Servicios en comunicación Intercultural

Gobierno Wampis deslinda de actos violentos y retención de trabajadores

Vista de la cordillera del Kamapankias desde el Río Kanus – Santiago – Foto: Levi Achampash Panquiez / GTANW

Servindi, 30 de octubre, 2022.El Gobierno Territorial Autónomo de la Nación Wampís deslindó de las acciones de violencia que están ocurriendo en la comunidad Chapra de Shoroya Nuevo y de la retención de cuatro trabajadores de Petroperú.

Mediante un pronunciamiento el Gobierno Wampis explica que el descontento de la población se origina en la forma cómo las autoridades y la empresa abordan el tema del derrame del KM 177 del Oleoducto Norperuano (ONP).

Sin embargo, el Gobierno Wampis y la comunidad Mayuriaga “siguen apostando por el diálogo y por los mecanismos que de acuerdo a ley se deben seguir para atender este tipo de problemáticas”.

Petroperú atiza conflicto interétnico

El Gobierno Wampis denuncia que han transcurrido 45 días del derrame sin que se atienda como es debido el derrame y Petroperú deliberadamente excluye a la comunidad Mayuriaga del diálogo con las autoridades a pesar que las autoridades comunales llegaron a Lima. 

“Creemos que dicha actitud se debe a intenciones de la empresa de generar un conflicto interétnico para así dilatar y evadir su responsabilidad de remediar el derrame” indica el pronunciamiento wampis.

Si bien los reclamos de la comunidad Shoroya Nuevo pueden ser justos, debe primar el espíritu del diálogo y el bienestar de las personas, indica el Gobierno Wampis.

Finalmente, pide un espacio de diálogo pertinente donde no sólo se aborde la agenda urgente del derrame del km 177, sino la problemática de la falta de adecuación del oleoducto norperuano en los territorios amazónicos.

A continuación el pronunciamiento completo del gobierno wampis:

 

Deslindamos de actos violentos y retención de trabajadores de Petroperú

El Gobierno Territorial Autónomo de la Nación Wampís se ve en la obligación de deslindar de las acciones de violencia preocupantes que están sucediendo en la comunidad Chapra de Shoroya Nuevo, debido al descontento de la población con cómo se está abordando el tema del derrame del KM 177 del Oleoducto Norperuano (ONP).

El territorio de la Nacion Wampís del lado de la cuenca del Kankaim (Morona) ha sufrido en los últimos años graves derrames a causa del mal estado del Oleoducto norperuano, siendo el más cuantioso en febrero de 2016 en el territorio de la comunidad Mayuriaga. Ese mismo año, Osinergmin multó a Petroperú con más de 12 millones de soles por no haber adecuado sus instalaciones para mantener el oleoducto. Es decir, era comprobado que Petroperú incumplió la normativa nacional sobre el transporte de hidrocarburos a expensas del ambiente y del bienestar de los pueblos originarios cuyos territorios han sido invadidos por dicha infraestructura.

Este año se ha vuelto a dañar el territorio de la Nación Wampís y vulnerar los derechos de diversas comunidades a lo largo del río Kankaim. El derrame en el km 177 del ONP lleva más de 45 días sin ser atendido como se debe, a causa de los conflictos que genera el descontento por los incumplimientos de la empresa Petroperú. Por si fuera poco, la empresa está deliberadamente excluyendo a la comunidad de Mayuriaga de los diálogos al respecto, negándose a sostener una reunión con ejecutivos de alto nivel y autoridades de la comunidad, quienes llegaron esta semana a Lima esperando que atiendan sus demandas. Creemos que dicha actitud se debe a intenciones de la empresa de generar un conflicto interétnico para así dilatar y evadir su responsabilidad de remediar el derrame.  

A pesar de ello, la comunidad de Mayuriaga y el Gobierno Territorial Autónomo de la Nación Wampís siguen apostando por el diálogo y por los mecanismos que de acuerdo a ley se deben seguir para atender este tipo de problemáticas. En tal sentido, el GTANW deslinda de las acciones tomadas contra cuatro trabajadores de la empresa Petroperú por la comunidad hermana de Shoroya Nuevo. Creemos que, por más justos que sean los reclamos, debe primar el espíritu del diálogo y el bienestar de las personas.

Por ello, reiteramos nuestra apertura hacia el Estado para resolver de la mejor manera posible esta problemática. Pedimos un espacio de diálogo pertinente donde no sólo se aborde la agenda urgente del derrame del km 177, sino la problemática de la falta de adecuación del oleoducto norperuano en los territorios amazónicos.

Soledad, 29 de octubre de 2022
 

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario