Servicios en comunicación Intercultural

Familia Chaupe apela sentencia a favor de Yanacocha

Recibiendo el acoso policial la familia Chaupe resiste frente al poder de Yanacocha. Foto: Celendin Libre

- Mirtha Vásquez, abogada de Jaime Chaupe y Máxima Acuña apeló la sentencia condenatoria que recibieron los Chaupe en el Juzgado Penal de Celendín, Cajamarca. El miércoles 6 presentarán los argumentos de la apelación ante la Corte Superior de Justicia de Cajamarca. 

Servindi, 5 de agosto, 2014.- El Juzgado Penal de Celendín condenó a dos años y 8 meses de prisión suspendida a Jaime Chaupe, Máxima Acuña, Elías Chávez e Isidora Chaupe por el delito de usurpación agravada en perjuicio de la empresa minera Yanacocha.

El proceso judicial entre la familia y la empresa surgió a raíz de la disputa de un terreno ubicado en la zona de influencia del proyecto Conga, que espera operar Yanacocha, en el distrito de Sorochuco, provincia de Celendín, departamento de Cajamarca.

Los cuatro sentenciados deberán, además, pagar una reparación civil de 5.500 soles -aproximadamente 2 mil dólares- y asumir los costos del proceso, así como entregar el predio a la empresa.

Uno de los argumentos usados por la empresa y que finalmente fue tomado en cuenta para la sentencia fue el hecho de que Yanacocha actualmente ejerce posesión sobre una carretera ubicada en la zona en disputa.

Para Mirtha Vásquez, abogada de la familia, este argumento no sería suficiente debido a que a la fecha la empresa no ha podido demostrar de manera contundente que es dueña del predio y que ha ejercido posesión del mismo desde su supuesta compra a la comunidad de Sorochuco en 1996.

Apelan sentencia

En diálogo con Servindi, Vásquez informó que han apelado la sentencia y que el miércoles 6 presentarán sus argumentos a la Corte Superior de Justicia de Cajamarca. "Esperemos pase a segunda instancia", apuntó.

Los Chaupe, un ícono de la resistencia contra el proyecto minero Conga de la empresa Yanacocha.

Entre los documentos presentados por la familia se contó un parte policial que sostiene que los Chaupe habrían ingresado al terreno de forma violenta y que tenían el ánimo de despojar a la empresa de los territorios en litigio.

Vásquez negó que escenas de ese tipo se hayan dado debido a que, como señala la propia empresa, existen una serie de cordones de seguridad en la zona. "No es lógico lo que dice la empresa", afirmó.

La abogada explicó que la familia adquirió el terreno el año 1994 y que prueba de ello es la escritura de compra-venta que presentaron como prueba de que los Chaupe son propietarios de la zona conocida como Tragadero Grande.

Otras prueba presentada por la familia fue el título de propiedad que le entregó la comunidad de Sorochuco y una serie de actas que dan fe de que los Chaupe han ejercido posesión del terreno.

Vásquez recordó, además, que la violencia siempre ha tenido su origen en la seguridad y las fuerzas del orden que prestan servicio a Yanacocha.

Amenazas constantes

Los Chaupe han recibido amenazas y atentados contra sus vidas desde el año 2011, año en que la empresa Yanacocha advirtió de su presencia en la zona de Tragadero Grande.

Vásquez aseguró que frente a las constantes amenazas, ellos ha pedido garantías para sus vidas a la Fiscalía de Cajamarca. Sin embargo, han pasado tres meses desde que hicieron la demanda y no han recibido respuesta alguna de la institución.

Cabe destacar que la familia Chaupe es reconocida como símbolo de la lucha contra el proyecto minero. Incluso su caso llegó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que le concedió el mes de mayo de este año una medida cautelar por las amenazas que venían recibiendo.

El organismo ordenó al Estado peruano adoptar medidas para garantizar la vida e integridad de esta familia así como de otros 46 líderes y lideresas de comunidades y rondas campesinas de Cajamarca.

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario