Servicios en comunicación Intercultural

Donald Trump se niega a dictar cuarentena por el coronavirus

Pese a que las cifras de contagios en Estados Unidos han aumentado hasta en 142 mil infectados, el presidente norteamericano se niega a ordenar la cuarentena. Algunas medidas suaves de aislamiento han sido dictadas en Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, pero ninguna medida firme hasta el momento.

Por José Díaz

Servindi, 30 de marzo, 2020.- En los últimos días las cifras sobre el número de contagios del COVID-19, conocido como coronavirus, se ha descontrolado en los Estados Unidos. Al cierre del último fin de semana se contaba en 142 mil los infectados y más de 2 mil fallecimientos, siendo Nueva York el principal foco con 59 mil casos, seguido de Nueva Jersey con 13 mil.

Sin embargo, estas cifras dramáticas parecen no cambiar la percepción del presidente norteamericano Donald Trump quien sigue resistiéndose a ordenar una cuarentena obligatoria a nivel nacional. Aunque sí ha extendido las medidas de distanciamiento social, reflejadas sobre todo en la cancelación de eventos masivos hasta el 30 de abril.

No obstante, ante el pedido de los gobernadores locales, Donald Trump anunció que en la Casa Blanca se estaría evaluando la posibilidad de tomar esta decisión para los estados de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut. Aunque, como él mismo lo afirmó. “Sería por un corto tiempo”.

Pese a su negativa de ordenar la cuarentena, sutilmente Donald Trump ha ido cambiando su posición frente al manejo de la crisis por el coronavirus. A diferencia de hace una semana, en la que planteaba mantener la apertura total del país, ahora evalúa medidas suaves de aislamiento siempre receloso de no impactar en la economía nacional.

Mentiras y aprovechamiento político

En los Estados Unidos, el coronavirus ha caído como una bomba de estruendo en medio de la campaña electoral. Hasta hace unas pocas semanas, en medio de un mitin de campaña en Carolina del Norte, Donald Trump desafiaba a los científicos afirmando, sin evidencia empírica, que con la llegada del verano el virus se frenaría: “Cuando el clima se calienta un poco, desaparece milagrosamente”.

A fines de marzo, aunque la temperatura subiera en el norte de los EE.UU., las cifras de infecciones se dispararon. La Casa Blanca aprovechó esta oportunidad para sacar un fondo de salvataje de US$ 2 mil millones que se distribuirán entre familias afectadas y el sector privado cuyas actividades se verán impactadas por el virus.

Más de 3 millones de personas ya han solicitado las ayudas económicas al Estado norteamericano, lo que ha hecho que más de uno vea esta medida como un gesto de aprovechamiento político. Lo cierto es que en medio de toda esta crisis la popularidad de Donald Trump ha crecido sustancialmente en las últimas semanas.

Lejos de afectarlo, sus mentiras parecen más bien beneficiar su imagen política. Aunque el propio epidemiólogo de la Casa Blanca, Anthony Fauci haya puesto al descubierto a Trump en más de una oportunidad con frases como: “Tienes que entender que tú no haces la agenda; el virus hace la agenda”. ¿Entenderá esto el presidente norteamericano?

 

Te puede interesar:

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario