Servicios en comunicación Intercultural

G20 ratifica Acuerdo de París, salvo EE.UU.

Grupo de países con las economías más desarrolladas ratificó los compromisos asumidos en el Acuerdo de París. Sin embargo, Donald Trump se reafirmó en su postura de mantener a Estados Unidos fuera de este acuerdo. Pese a criticar las políticas ambientales globales, Jair Bolsonaro no retiró a Brasil de este documento.

Por José Díaz

Servindi, 1 de julio, 2019.- El pasado fin de semana se cerró a nivel de política internacional con la celebración de la cumbre anual del G20 que este año tuvo lugar en Osaka (Japón). Uno de los puntos más importantes de la agenda para este año fue la ratificación del Acuerdo de París. El resultado final de este encuentro fue positivo, salvo por el rechazo de los Estados Unidos.

Durante el encuentro que reúne anualmente a los 20 países más desarrollados del planeta, el presidente de Francia, Emmanuel Macron y la canciller de Alemania, Angela Merkel exhortaron a sus homólogos a mantener la postura asumida en la pasada cumbre del G20 en Buenos Aires. Sin embargo, Donald Trump mantiene su política anti-ecológica de alejar a EE.UU. del pacto ambiental global.

La sorpresa en Osaka la dio Brasil. En los últimos meses el presidente brasileño Jair Bolsonaro hizo una serie de declaraciones que se interpretaron como signos de rechazo al Acuerdo de París.

No obstante, finalmente el líder brasileño optó por mantener a su país dentro del pacto asumido en 2015. De esta manera, Donald Trump se mantiene como el único presidente del G20 que rechaza institucionalmente el Acuerdo de París.

El G20, el grupo de países con las economías más desarrolladas, sostiene reuniones anuales en las que se discuten diversos aspectos de la agenda global. En los últimos años, el cambio climático y la lucha contra el calentamiento global se han convertido en temas prioritarios en este tipo de encuentros.

Participación civil

Sin embargo, ya se ha convertido en una tradición de las cumbres del G20 que en paralelo ocurran protestas de la sociedad civil en contra de los políticos participantes en estos encuentros. Al igual que ocurrió en Argentina en 2018, este año en Osaka un grupo de activistas ecologistas protestó en contra de las políticas económica del primer ministro de Japón, Shinzō Abe.

Al líder político japonés se le acusa que no promover políticas de renovación energética. De hecho, los combustibles fósiles aportan el 8,7% de la energía en Japón, mientras que el carbón aporta un preocupante 39,8%. Por esta razón, los grupos ecologistas japoneses han acusado a la economía de su país de manejarse con “hipocresía ambiental”.

“Abe todavía financia el carbón mientras otros países piden que abandone estas energías. Para ser un verdadero líder, Abe debería tomar medidas contra el cambio climático”, expresaron los protestantes a través de un comunicado que se difundió en Osaka.

Te puede interesar

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario