Servicios en comunicación Intercultural

Pérdida de 347 millones de dólares causa deforestación de bosques primarios

- Estudio de valorización en dos localidades amazónicas revela que pérdidas superan en más de 400 por ciento lo que se obtendría con el cultivo de palma aceitera.

Servindi, 17 de febrero, 2014.- De marzo a octubre de 2013 se han deforestado 13,076 hectáreas de bosques tropicales primarios en las localidades de Tamshiyacu (Loreto) y Nueva Requena (Ucayali) para instalar monocultivos agroindustriales.

Un estudio de valorización de los bienes y servicios ambientales perdidos determina que el valor total de las pérdidas económicas para los próximos 30 años, ascienden a 973’178,130 nuevos soles, lo que equivale a US $ 347’563,919.

Ello representa 423 por ciento más que los 230 millones de nuevos soles que se lograría con el monocultivo de la palma aceitera, sostuvo la Sociedad Peruana de Ecodesarrollo (SPDE) que desarrolló el estudio.

Además del perjuicio ecológico la deforestación se realiza mediante el tráfico de tierras, la extorsión, la usurpación de predios, la invasión de áreas, y el trato directo con funcionarios públicos, aseveró Lucila Pautrat, directora ejecutiva de la SPDE.

Los montos calculados representan la utilidad y los beneficios de mantener los bosques en pie.

Cabe destacar que muchos de estos recursos contribuyen de manera directa al mantenimiento de la calidad de vida de las poblaciones nativas, en razón que pueden disponer de bienes y servicios que reducen su costo de vida y la incidencia de la pobreza.

Pérdidas económicas en Tamshiyacu

En La localidad de Tamshiyacu (Loreto) se deforestaron 2,150 hectáreas de bosques tropicales primarios sin contar con Estudios de Clasificación de Suelos, Autorización de Cambio de Uso, ni Estudio de Impacto Ambiental (EIA).

El monto total de las pérdidas económicas por el detrimento de recursos y servicios ambientales asciende a más de 169 Millones de soles (equivalente a más de US $ 60 millones de dólares).

Los bosques primarios eliminados encerraban una vasta riqueza natural, constituyendo fuentes de recursos de donde las poblaciones locales se abastecían de productos y servicios ecosistémicos.

La deforestación de estas superficies, además del daño ecológico irreversible, ha ocasionado incalculables pérdidas económicas para la población y para el Estado, descapitalizando el Patrimonio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre.

Pérdidas Económicas en Nueva Requena

En Ucayali, la empresa Plantaciones Ucayali SAC ha deforestado más de 10,926 hectáreas de bosques primarios en el Distrito de Nueva Requena, Provincia de Coronel Portillo, debido a una compra-venta de áreas boscosas por parte del Gobierno Regional de Ucayali.

Las pérdidas económicas por la devastación del bosque y destrucción de quebradas en Bajo Rayal, ascienden a más de 803 millones de Nuevos Soles, (equivalentes a más de US $ 286 millones de dólares).

Los daños ambientales en Bajo Rayal son de un valor incalculable; la pérdida de recursos y servicios ambientales es irreversible. La empresa Plantaciones Ucayali SAC utilizó maquinaria pesada (retro-excavadoras, tractores oruga, motosierras, entre otros) para hacer tala rasa, removiendo el suelo y destruyendo las quebradas, lo cual genera cuantiosas pérdidas.

La negligencia y el dolo de funcionarios

El Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), y los Gobiernos Regionales de Loreto y Ucayali, continúan promoviendo la deforestación para Palma Aceitera mediante la adjudicación de bosques como tierras rústicas, la reclasificación y autorizaciones de cambio de uso de las tierras forestales a usos agroindustriales.

La deforestación de los bosques para la instalación de monocultivos agroindustriales constituye una decisión económica errada, si se comparan los ingresos monetarios en el corto plazo, con la suma de los impactos ambientales, sociales, económicos e institucionales que estos generan.

La actividad parece atractiva porque los grupos empresariales acceden a tierras en la Amazonía de manera irregular, y a precios irrisorios. La falsa ilusión de beneficios esconde las incalculables pérdidas que genera la deforestación para instalar dichos cultivos.

Los daños ambientales son irreversibles e incalculables. La situación se agudiza cuando la vulneración del Patrimonio Natural del país, la erosión y corrupción de las entidades públicas encargadas de velar por el cuidado de los bosques, así como el atropello de los derechos de los ciudadanos proviene del propio Estado, que en los casos señalados ha actuado con negligencia y dolo.

La ausencia de una visión de largo plazo por parte del Estado para promover una gestión y valorización integral de los bosques, genera la descapitalización del Patrimonio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre.

"En muchos casos dichas decisiones se encuentran cubiertas por un velo de corrupción que tiende a favorecer intereses particulares cuya ganancia radica en la facilidad de obtener los recursos, y en la especulación financiera de corto plazo"

La promoción de alternativas fútiles y de corto plazo, responde no solo a una limitada comprensión de la gestión forestal. En muchos casos dichas decisiones se encuentran cubiertas por un velo de corrupción que tiende a favorecer intereses particulares cuya ganancia radica en la facilidad de obtener los recursos, y en la especulación financiera de corto plazo.

Ello se evidencia cuando el Ministro de Agricultura y Riego, Sr. Milton von Hesse, con fecha 27 de enero de 2014, reitera públicamente en el diario La República que el Perú cuenta con 600,000 hectáreas para la instalación de cultivos de palma aceitera (2).

El anuncio se efectuó pese a que la propia Dirección General de Asuntos Ambientales Agrarios de su sector ya había manifestado que no contaban con ningún estudio técnico, estudios de suelos ni mapas que identifique la ubicación de dichas áreas.

De esta manera, el Ministro de Agricultura y Riego desconoce y desestima los procesos de investigación en curso por delitos ambientales y penales respecto a la deforestación en Loreto y Ucayali, a cargo del Ministerio Público.

Finalmente, durante los últimos años el Estado peruano vienen invirtiendo recursos y esfuerzos en promover la conservación de bosques en el marco de las políticas y compromisos internacionales relacionados al Cambio Climático, así como en la negociación de servicios ambientales.

Sin embargo, políticas contradictorias dentro del Poder Ejecutivo, colocan al Estado peruano es una situación cuestionable y deshonrosa respecto al cumplimiento de sus funciones y de los compromisos asumidos internacionalmente.

Procesos judiciales en curso que el ministro parece ignorar

  • Fiscalía Provincial Especializada en Materia Ambiental – Iquitos, Loreto.
  • Investigación Fiscal Expediente N° 136-2012 (Deforestación en la Zona de Amortiguamiento de la Reserva Nacional Allpahuayo Mishana).
  • Investigación Fiscal Expediente N° 207-2013 (Adjudicación de bosques y tierras forestales para cultivos de Palma en la Región Loreto).
  • Investigación Fiscal Expediente N° 234-2013 (Deforestación en la localidad de Tamshiyacu, Loreto).
  • Fiscalía Provincial Especializada en Materia Ambiental de Ucayali.
  • Investigación Fiscal Expediente N° 72-2013 (Delitos Ambientales y Deforestación en la localidad de Bajo Rayal, Campo Verde, Ucayali).
  • Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Campo Verde - Coronel Portillo, Ucayali.
  • Investigación Fiscal Expediente N° 2013-247-0 (Usurpación de tierras en la localidad de Bajo Rayal, Campo Verde, Ucayali).

Notas:

(1) Productos Forestales No Maderables (semillas, resinas, cortezas, hojas, plantas medicinales, otros).

(2) http://www.larepublica.pe/27-01-2014/peru-tiene-600-mil-hectareas-para-cultivar-palma-aceitera

---

Descargue el estudio completo con un clic en el siguiente enalce:

---

Fuente: Sociedad Peruana de Ecodesarrollo (SPDE): http://www.spde.org/

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario