Servicios en comunicación Intercultural

Más de 52 millones de personas caerían en la pobreza en la región

 Río de Janeiro, 27 de mayo, 2020. Foto: Ana Carolina Fernandes

Cerca de la mitad de la población de esta región vive del día a día, la opción para ellos es exponerse al contagio o morir de hambre.

Servindi, 30 de julio, 2020.- América Latina y el Caribe no solo se ha convertido en el epicentro de la emergencia sanitaria de la COVID-19, sino también en la región con la mayor crisis económica.

La pandemia del coronavirus ha generado un retroceso económico de 15 años para esta región. Se estima que 52 millones de personas caerían en la pobreza y 40 millones perderían sus empleos este año.

Así lo revela el nuevo informe de Oxfam titulado “¿Quién Paga la Cuenta?”, en el que analiza la crisis económica de la región y propone reformas para que se apliquen sobre quienes más tienen.

Realidades opuestas

Pese a que la COVID-19 golpea con fuerza a esta región que afrontará una contracción del 9.4 %, una de las más severas del planeta, la crisis económica no afecta a todos por igual.

Desde el principio de los confinamientos, han surgido 8000 millonarios nuevos en la región, es decir, 1000 millonarios nuevos cada dos semanas.

La riqueza de esta élite ha crecido un 17 % desde mediados de marzo: USD 48 200 millones.

Mientras que, la mitad de la población de esta región vive del día a día y la informalidad es la realidad del mercado laboral. Su opción es exponerse al contagio o morir de hambre.

Los confinamientos han acabado con los ahorros de la gran mayoría de ciudadanos de la región, además, han desnudado la debilidad de los servicios públicos que no garantizan los derechos de los más necesitados.  

En cambio, ser extremadamente rico en América Latina y el Caribe te convierte prácticamente en inmune a esta crisis económica.

Reformas de igualdad

La investigación informa que durante las últimas décadas se han desmantelado los esquemas de impuestos a las grandes fortunas. En la actualidad solo tres países cuentan con impuesto al patrimonio: Argentina, Colombia y Uruguay.

Con este diseño actual de impuesto al patrimonio se podría recaudar, en el mejor de los casos, un total de USD 281 millones de los mil millonarios de la región.

Si se aplicara un impuesto extraordinario a las grandes fortunas, entre el 2 % y el 3,5 % sobre los patrimonios por encima de USD 1 millón, se recaudaría hasta USD 14 260 millones, cincuenta veces más.

Si se aplicara un impuesto extraordinario a las grandes fortunas, entre el 2 % y el 3,5 % sobre los patrimonios por encima de USD 1 millón, se recaudaría hasta USD 14 260 millones, cincuenta veces más.

Según Oxfam, la pérdida de ingresos fiscales para este 2020 podría rozar el 2 % del PIB de la región, es decir, USD 113 391 millones, aproximadamente equivalente al 59 % de la inversión pública en salud de toda la región.

Por eso, la investigación propone cinco reformas urgentes para cubrir parcialmente la caída de ingresos públicos. El coste de recuperación económica debe recaer principalmente sobre quienes menos han sufrido la crisis.

A continuación, mencionamos las reformas fiscales de urgencia que ha diseñado el último estudio de Oxfam:

  • Impuesto extraordinario a las grandes fortunas.
  • Paquetes de rescates públicos a grandes empresas con condiciones.
  • Impuesto a los resultados extraordinarios de grandes corporaciones.
  • Impuesto digital.
  • Reducir la carga tributaria de hogares empobrecidos.

Estas medidas ayudarán a proteger a las personas más vulnerables de la región y ayudarán a romper con los tabús tributarios y los dogmas económicos del pasado.

Para leer el nuevo informe debes descargarlo en el siguiente enlace:

 

Te puede interesar:

 

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario