión que con las victorias de movimientos ambientalistas en regiones, provincias y distritos las inversiones corren serio peligro e incluso muchas de ellas podrían abandonar el país.

Pero esta música ya se ha oído en anteriores ocasiones sin llegar a situaciones de fuga de inversiones. La posibilidad de que las empresas del sector minero dejen el país en bastante menor y en el caso de que esto ocurra, políticos y expertos como Manuel Dammert y José de Echave han dejado claro que en el supuesto que se oyeran los pedidos de las comunidades, las ganancias que ostentan las empresas se mantendrán igual en un nivel alto.

El mismo absurdo se utilizó contra las políticas que implementó Evo Morales en Bolivia ligadas al sector de los hidrocarburos. Como se sabe Morales acaba de ser reelegido para un tercer mandato de forma abrumadora y los capitales que deberían haberse marchado, siguen invirtiendo en múltiples proyectos de desarrollo en el país altiplánico.

Una lectura que se desprende de las victorias alcanzadas en las regiones de Cajamarca, Cusco y Arequipa por candidatos que tienen como parte de su programa la defensa del medio ambiente es que la victoria se logra estando siempre al lado de las comunidades en sus luchas. Estos candidatos han apostado por un desarrollo respetuoso de los pueblos y de su entorno.

Cabe destacar que estas victorias han tenido lugar en el marco de una guerra sucia entablada por las corporaciones que tienen intereses en las zonas donde existen recursos abundantes para explotar.

Se puede decir entonces las fuerzas progresistas que creen en un desarrollo en armonía con la biodiversidad y en convivencia con todos los actores de la sociedad sin discriminación alguna están ganando posiciones en las conciencias de buena parte de la población del interior del país, mayoritariamente en aquellas donde existen riquezas minerales y por eso mismo conflictos.

El dique a las políticas que avalan la explotación despiadada e inescrupulosa de proyectos ligados al rubro de los metales se está construyendo en varios puntos del país. Otras regiones poseen su propio potencial de ciudadanos conscientes y no conformes con las políticas extractivistas. Este movimiento antidestrucción de lo que le resulta vital en muchos aspectos tiene mucho que ofrecernos y debería articularse mejor con el paso de los años.

Notas:

(1) Portal del Ministerio de Energía y Minas. http://www.minem.gob.pe/_detallenoticia.php?idSector=4&idTitular=3275

(2) Diario UNO. Entrevista a Pedro Francke. Edición del 17 de Octubre de 2014.

(3) Radio Exitosa. Entrevista al líder del partido Tierra y Libertad Marco Arana. http://www.radioexitosa.pe/politica/expl52094-marco-arana-en-cajamarca-no-van-a-imponer-una-zona-de-sacrificio-minero

Bibliografía

- El Extractivismo en América Latina. Manuel Ruiz Perez. UICN, 1993.

- Relaciones comunitarias en la minería peruana. Juan Manuel Ojeda. Lima, 2013.

- Portal Redacción Popular. Artículos temáticos. http://redaccionpopular.com/

- Portal La Mula. Artículos temáticos. https://cajamarcalibertad.lamula.pe/2014/10/14/la-miopia-de-lima-sobre-cajamarca/segundomattacolunche/

- Desarrollo Alternativo y Desarrollo Rural: Debate sobre sus Límites y Posibilidades. Lima, 1999.

- Distintas ediciones de los diarios UNO y La República. Septiembre-Octubre 2014.

- Diez encuentros incómodos con América del Sur. María Ángeles Fernández y J. Marcos. Granada, 2013. -

__

* Óscar Guerrero Bojorquez es magíster en Periodismo y especialista en Problemática Internacional.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario