Servicios en comunicación Intercultural

El otro coronavirus

Foto: Agencia Andina

Lo que veo todavía es sangre en los ojos de los que perdieron la corona cuando les disolvieron el congreso, pero para mantenerla se han convertido en un nuevo virus: “el otro coronavirus”.

Por Julio Failoc Rivas

SER, 19 de mayo, 2020.- Desde hace algún tiempo, primero con acídas críticas, luego con sus troles agresivos en las redes sociales, y, últimamente, de forma virulenta, organizada, y con nombres propios, ha venido acechando una nueva versión del coronavirus que amenaza el país.

Es tan o más letal para nuestro país que el Covid-19, tan nefasto y peligroso, porque a diferencia de un virus común y corriente, éstos son “vivos” que se movilizan con el objetivo de que el gobierno fracase en su lucha contra el coronavirus, sin importarle que en el camino se pierdan miles de vidas.

La campaña empezó con una declaración destemplada de la congresista fujimorista Martha Chávez: “Si alguien duda que hay una mano que mueve la cuna para usar la epidemia del COVID-19 en favor de la imagen de Vizcarra, ahí tienen una muestra. ¡Apoyar y cumplir las medidas de aislamiento social y otras dispuestas ante el contagio, no nos hace ciegos ni torpes, menos ayayeros!!”Le siguieron en esta campaña, de manera sostenida y encarnizada, el trio Rey, Barba y Tudela, el inefable Butters, el furibundo Mulder, el topo Vitocho, entre otros.

Pero la cosa no quedó allí, sino que arreció de manera violenta con cientos de troles en todo el país, intentando desprestigiar al gobierno en su lucha contra el COVID-19, colocando noticias falsas, como las cifras descomunales de los sueldos del presidente y de sus ministros, comparándolas con el sueldo mínimo con la finalidad de escandalizar a la población, o las "renuncias" de sus ministros en plena pandemia para demostrar un caos y desgobierno, y los supuestos robos, además de los que ya se habían denunciado para proyectar una imagen de un gobierno con corrupción generalizada, entre otras noticias falsas.

La situación fue tan dura que obligó al Ministerio de Justicia a pronunciarse en torno a las personas que difundan información falsa para obtener provecho o generar perjuicio a terceros con una represión de 2 a 4 años de pena privativa de la libertad.

Sin embargo, la agresión contra el gobierno empezó a tornarse más peligrosa y orgánica con la exigencia de la renuncia del Ministro de Salud por parte del Colegio Médico, lo que trajo consigo la renuncia de varios miembros del Comando Covid pertenecientes a este gremio. A ello se sumó, el “curioso y casual” pronunciamiento del Apra que también exige la renuncia del Ministro Zamora.                

El gobierno ha cometido muchos errores que no están exentos de la crítica, pero lo sucedido está poniendo en riesgo, no solo la unidad de todos los peruanos, sino también la legitimidad del presidente de la República, que tanto se necesita, para la lucha frontal contra el coronavirus.

Lo que veo todavía es sangre en los ojos de los que perdieron la corona cuando les disolvieron el congreso, pero para mantenerla se han convertido en un nuevo virus: “el otro coronavirus”, que como dice mi amigo Paulo Rejas, “son políticos sin escrúpulos que, en medio de la peste y los muertos, danzan su cortejo fúnebre como un pavo real desplegando su plumaje. Provoca asco verlos hacer campaña presidencial, en medio de la crisis más grande que hemos atravesado desde la Guerra del Pacífico”.  De mi parte, nunca he estado más de acuerdo con él.

----
Fuente: Servicios Educativos Rurales (SER): http://www.noticiasser.pe/opinion/el-otro-coronavirus
Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Comentarios

Un excelente artículo que dice la triste verdad!

Añadir nuevo comentario