Servicios en comunicación Intercultural

Perú se ahoga y muere por falta de oxígeno y burocracia estatal

Foto: Diego Ramos de Ojo Público

Servindi, 31 de julio, 2020.-  Pese a la ola de contagios y muertes en Arequipa, una donación de 20 000 litros de oxígeno semanales para este departamento y para Moquegua se tardó casi dos meses en concretarse.

El encargado de acelerar el trámite de donación de la empresa minera Southern Perú fue Vicente Zeballos, extitular de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM).

La burocracia que se ejecutó para aceptar la donación de oxígeno ahogó a Arequipa, porque en los casi dos meses de gestión la cifra de muertos por coronavirus se incrementó alrededor de 19 veces más.

El 22 de mayo, día que Southern ofreció la donación de oxígeno, Arequipa registraba 42 fallecidos, según la Gerencia Regional de Salud de Arequipa.

Mientras que, el 22 de julio, fecha en que recién se recibió el primer camión cisterna de oxígeno líquido donado, Arequipa ya registraba 785 muertos por COVID-19.

Si Zeballos hubiese liderado una gestión rápida y acertada para concretar la donación se podría haber asistido con oxígeno a más 700 arequipeños.

Frente a la falta de celeridad para aceptar la donación de Southern, la Comisión de Fiscalía del Congreso citó a Zeballos para que responda sobre la gestión que realizó con el oxígeno.

El expremier se presentó recién el 29 de julio ante la comisión y se defendió indicando que en ningún momento hubo sesgo político para rechazar el apoyo de la empresa privada durante la emergencia sanitaria.

Asimismo, informó que, si bien la PCM se encarga de la gestión, no puede ir en contra de los procedimientos que tienen las entidades correspondientes del Ministerio de Salud (Minsa).

La burocracia ejecutada aún en tiempos de emergencia afectó gravemente a Arequipa, convirtiéndola en uno de los epicentros de la pandemia en el país.

En Arequipa las muertes por coronavirus se incrementaron desde la primera semana de junio. Foto: Diego Ramos de Ojo Público

Cronología de la burocracia estatal que asfixió a Arequipa

22 de mayo: La minera Southern Perú ofrece a Vicente Zeballos, aquel entonces premier, una donación de 20 000 litros de oxígeno semanales para los hospitales de Arequipa y Moquegua.

4 de junio: Víctor Zamora, en ese momento ministro de Salud, anunciaba que el país no tenía capacidad para producir oxígeno medicinal en cantidades suficientes, por eso, el Gobierno evaluaba mercados para importar oxígeno.  

12 de junio: Este día el Gobierno aprueba una orden de servicios para que la empresa Praxiar Perú realice una prueba al oxígeno ofrecido, en base a ello se determinaría si se acepta la donación.  

17 de junio: El Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud (Cenares) aprueba luego de cinco días el viaje terrestre para que el personal de Praxair Perú analice la muestra de oxígeno.

En vez de hacer la prueba in situ, porque los técnicos cuentan con los equipos necesarios. Deciden analizarlo en Lima.

19 de junio: Praxair Perú analiza la muestra, la misma que lleva solo horas efectuar. El informe permanece en la empresa sin ser entregado a las instituciones correspondientes. Pese a la crisis sanitaria el Minsa tampoco solicita la evaluación.

En paralelo, las muertes por asfixia se incrementan en el país.

22 de junio: Praxair remite el informe a Cenares. Los resultados indican que en el oxígeno existe un contenido de humedad ligeramente superior a lo permitido por el Minsa. 

3 de julio: A más de un mes del ofrecimiento de la donación de oxígeno.  Se solicita de nuevo a Praxair otro análisis.

7 de julio: Tras meditarlo unos días, Praxair toma una nueva muestra.

10 de julio: Cenares recibe los resultados del análisis de la segunda muestra.

14 de julio: Teniendo la posibilidad de enviar los resultados que aprueban el oxígeno donado por Southern, Cenares recién lo hace cuatro días después.

19 de julio: El Gobierno ordena, después de casi dos meses, la distribución del oxígeno donado.

Burocracia que asfixia y mata

Ante la crisis generada por la falta de oxígeno en el país, el 22 de mayo representantes de la minería Southern proponen a Vicente Zeballos, expremier, la entrega de 20 000 litros semanales de oxígeno.

La donación abastecería a los hospitales de Arequipa y Moquegua, pero esta entrega de oxígeno recién se concretó luego de casi 60 días de la propuesta y gracias a la llegaba de un nuevo gabinete.

Un funcionario de la empresa minera reveló que se conversó directamente con Vicente Zeballos, pero su respuesta no fue inmediata.

El expremier Zeballos derivó la oferta al Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud (Cenares) para su análisis. Se trata de un organismo que depende del Minsa.

Luego de que el oxígeno fuese analizado, el Cenares advirtió que la pureza del mismo era de 98.45 %, un nivel apenas menor al 99 %, que era lo que entonces exigía la ley peruana.

Sin embargo, varios días después, el Ejecutivo mediante el Decreto de Urgencia 066-2020, publicado el 4 de junio, modificó ese requerimiento y adoptó el estándar internacional, que consta de una concentración de 93 %.

Ese decreto se debió publicar al conocer los resultados, porque el mismo día de la modificación de la norma, el exministro de Salud anunciaba que el país no tiene la capacidad de producir oxígeno medicinal en cantidades suficientes.

Por eso, el Gobierno está explorando mercados para importar oxígeno. Pese al anuncio de Zamora que advertía que el país atraviesa una crisis por la falta de oxígeno, aún no se respondía la propuesta de Southern.

La cifra de fallecidos por coronavirus no se detenía, al contrario, se incrementaba.

Para el 10 de julio, Cenares analiza la segunda prueba de oxígeno. Esta vez el estudio señaló que el oxígeno donado es el adecuado, sin embargo, el 14 de julio recién emiten un informe de aprobación.

Ante la presión y denuncias de periodistas, la donación del oxígeno de Southern fue concretada recién el 19 de julio bajo la autorización de un nuevo gabinete.

Esto representa que una gestión del Estado puede tardar hasta 60 días para aceptar una donación de oxígeno, que es vital para salvar vidas y enfrentar la crisis sanitaria en el Perú. 

El 22 de julio, el hospital Honorio Delgado Espinoza de Arequipa recibió  el primer camión cisterna de oxígeno líquido, donado por la empresa Southern Perú. Foto: Andina

Aires nuevos

El último domingo, el nuevo jefe de la PCM, Pedro Cateriano, fue consultado en una entrevista sobre el retraso de la donación de oxígeno para Arequipa.

La periodista comentó que en Twitter existía información de que recién se autorizó la donación de oxígeno a Arequipa cuando usted ingresó, mientras que el anterior premier no permitía.

Ante ello, Cateriano respondió: “Lo que yo quiero es, dentro de la medida de mis atribuciones, modificar este criterio que hemos venido aplicando como si fuera un periodo de normalidad, pero estamos en estado de emergencia”.

Asimismo, indicó desarrollará una política de puertas abiertas con todos, porque considera a la empresa privada como fuente generadora de la riqueza. Entregará facilidades, sin violentar la orden legal.

 

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario