Servicios en comunicación Intercultural

El rol de las rondas campesinas en el estado de emergencia

Por José Luis Aliaga Pereira*

Servindi, 11 de agosto, 2020.- Después de pasar los primeros 15 días de cuarentena en la ciudad de Celendín; se nos convocó para ponernos a disposición de la Central de Rondas Campesinas Unitarias de nuestra provincia y vivir junto a ellas el rol que estas instituciones están desempeñando en la lucha contra la pandemia del nuevo coronavirus.

En esta oportunidad nos tocó ir al valle de Llanguat ya que en este acto tocaba a la ronda base de El Porvenir resguardar las fronteras del valle de Llanguat.

Tras colocar las tranqueras pudimos entender que ni la Policía ni el Ejército tienen el personal suficiente para cuidar el ingreso y salida de las fronteras de nuestra región.

Por esta razón ha resultado idóneo que la propia autoridad de gobierno convoque a las rondas de la provincia para su apoyo, lo que demuestra el papel que las rondas cajamarquinas desempeñan en la lucha que se tiene hoy contra esta enfermedad.
 

Foto: José Luis Aliaga Pereira

Estuvieron presentes en este acompañamiento miembros de la Plataforma Interinstitucional Celendina (PIC), el abogado Pablo Abdo, representante de GRUFIDES, que también defendió legalmente a las rondas en sus juicios, el profesor Marle Livaque, secretario de Educación y Cultura de las Rondas Campesinas y, por supuesto, la base ronderil del mismo valle de Llanguat.

Es importante mencionar que luego de la colocación de la tranquera, a la altura del río que lleva el mismo nombre del valle, el abogado Pablo Abdo, realizó un conversatorio de capacitación constitucional y legal sobre las atribuciones que tienen las Rondas Campesinas en el marco constitucional.
 

Foto: José Luis Aliaga Pereira

Asimismo,  compartió cuáles son las funciones que estas deben cumplir frente al estado de emergencia aprovechando también que los diferentes ronderos pudieron manifestar sus inquietudes respecto de la función que realizan en los caseríos donde ejercen jurisdicción. De esta manera la lucha de construcción en nuestra provincia, continúa.

Celendín: Rondas Campesinas, piedra en el zapato de operadores mineros

Preocupados por lo que pasa en el mundo, percibimos que en Celendín la actitud del llamado Comando COVID-19 de nuestra provincia, que borra con el codo (hechos) lo que escribe con la mano (conferencias de prensa) nos está empujando a un estado de incontrol y caos.

Por este motivo, el virus está saliendo de control y, como sucede en nuestro país y el mundo, tendrá como víctimas a personas de bajos recursos económicos pues Celendín no cuenta con la infraestructura necesaria y, por ende, con la atención médica oportuna y de calidad.
 

Foto: José Luis Aliaga Pereira

Vemos con tristeza que cuando las rondas campesinas estuvieron controlando de manera eficaz y eficiente el ingreso de los celendinos que llegan de otros lugares, las autoridades ningunearon esta voluntaria entrega de los ronderos, que no ganan un sol del estado porque, de manera sutil, les retiraron las raciones alimenticias que llegaban hasta el lugar en el que laboran: las tranqueras.

Al mismo tiempo, y esto parece una acción coordinada, dejan de hacerles partícipes de sus reuniones de coordinación. Mejor dicho ya no los invitan. El miércoles 3 de junio, por ejemplo, no fueron invitados.
 

Foto: José Luis Aliaga Pereira

Caso contrario pasó con la Policía Nacional del Perú (PNP), que debería haber estado presente en esta importante convocatoria, pero que brillaron por su ausencia; hecho que podríamos calificar, por esta irresponsabilidad, como un atentado contra la salud pública de parte de esta institución y del mismo Comando COVID19 que conoce muy bien que la policía no tiene el número de efectivos policiales para hacerse cargo de esta emergencia.

Sabemos muy bien que el Comando COVID-19 ha recibido apoyo económico por parte del Estado. También, según afirmó en una entrevista la que fuera directora del Ministerio de Salud, señora Claudia León Díaz, habrían recibido dinero de minera Yanacocha.

Niegan de manera solapada la intervención en el control de nuestras fronteras de una organización que, recientemente, fue felicitada por el Congreso declarando a sus miembros héroes nacionales.

Sin embargo, alegremente, su presidente actual, el señor alcalde provincial, resuelve que será la municipalidad la que contrate personal de serenazgo para el cuidado de los lugares en los que están guardando cuarentena nuestros paisanos. ¿Habrá aquí gato encerrado, llámese negocio? No lo sabemos.

¿Habrá aquí gato encerrado, llámese negocio? No lo sabemos.

Pese a todo esto, en su constante preocupación por servir de todo corazón y con más efectividad, a su comunidad; muchos presidentes de bases ronderas, incluyendo el presidente del Comité Central, estuvieron toda la tarde del 3 de julio de 2020, esperando a un representante de ESSALUD, para que les impartiera algunas charlas acerca de cómo prevenir y/o atacar esta pandemia.

El representante, nunca llegó, luego de haberse comprometido a hacerlo.
 

Foto: José Luis Aliaga Pereira

Nos preguntamos: ¿qué pasa con el Comando COVID19 de nuestra provincia? ¿Quieren solucionar este grave problema que se está agravando en la ciudad? ¿Darán cuenta al pueblo de todo lo recibido de parte del gobierno y de minera Yanacocha? ¿Cuánto han recibido y en qué lo gastaron?

¿qué pasa con el Comando COVID19 de nuestra provincia? ¿Quieren solucionar este grave problema que se está agravando en la ciudad?

Los ensayos de corretear a los ciudadanos por las calles ya terminaron. Ahora son los hechos los que cuentan. No basta hablar bonito frente a la prensa y en el trato a nuestras rondas campesinas así hagamos todo lo contrario.

Ahora, el virus se pasea como Pedro en su casa por las calles celendinas. Familias enteras se encuentran contaminadas sin saber cómo les sucedió esto; el mismo local municipal ha tenido que ser cerrado por la irresponsabilidad de sus empleados que asistieron a una "chicharronada".

El control de nuestras fronteras ya no existe y las personas que llegan a nuestra provincia ingresan sin que se les tome la prueba rápida y cumplan con los protocolos establecidos, como las llamadas cuarentenas.

Pese a todo lo que pasa, las rondas campesinas continúan creciendo en todo el territorio y con el aprecio popular. Hasta el momento son más de 18 bases de rondas como Shanipata, Alto Guayao, Molinopampa, Guayopampa Nuevo Horizonte, Nueva Libertad, Pallac Alto, Vista Alegre, Canden, Pizon Jorge Chávez, Macas, etc. las que han sido juramentadas en durante esta pandemia, por supuesto, respetando los procedimientos ordenados por el gobierno central.
 

Foto: José Luis Aliaga Pereira

La credibilidad en la justicia consuetudinaria, frente a la llamada justicia ordinaria que está paralizada, crece cada día más y, como lo afirman los ronderos que integran esta organización popular:

"ya no son los ladrones chicos los que nos preocupan; ahora son los ladrones grandes que quieren hacernos a un costado para que libremente ingresen a nuestro territorio e impongan sus proyectos extracctivistas, depredadores".

La cuarentena en Celendin no silenció la lucha del pueblo

El 3 de julio de 2020 es el aniversario del día en el que Ejército Peruano y la Policía Nacional asesinaron a cuatro ciudadanos celendinos y uno en la provincia de Bambamarca.

Ellos defendían pacíficamente junto al pueblo el intento de minera Yanacocha de destruir el agua de sus lagunas y bofedales del lugar denominado Conga, en Tragadero Grande (Sorochuco). Colectivos de Celendín rindieron homenaje a los caídos por las balas de la represión del gobierno de Ollanta Humala, aquel fatídico 3 de julio de 2012.
 

Foto: José Luis Aliaga Pereira

Con carteles, banderas y velas familiares y representantes de las Mujeres Defensoras de la Pachamama, de la FENMUCARINAP y de la Plataforma Interinstitucional Celendina, se posicionaron frente a la iglesia Virgen del Carmen, en la Plaza Mayor de la ciudad, donde, desde el inicio de la defensa de su derecho a la vida, 2009, siempre manifestaron su reclamo.

Luego, en horas de la noche, recorrieron los lugares en los que los, también llamados Mártires del agua, cayeron abatidos por las balas represivas del Estado. Al día siguiente, el 4 de julio, realizaron una misa virtual en su honor, oficiada por el párroco Lázaro Jara Paredes.
 

Foto: José Luis Aliaga Pereira

Foto: José Luis Aliaga Pereira

Por su parte, las Bases Regionales de Trabajadores de la Educación de Celendín (BARETRAEC) realizaron un plantón y manifestación en defensa de sus derechos como la educación gratuita y la exigencia de incrementar en un 6% del PBI el presupuesto para este importante pero marginado sector de la población peruana.

Días después, iniciaron de manera virtual, la reconocida a nivel nacional "Semana Magisterial", con ponentes invitados que apuntan a una enseñanza más acorde con la realidad y/o características de cada región de nuestro país.

El 22 de julio, el Colectivo Celendín Pueblo Mágico, que agrupa a los principales escritores y poetas de Celendín, presentó el 24 número de su revista Fuscán, un órgano informativo y cultural que defiende los intereses y el medio ambiente del pueblo Shilico.

En esta presentación denunciaron que la minera Yanacocha intenta manipular a los intelectuales cajamarquinos con propagandizados eventos como una llamada "Feria Virtual del Libro" con la que manifiestan preocuparse por la cultura cajamarquina y que la dirigió el conocido gerente de imagen de esta empresa minera y su familia, William Guillen Padilla.

En la misma línea de los eventos anteriores, colectivos celendinos, se solidarizan y articulan sus luchas en defensa de su territorio.

En efecto, el colectivo de Mujeres Defensoras de la Pachamama, representantes de FENMUCARINAP y de la Plataforma Interinstitucional Celendina se solidarizaron con la lucha que viene librando el pueblo de Espinar y la dignidad de las mujeres que están siendo violentadas en esta cuarentena que atraviesa nuestro país debido a la pandemia que azota el mundo.

Para ello, tomaron carteles, banderolas y banderas en la colina de San Isidro Labrador, en la parte alta de la capital de esta provincia, la tarde del 24 de julio.

El 25 de julio, los Jóvenes Organizados de Celendín (JOC), un grupo de artistas plásticos de la provincia, luego de pintar, con la autorización de sus propietarios, varios murales en las paredes de la ciudad, realizaron una exposición virtual en el centro mismo de la Plaza Mayor celendina.

Hermosos cuadros se mostraron durante casi todo el día en este lugar y en las redes sociales como Facebook Celendín libre y del mismo grupo JOC.

Foto: José Luis Aliaga Pereira

Foto: José Luis Aliaga Pereira

Foto: José Luis Aliaga Pereira

 

---
* José Luis Aliaga Pereira es comunicador y escritor cajamarquino. Es autor del libro “Grama Arisca, cuentos, relatos y anécdotas” y el cuento largo “El milagroso Taita Ishico”. Próximamente publicará "El cazador de viudas frescas y otros cuentos".

----
La serie Medios y Lenguas para el Buen Vivir es producido por Servindi con el apoyo de la Fundación Friedrich Ebert.

 

Te puede interear:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario