Servicios en comunicación Intercultural

La República significa la continuidad de la colonización de nuestros territorios

"La República criolla, la proclamada en 1821, debería ser reformada por una II República, popular, indígena y de todas las sangres. Ojalá lo tenga en cuenta nuestro nuevo presidente, el hermano Pedro Castillo Terrones" nos dice Teresita Antazú López, destacada lideresa del pueblo Yanesha quién nos comparte sus reflexiones críticas sobre el manido bicentenario de la Independencia del Perú.

Servindi, 28 de julio, 2021.- "Para el pueblo Yanesha, como para todos los pueblos indígenas de la Amazonía peruana, la República peruana, como las repúblicas de todo el continente, ha significado la continuidad de la colonización de nuestros territorios y la pérdida de todos nuestros derechos".

Así lo afirma Teresita Antazú López, lideresa y dirigente del pueblo Yanesha y gestora del Programa Mujer de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (Aidesep).

"Para los pueblos indígenas de la selva peruana, hoy, el Estado Republicano, es el peor enemigo que tenemos" explica Teresita.

Sus expresiones pueden parecer fuertes para quienes desconocen la realidad que avasalla a los pueblos indígenas y que ella conoce de cerca y en carne propia como dirigente comunal, local y nacional.  

"El Estado peruano desconoce nuestros derechos a la libre determinación, a nuestros territorios ancestrales, a nuestra lengua y nuestra cultura". Y es que la República peruana "dispone de nuestras tierras como si fueran su propiedad, desconociendo los tratados internacionales de derechos humanos".

"Hace concesiones petroleras, madereras o de cualquier tipo a empresas extranjeras y nacionales sobre nuestros territorios, sin tener en cuenta nuestro derecho al consentimiento previo, libre, informado y de buena fe" como lo establecen los estandares internacionales de derechos de los pueblos originarios.

"La República peruana tampoco respeta el derecho a la educación intercultural bilingüe (EIB) de nuestros hijos de acuerdos a nuestra cosmovisión, conocimientos y tecnologías, así como nuestros valores" prosigue Teresita.

"El 94 por ciento de maestros de las escuelas EIB no conocen profesionalmente la manera de trabajar con niños y jóvenes indígenas". Y el sistema de salud pública no reconoce nuestros conocimientos y tecnologías de salud.

"Por todo esto y mucho más, los yaneshas no tenemos nada que celebrar; sólo conmemorar una fecha de cambio de dominadores de nuestros pueblos.

Hacia una República popular, indígena y de todas las sangres

La relación del Estado peruano con los pueblos indígenas de la Amazonía peruana debería ser de respeto mutuo, sobre todo porque la República creada por los criollos de Lima y de la costa se hizo sobre territorios indígenas de cientos de pueblos que entregamos nuestros territorios para formar el nuevo Estado Republicano.

Por eso José de San Martín dijo: "Por la voluntad general de los pueblos......"; es decir, de aquellos pueblos cuyos territorios habían sido colonizados por el Estado español.

En 1821 los criollos no tenían territorios que aportar porque todos eran usurpados a los pueblos indígenas a favor de este territorio que luego se llamó Perú.

"El Estado Republicano debería tener a los pueblos indígenas en un lugar especial para agradecerles por su aporte al nuevo Estado; y, sin embargo, nos siguen tratando peor que el colonizador español" remarca Teresita.

"La República criolla, la proclamada en 1821, debería ser reformada por una II República, popular, indígena y de todas las sangres. Ojalá lo tenga en cuenta nuestro nuevo presidente, el hermano Pedro Castillo Terrones".

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario