Servicios en comunicación Intercultural

Carlos Barea: "nos hemos unido porque estamos cagados"

Carlos Barea. Foto: perfil Facebook

Servindi, 30 de marzo, 2020.- Carlos Barea, un alumno de la Universidad Complutense de Madrid, en España, ha publicado un texto de opinión que ha sido replicado en redes.

El contundente escrito, hace una reflexión sobre la actual pandemia que estamos viviendo en todo el mundo: la enfermedad del coronavirus COVID-19. 

Para Carlos, el estado de emergencia en su país como en los demás, ha hecho que titulares de diarios y noticias mencionen que a raíz de esta enfermedad el "ser humano ha descubierto que solo puede sobrevivir gracias a la ayuda colectiva".

Sin embargo para él, esto es un engaño. Que no se aprendió con el brote del Sida en los años ochentas o noventas, por ser una "enfermedad" que solo atacaba a "maricones, putas y drogadictos"

Tampoco lo aprendimos con la epidemia del Ébola en el 2016, pues esta era solo "para negros". Igualmente sucedió con la crisis económica de 2008, "era asunto de pobres".

Hoy, el mundo "ha descubierto la colectividad solo porque esta enfermedad ha golpeado de lleno a la crème de la crème de Occidente".

Y es precisamente que esta enfermedad le ha abierto los ojos "al mundo" porque con la democratización del virus se ha visto como cae "el rico, el blanco, el hetero y el de la derechita cobarde", acentúa Carlos Barea.

"Esto no es solidaridad colectiva. Es miedo. Sí, la verdad sea dicha: nos hemos unido porque estamos cagados".

Esto no es solidaridad colectiva. Es miedo. Sí, la verdad sea dicha: nos hemos unido porque estamos cagados.

Carlos Barea espera que todo esto pueda servir para algo. "Que sea para que, cuando salgamos de esta, dejemos de hacer burda ostentación de nuestros privilegios occidentales y miremos un poquito más hacia los márgenes".

Que sea para que, cuando salgamos de esta, dejemos de hacer burda ostentación de nuestros privilegios occidentales y miremos un poquito más hacia los márgenes

El texto ha sido compartido también por el destacado director de teatro y realizador cinematográfico español Ramón Barea Monge, y en diferentes plataformas y medios digitales.

A continuación el artículo de opinión completo:

Resulta que ahora, dicen los titulares, hemos descubierto gracias al coronavirus que el ser humano solo puede sobrevivir gracias a la ayuda colectiva.

Pero yo me pregunto, ¿lo descubrimos con la pandemia del sida en los años 80 y 90? Pues ya os digo yo que no, porque eso era cosa de maricones, de putas y drogadictos.

¿Aprendimos algo con la epidemia de Ébola en 2016? Qué va, eso era para negros y para los que se metían en países que no debían.

¿Salimos a los balcones a aplaudir por los afectados de la crisis económica de 2008? ¿Para qué? Eso era asunto de pobres.

No nos engañemos, hemos descubierto la colectividad solo porque esta enfermedad ha golpeado de lleno a la crème de la crème de Occidente -todo eran risas cuando causaba estragos en China, ¿verdad?-.

Y, precisamente, por la democratización del virus hemos visto como cae el rico, el blanco, el hetero y el de la derechita cobarde.

Así que, de pronto, nos hemos visto amenazados y, de forma automática, se han puesto en marcha todos los mecanismos para salvaguardarnos.

Así que hemos descubierto esa supuesta colectividad solo porque somos una enorme cabeza neoliberal que se mueve al unísono y, si se toca uno de sus componentes, se derrumba la pirámide entera.

No, hijos míos, esto no es solidaridad colectiva. Es miedo. Sí, la verdad sea dicha: nos hemos unido porque estamos cagados.

Porque con esto no solo pueden morir negros, maricones, inmigrantes o pobres.

Y porque, en realidad, nunca pensábamos que esto nos tocaría a nosotros, punta de la pirámide del privilegio.

Hemos creado esta cadena de unión internacional porque encima de todo no hay ningún colectivo al que culpabilizar y, ante la falta de cabezas de turco, nos hacemos arrumacos psicológicos y nos consolarnos unos a otros con resignación sin poder echar mierda por la boca.

Lo único que me gustaría es que esta crisis nos sirva para hacernos reflexionar, y no solo para montar festivales musicales en los balcones, tan necesarios para no darnos tiempo a pensar.

Si esto puede servir para algo, que sea para que, cuando salgamos de esta, dejemos de hacer burda ostentación de nuestros privilegios occidentales y miremos un poquito más hacia los márgenes.

Nos hemos unido porque estamos cagados.

---
Carlos Barea es alumno del máster en Estudios LGBTIQ+ de la Universidad Complutence de Madrid (España).
Twitter: @CarlosBareaF
Facebook: https://www.facebook.com/cbareaf

----
Con información de Ramón Barea, publicado el 21 de marzo en Facebook: https://www.facebook.com/ramonbareamonge/posts/2799712860124690

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario