Servicios en comunicación Intercultural

Grave: agreden a comunero kakataibo por oponerse a cultivos ilegales

Erradicación de cultivos ilegales por el proyecto CORAH intenta ser frenado por los cocaleros ilegales ¿Qué harán las autoridades? Foto: Corah

Otro ataque de narcotraficantes contra un líder de comunidad nativa por oponerse a sus actividades en sus territorios. ¿Hasta cuándo? Policía se niega a recibir denuncia hasta que herido vaya personalmente a sentar la denuncia.

Servindi, 25 de setiembre, 2021.- El jueves 23 de setiembre el comunero Merino Odicio Huayta fue salvajemente atacado cuando transitaba por el camino que conduce hacia la Comunidad Nativa de Mariscal Cáceres, en la provincia de Padre Abad, Ucayali.

El comunero, de la etnia kakataibo, declaró haber sido interceptado aproximadamente a las 3 p. m. por un hombre encapuchado que apareció en medio del camino y le pidió que se detenga.

A continuación, otros dos hombres –también encapuchados– salieron del monte. Los tres empezaron a golpearlo, utilizando sus puños y también cuchillos.

Le produjeron múltiples cortes en las piernas y brazos, indica un reporte del Instituto de Defensa Legal (IDL) elaborado con fuentes directas desde el campo.

Una vez en el suelo, incluso, uno de ellos utilizó una tijera para intentar arrancarle una oreja. Una parte de ella quedó colgando.

Antes de irse, los foráneos le dijeron a Odicio Huayta que el ataque era consecuencia de haber firmado un convenio para la erradicación de cultivos ilícitos (hoja de coca) en territorio de la comunidad.

Ello se produjo con la suscripción de un acuerdo con el Proyecto Especial de Control y Reducción de Cultivos Ilegales en el Alto Huallaga (CORAH), dependiente del Ministerio del Interior.

“Así va a ser para todas las autoridades de tu comunidad. Cuando lleve, todos se mojan”, le increpó desafiante uno de los atacantes.

Odicio Huayta, en suelo y gravemente herido, fue encontrado por el conductor de un vehículo que se dirigía hacia la comunidad, a donde lo llevó para buscar ayuda.

Fue trasladado al hospital de Aguaytía para que se le brinde atención médica de emergencia. El paciente se encuentra estable y no ha perdido la conciencia. Sin embargo, siente temor de volver a ser atacado.

Un miembro de la comunidad, que prefiere mantenerse en el anonimato, se acercó a la comisaría de Aguaytía para reportar lo sucedido. El efectivo policial que lo atendió, sin embargo, le respondió que “el herido se recupere para que pueda poner su denuncia”.

Como dato de contexto, es importante señalar que el proyecto CORAH ha retomado la erradicación de cultivos ilícitos en la Comunidad Nativa de Mariscal Cáceres, después de más de un año de paralización de actividades por la pandemia.

----
Fuente: Con información del Instituto de Defensa Legal (IDL).

 

Te puede interesar:

Los kakataibo, un pueblo acechado por el narcotráfico

Foto: @idehpucp/ Twitter

Foto: @idehpucp/ Twitter

Servindi, 5 de setiembre, 2021.- El drama de vivir bajo la amenaza de morir por el narcotráfico solo por defender su territorio comunal ancestral es narrado en un reporte especial del suplemento Domingo del diario La República publicado el domingo 5 de setiembre. Seguir leyendo...

Valoración: 
0
Sin votos (todavía)

Añadir nuevo comentario