Servicios en comunicación Intercultural

Elecciones congresales 2020: Editorial de Lucha Indígena

Imagen: diario La República

Servindi, 10 de febrero, 2020.- "No se avizora entendimiento entre las bancadas, quizá motivada por la corta duración del periodo que tendrá el Congreso y la cercanía de un nuevo proceso electoral, donde las individualidades tienen más peso que las organizaciones en las que postularon".

Así lo indica el editorial de la publicación Lucha Indígena, correspondiente a febrero de 2020, que concluye que "Seguirá la crisis institucional y el país será una nave al garete. Situación en la que la calle y la movilización marcará el rumbo a seguir". 

«El verdadero ganador fue el ausentismo» apunta Omar Awapara, de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas.

La representación de la izquierda "ha quedado en manos del FA [Frente Amplio] (...) como única organización de izquierda en un congreso fragmentado, de corta duración y en medio de una crisis política institucional irresuelta".

Enseguida compartimos el editorial Elecciones congresales 2020 de Lucha Indígena N° 162, publicación mensual que tiene como director a Hugo Blanco Galdós y editor a Enrique Fernández Chacón.

Al final de esta nota puede descargar la edición virtual completa en pdf.

Elecciones congresales 2020

Los resultados electorales confirman que la crisis política que motivó la disolución del Congreso de la República, no se ha cerrado. Fueron 21 organizaciones políticas las que postularon y 9 las que lograron pasar la valla electoral (5% de los votos válidos) y por consiguiente, tener bancadas congresales. Lo que llamó la atención es, que entre la agrupación que ganó y la que quedó en el último lugar, solo hay una diferencia de 4%.

¿Quién ganó las elecciones?

«El verdadero ganador fue el ausentismo y, en un sistema electoral que obliga al ciudadano a votar, puedes interpretar que no le da la gana de participar», explica Omar Awapara, director de la carrera de Ciencias Políticas de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC). Al igual, los votos nulos llegaron 12.07 %. No creemos que sea GANAR el término más adecuado para aplicar a quien solo logró el 10.2% de las preferencias.

Las sorpresas de la contienda electoral

El marcado ausentismo (25%) y la nulidad del voto (12.7%), no impidió que la ciudadanía le pase la factura a la alianza Apra-fujimorista que gobernó el Congreso con la complicidad de Acción Popular (AP) y de la Alianza para el Progreso (APP). El APRA, por primera vez en su historia, no logró un escaño; igualmente el fujimorismo de tener 73 de 130 congresistas, hoy tendrá 15. No corrieron la misma suerte AP (10.29%)y APP (8.10%), quienes, a pesar de tener bajos porcentajes, por la «magia» de la cifra repartidora tendrán 25 y 22 escaños respectivamente.

La votación que realmente sorprendió a quien no ha advertido la presencia cada más activa de las sectas religiosas en la política, fue la votación del Frente Popular Agrícola y Popular (FREPAP) que logró el 8.24% alcanzando 15 curules. Otra de las «sorpresas» fue la votación lograda por el Frente Patriótico de Antauro Humala, que participó en Unión por el Perú (UPP) que logra 13 curules con el 6.9%.

La votación de las izquierdas 

La única de las tres (3) opciones que se reclaman de izquierda, entre las 21 que se presentaron, fue la del Frente Amplio (FA) la que pasó la valla al lograr el 6.21%, alcanzando 9 curules, Juntos por el Perú, (Verónica Mendoza y otros) estuvo a un paso de superarla, con el 4.76% y Perú Libre (Vladimiro Cerrón) el 3.02%.

Ha quedado en manos del FA, la representación dirigida por Marco Arana, como única organización de izquierda en un congreso fragmentado, de corta duración y en medio de una crisis política institucional irresuelta, con un presidente de la república que no tiene representación congresal, bancadas que aún no juramentan y ya huelen a rompimiento.

Conclusión:

No se avizora entendimiento entre las bancadas, quizá motivada por la corta duración del periodo que tendrá el Congreso y la cercanía de un nuevo proceso electoral, donde las individualidades tienen más peso que las organizaciones en las que postularon, como en Podemos donde el general Urresti sacó más de 500,000 siendo el más votado. Seguirá la crisis institucional y el país será una nave al garete. Situación en la que la calle y la movilización marcará el rumbo a seguir

---

A continuación descargue la publicación con un clic en el siguiente enlace:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario