Servicios en comunicación Intercultural

La incertidumbre tras la aprobación del EIA del proyecto Tía María

Imagen: La República

- Pobladores de Cocachacra anuncian un paro preventivo para el 28 y 29 de agosto. Especialistas y ex funcionarios analizan la coyuntura.

Por Kenneth Vargas M.

Servindi, 12 de agosto, 2014.- El 4 de agosto, el Ministerio de Energía y Minas (MEN) aprobó el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) modificado del proyecto Tía María, cuya ejecución estará a cargo de la empresa Southern Perú Copper Corporation con una inversión de 1,300 millones de dólares.

La noticia de la aprobación sacó a relucir posiciones marcadas. Los dirigentes del Valle de Tambo de la provincia arequipeña de Islay, donde se ejecutá el proyecto, anunciaron por lo pronto un paro preventivo para el 28 y 29 de agosto.

Su temor sigue siendo el mismo, que la mina que se vaya a construir termine por contaminar el valle. Sin embargo, este temor no es compartido por todos, también estarían aquellos que ven en la llegada de la mina una oportunidad para el desarrollo del pueblo.

Desconfianza en el nuevo EIA

En declaraciones a Servindi, José De Echave, ex viceministro de Gestión Ambiental y actual subdirector de CooperAcción, se mostró escéptico de las garantías ambientales que pueda ofrecer el nuevo EIA del proyecto elaborado en 2013.

Recordó que la primera versión del estudio de 2011 tuvo nada menos que 138 observaciones de parte de la Oficina de Servicios para Proyectos de las Naciones Unidas (UNOPS).

“Es difícil creer que todas las observaciones de las Naciones Unidas hayan sido subsanadas", aseveró.

El ex viceministro de Gestión Ambiental se refirió también a la audiencia pública que se llevó a cabo a fines del año pasado para explicar el proyecto a la población y que terminó con enfrentamientos entre la policía y los pobladores del Valle de Tambo.

En ese sentido exhortó al gobierno a no dejar de lado el clima político-social que se vive en Islay actualmente.

José De Echave, ex viceministro de Gestión Ambiental

Impacto en los recursos hídricos

Una de las discusiones más recurrentes en torno al proyecto es de dónde se obtendrá finalmente el agua que demandará la minera para sus operaciones.

Al respecto, De Echave saludó que la minera haya anunciado que no usará agua subterránea y fluvial del Valle de Tambo y que, según el nuevo EIA, optará ahora por la edificación de una planta desalinizadora para el uso de agua de mar.

Pero el solo hecho de una planta de este tipo no es suficiente. Así lo sostiene el ingeniero y ex viceministro de Energía y Minas, Jorge San Román de La Fuente.

En ese sentido sostuvo que "lo ideal era poner en marcha un proyecto de reservorios y represas con el agua del río Tambo para garantizar la irrigación del valle para todo el año”.

La propuesta se basa en el hecho de que el Río Tambo tiene un alto caudal en los meses de verano, que de aprovecharse de forma idónea, sería útil para abastecer a la población de Islay durante la época de sequía que empieza en octubre.

¿Cuál es el clima socio-político que se vive en Islay?

Miguel Vásquez es un periodista de Punta de Bombón, distrito de Islay. Desde hace 45 años edita la revista local La Punta y afirma conocer la problemática que se vive en la zona de impacto del proyecto que tendrá a su cargo la empresa Southern.

Según Vásquez no existe una oposición mayoritaria de la población respecto a Tía María, sino dudas interminables.

“Cuatro de los seis distritos de Islay tienen alcaldes de Acción Popular que jamás mostraron posición sobre Tía María. Lo que demuestra que no hay un rechazo mayoritario, sino dudas e interrogantes sobre lo que podría ocurrir a mediano plazo”.

El periodista sostiene que las diferencias existentes se dan entre las poblaciones de los distritos de Cocachacra  y Punta de Bombón.

“Mientras que en Cocachacra hay un rechazo importante a Tía María, en Punta del Bombón la aprobación es curiosamente superior. Son dos polos opuestos. Lo cierto es que se acerca octubre y  las pugnas para lograr las alcaldías y el sillón regional acrecentan las divergencias”, añade el comunicador.

Para Vásquez la llegada de la empresa a la zona tiene relevancia en el sentido de que representa una oportunidad para impulsar la contrucción de un sistema de agua potable, servicio del que no goza plenamente la población de Islay.

Periodista de Islay Miguel Vásquez, Director de la revista La Punta. Foto: Servindi.

El impacto en la actividad agrícola

Al margen del tema del agua, otro aspecto importante es el impacto que tendrá la puesta en marcha del proyecto en una zona agrícola como el Valle de Tambo.

De Echave sostiene que el impacto en el equilibrio del medio ambiente de una zona agrícola tradicional como Islay será inevitable. “Sin duda habrá consecuencias para el tratado de la tierra, sin mencionar los efectos económico-sociales”, señaló.

Cabe destacar que la minera, de cumplir con la presentación del proyecto técnico en un plazo de 60 días y de ser este aprobado por el MEN, pondría en marcha los trabajos para la contrucción de la mina en el mes de diciembre de este año y por un espacio de 24 meses.

Actualmente la población del valle se dedica a la producción de caña de azúcar, alfalfa, papa, arroz, entre otros.

Sobre el impacto que tendrá la mina, San Román de la Fuente, sostuvo que Southern "debe comprometerse a generar un impacto social positivo, como ocurre -según él- en Ilo, provincia moqueguana en la que el Índice de Desarrollo Humano es superior al de los limeños y el progreso es innegable”.

¿Habrá fiscalización durante las operaciones?

De Echave es suspicaz en este punto. Señaló así que en el contexto en que se aprobó el nuevo estudio “es preocupante porque el ‘paquetazo contrambiental’ le resta garantías de fiscalización al Estado ante eventuales falencias o infracciones de Southern”.

Quien también se pronunció sobre la aprobación de Tía María fue el ex ministro del Ambiente, Ricardo Giesecke. Él consideró necesario que la UNOPS revise el nuevo EIA del proyecto de Southern Perú, y ver si levantaron las observaciones.

Datos:

- Tía María comprende la explotación de dos yacimientos a tajo abierto: La Tapada y Tía María, en donde se tratarán unas 100 000 toneladas métricas diarias para producir en principio 120 000 toneladas métricas de cátodos de cobre anual.

- Tía María, en sus 18 años de operaciones, estima emplear en su etapa de construcción hasta 3 mil 500 trabajadores y para la etapa de operación a otras 764 personas.

- El Valle de Tambo tiene 350,225 hectáreas y solo el 13 por ciento del espacio total corresponde a tierras aptas de cultivos en limpio (aptas para cultivos diversificados que tienen una o más cosechas al año).

- En el Valle de Tambo residen más de 47 mil personas, según el censo nacional del 2007.

- Southern Perú Copper Corporation tiene un 80 por ciento de capitales mexicanos (Grupo México) y un 20 por ciento de accionariado norteamericano y europeo.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Sr. Vásquez buenos días hoy día el Dr.Oscar Misad tendrá una condecoración en Neoplásicas a las 08:30, le aviso por si se encuentra en Lima.

Gracias

Añadir nuevo comentario