Servicios en comunicación Intercultural

¿Realmente Perú Libre quería llegar a ser gobierno nacional?

En un momento como el actual, se debe tener la sagacidad suficiente para generar poder popular de abajo hacia arriba en cada poblado y comunidad en camino, precisamente, hacia la autoconvocatoria de una Asamblea Constituyente Popular. Es momento de curarnos de esa miopía política o la vieja costumbre de considerarse los únicos y puros en un conglomerado amplio y diverso.

 

Por Felipe Torres Andrade*

22 de octubre, 2021.- Cerraremos este ciclo de comentarios sobre el proceso electoral 2021 con uno que, lamentablemente, refleja la continua practica de muchos de los que claman por cambios y, cuando adquieren algunas responsabilidades, les es más fácil “jugar” a ser contestatarios u oposición. Lo que debemos entender es que, si se aspira a ser gobierno, la organización que lo desea tiene que cumplir con algunos requerimientos básicos y si es representando a los sectores del campo popular con mayor razón.

Sin embargo, en el caso de Peru Libre (PL) y a la luz de todo lo acontecido, previo a la segunda vuelta especialmente y luego lo sucedido hasta hoy, se advierte una serie de limitaciones y carencias de tipo ideológico teniendo en cuenta la situación política y la trascendencia del momento electoral 2021 vinculado a la conmemoración del Bicentenario. 

una cosa es el Ideario del partido y otra el Plan o Programa de Gobierno

Es bueno tener muy en claro que una cosa es el Ideario del partido y otra el Plan o Programa de Gobierno. El primero fija los lineamientos ideológicos y el objetivo estratégico del partido, mientras que lo segundo muestra lo que se deberá hacer cuando se es gobierno para satisfacer las necesidades prioritarias de la población en general, tanto en el corto, mediano y el plazo total que dure el gobierno, en nuestro caso cinco años. Como es de conocimiento público PL nunca mostró un Plan de Gobierno. Y el denominado Plan de Gobierno del Bicentenario fue elaborado recién para la segunda vuelta y con la participación de personas, en muchos casos, que no tenían vinculación orgánica con PL.

Pese a tener experiencia de Gobierno Regional, en ningún momento mostraron los cuadros técnicos que pudiesen confrontar a los partidos de la derecha, Inclusive para los debates de la segunda vuelta fueron personas que PL los considera “caviares” e “invitados” los que salieron al frente en representación de Pedro Castillo y PL. Ya en un comentario anterior hacíamos hincapié en que fue Izquierda Unida la que si contaba con un Programa de Gobierno bien elaborado y con una cantidad de personas calificadas suficiente para ejercer los cargos públicos.

el tema de los cargos públicos de confianza es otro “talón de Aquiles”, no solo de Pedro Castillo sino de PL principalmente

Precisamente el tema de los cargos públicos de confianza es otro “talón de Aquiles”, no solo de Pedro Castillo sino de PL principalmente. Siendo este Gobierno Popular, de centro izquierda, opuesto a los gobiernos neoliberales tenía que demostrar en principio que contaba con personas idóneas, tanto moral como técnico profesional, y que era el partido de gobierno quien tenía la obligación de ponerlos a disposición del presidente. Esto fue otro déficit de PL.

Por consiguiente, la designación del primer equipo de ministros, no solo reafirma lo descrito hasta ahora sino que, empezó a mostrar públicamente a dirigentes de PL con poca intención de fortalecer su gobierno porque, sin un mínimo de coherencia entre la teoría y los hechos, cedían ante la derecha congresal. Esto quedó muy claro cuando el anterior presidente del Consejo de Ministros, ante las críticas de la derecha, de manera presurosa les pidió la renuncia a los exministros Héctor Béjar e Iber Maraví.

Los dirigentes de PL sabían cuáles eran las reglas de juego con las que estaban participando en estas elecciones, por lo tanto el ganarlas sin mayoría absoluta en el congreso significaba tener una serie de obstáculos para empezar a implementar de inmediato proyectos de cambio, como por ejemplo lo de la Asamblea Constituyente, y era necesario desarrollar una política de alianzas con organizaciones políticas afines y gremios de trabajadores y del pueblo. Había necesidad de potenciar el denominado Frente Nacional por la Democracia y la Gobernabilidad de manera más amplia y sin hegemonismos sectarios, pero en lugar de formalizar dicho frente empezaron a llamar “caviares” o “invitados” de manera despectiva a quienes no eran militantes de PL. De esa manera debilitaban al gobierno en lugar de consolidarlo.

Había necesidad de potenciar el denominado Frente Nacional por la Democracia y la Gobernabilidad de manera más amplia y sin hegemonismos sectarios

Lo ocurrido con la bancada de PL en el congreso ya linda con la ingenuidad, la negligencia, la desorganización o la carencia de objetivos que los han hecho llegara a ese espacio. Claro está que la responsabilidad no es de todos por igual.

Entonces la pregunta es ¿Realmente PL quería llegar a ser gobierno nacional? o ¿Acaso lo único que PL quería era  superar la valla electoral, colocar algunos congresistas y obtener los millones de soles para su próxima campaña?¿No esperaban que Pedro Castillo llegaria a ser Presidente por eso el partido no se preparó para sostenerlo?¿Por qué en apenas dos meses y medio de gobierno, de los cinco que les corresponde, abandonan esa gran responsabilidad y se convierten en oposición.

PL está dejando pasar la única gran oportunidad que hasta hoy tiene el pueblo desposeído de poder aspirar a cambios y mejoras de tipo económico y social, incluso bajo este modelo económico basado en leyes y normas sostenidas por la espuria Constitución de 1993. Todo depende del apoyo organizado que pueda tener el Presidente Pedro Castillo para eso.

Pero lo más importante es que, en un momento como el actual, se pueda tener la sagacidad suficiente para generar poder popular de abajo hacia arriba en cada poblado y comunidad en camino, precisamente, hacia la autoconvocatoria de una Asamblea Constituyente Popular. Es momento de curarnos de esa miopía política o la vieja costumbre de considerarse los únicos y puros en un conglomerado amplio y diverso, persistir en esas acciones dará motivo a otra oportunidad perdida; y esto, sin duda alguna, merecerá un posterior juzgamiento de quienes el 2021 respaldamos la propuesta de cambio.

(escrito el 19 de octubre de 2021).

---
* Felipe Torres Andrade es docente y luchador social magisterial y popular.

----
Fuente: Publicado en el blog Mi palabra el 20 de octubre de 2021.

 

Te puede interesar:

Consolidar el carácter popular progresista del gobierno de Castillo

El segundo equipo ministerial debe, en principio, ordenar el trabajo del ejecutivo de manera coordinada y mejorando los filtros para la designación de autoridades “de confianza” y en segunda instancia consolidar el carácter Popular Progresista del Gobierno de Pedro Castillo ejecutando acciones propuestas en la campaña electoral y que, dentro de las reglas de juego de la burguesía, se pueden dar cumplimiento de inmediato. Seguir leyendo...

 

Los desafíos de Castillo y el camino democrático

Foto: Agencia Andina

Los pueblos recorren dos caminos esenciales en su búsqueda de emancipación y felicidad: el camino autoritario y el camino democrático. Ambos no son bloques monolíticos ni impermeables, sino tendencias, principios que se traslapan en su devenir. Seguir leyendo...


Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario