Servicios en comunicación Intercultural

Presuntos narcotraficantes, armados, perturban comunidad Flor de Ucayali

Deforestación en Flor de Ucayali. Foto: Feconau

Servindi, 26 de noviembre, 2021.- El jueves 25 de noviembre a las 4 p. m. , se reportó el ingreso de un grupo de más de diez personasq armadas quienes ingresaron al centro poblado de la comunidad Flor de Ucayali y efectuaron disparos al aire.

Dos personas ingresaron por el acceso principal, mientras que otras siete fueron vistas detrás de la vivienda del presidente de la comunidad.

Según el breve reporte compartido por el Instituto de Defensa Legal (IDL) los desconocidos estaban encapuchados y portaban armas de fuego visibles. 

Cuando un grupo de comuneros, organizados en una comisión de emergencia, recorrieron el centro poblado los invasores dispararon dos veces, sin que ninguna persona resultase herido.

Toda la población, incluyendo mujeres, niños y niñas, se refugiaron en el local comunal, atemorizados y apiñados a lo largo del salón y con las luces apagadas para no llamar la atención.

Dos guardias comunales montaron vigilancia en el acceso principal de la comunidad y el camino hacia el bosque.

Ahora mismo, no es posible establecer contacto con el segundo grupo de vigilantes por falta de acceso a telecomunicaciones (Internet y teléfono celular) reportó IDL.

Antecedentes

Los indígenas de Flor de Ucayali son amenazados por que su comité de vigilancia comunitaria se enfrenta a colonos, taladores y narcotraficantes que atentan contra sus bosques y territorios.

La ola creciente de amenazas se inició el 18 de junio de 2020 cuando los integrantes del comité encontraron a taladores dentro de su territorio. Al ver este delito que daña a la naturaleza, los shipibo decidieron decomisar la madera.

Esta decisión provocó que Saúl Martínez, presidente del comité de vigilancia comunitaria, reciba amenazas de muerte que hasta hoy no se detienen.

Otro delito ambiental ocurrió entre el 10 al 16 de agosto cuando los miembros de la comunidad, junto a representantes del Ministerio de Agricultura y Riego, realizaban el linderamiento de toda la comunidad.

Durante esos días verificaron que 30 hectáreas fueron deforestadas para la siembra ilegal de coca. Además, se encontraron con cocaleros que se negaban a salir del territorio, pese a que cuenta con titulo de propiedad comunal.  

"Todos los miembros de la comunidad Flor de Ucayali se encuentran en riesgo de ser asesinados por narcotraficantes y taladores. Si las autoridades no prestan atención a nuestra denuncia, las vidas de los defensores de los bosques podrían acabar”.

Tal fue el llamado de auxilio que realizó en setiembre de 2020 Hicler Rodríguez, apu koshi de la comunidad Flor de Ucayali, afiliada a la Federación de Comunidades Nativas de Ucayali y Afluentes (Feconau).

Tags relacionados: 
Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario