Servicios en comunicación Intercultural

¡Ronda informativa!: La noticia en la voz de sus protagonistas

Servindi, 28 de marzo, 2020.- En esta edición escuche a: Antonio Peña Jumpa, docente de la PUCP; Fredy Gerónimo, presidente de la organización Kanuja; Yeny Paucar, comunicadora aimara y Ángel Valerio, presidente de la Central Asháninka del Río Ene (CARE). 

Antonio Peña Jumpa, docente de la PUCP

Ante las fallas estructurales del bono de 380 soles para afrontar la crisis de la pandemia desatada por el coronavirus urge rediseñar el plan de ayuda del gobierno con la participación enfática de las autoridades municipales que permita llegar con objetividad a las familias más necesitadas.

Así lo planteó Antonio Peña Jumpa, profesor de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

El cambio de metodología radical permitirá a los gobiernos municipales, con la ayuda de las organizaciones locales, identificar a las verdaderas familias vulnerables y asignar el subsidio a grupos familiares.

El profesor Peña Jumpa advirtió que el subsidio de 380 soles presenta falencias debido a que no se basa en registros actualizados. La base de datos no se conecta con los municipios y no incluye a las zonas agrícolas de las áreas rurales.  

Fredy Gerónimo, presidente de  Kanuja

Las comunidades indígenas de Pangoa, en la selva central del Perú, se enfrentan a la pandemia del coronavirus en condiciones adversas, como es la ausencia del agua potable.

Dialogamos con Fredy Gerónimo, presidente de la Unión Asháninka Nomatsiguenga del Valle de Pangoa, federación representativa de 57 comunidades nativas.

Fredy Gerónimo afirma que en las comunidades existen capacidades en temas de salud; sin embargo, la realidad de sus hogares es limitada debido a que todas las comunidades carecen de agua potable y deben hacer fila para poder acceder al agua “entubada”

Para frenar el brote del coronavirus la organización KANUJA ha decidido restringir de forma estricta el ingreso de turistas a sus comunidades. La instancia encargada de cumplir esta decisión se efectúa a través de los comités de autodefensa.

La estricta acción preventiva se realiza debido a que las comunidades del valle de Pangoa carecen de un puesto de salud cercano para atender casos de emergencia como un posible contagio de coronavirus u otras emergencias como la malaria, sostuvo Fredy Gerónimo, el presidente de KANUJA.

Yeny Paucar Palomino, comunicadora aimara

Desde la zona surandina dialogamos con la comunicadora aimara Yeni Paucar Palomino, miembro de la Red de Comunicadores indígenas de la Región Puno e integrante de Unión de Mujeres Aymaras del Abya Ayala (UMA).

Yeni alerta que la frontera con Bolivia, en la zona de Copacabana, no está cerrada por completo y existe el riesgo de contagios por el coronavirus.

La comunicadora aimara informó que las comunidades puneñas están preocupadas porque el único hospital público Manuel Nuñez Butrón, con más de medio siglo de existencia, colapsó desde hace mucho tiempo.

La situación de las postas de salud en las poblaciones es lamentable, indica Yeni Paucar, y el personal no estaría capacitado para atender situaciones como una pandemia de coronavirus.

La comunicadora transmite el pedido de la población que demanda a las autoridades cumplir con sus promesas electorales para proteger a los ciudadanos en estos tiempos difíciles.

Ángel Valerio, presidente de CARE

El presidente de la Central Ashaninka del Río Ene, Ángel Valerio, alerta que las comunidades de la cuenca del Ene se encuentran desprotegidas para afrontar el brote del coronavirus. Un diagnóstico revela que el 93.5% de su población padece desnutrición crónica y un 90% anemia, asevera Ángel Valerio.

El presidente de la CARE manifiesta que la población ashaninka se encuentra indignada porque no se cumple el estado de emergencia con la restricción de vehículos. Esto ocurre por culpa de la Marina de Guerra, de la base de Puerto Anapate, que autoriza el tránsito de vehículos, lo que representa un riesgo de contagio para la población.

Para resguardar a sus comunidades han acordado que los comités de autodefensa expulsen a las personas foráneas porque en la parte alta de la cuenca del Ene existe el problema de la excesiva circulación de vehículos.

Ángel Valerio pide al Estado Peruano que los pueblos indígenas sean reconocidos como poblaciones vulnerables y no se les escatime con la ayuda social para afrontar la crisis por la pandemia del coronavirus.

Te puede interesar:

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario